El contrato probatorio de trabajo y los despidos sin causa justa

Lcdo. Eugenio Martínez Rodríguez

3despidoUn contrato probatorio de trabajo es un documento que establece que a determinada persona se le está contratando para trabajar por un tiempo en específico, y no sin tiempo determinado. Su propósito principal es eximir al patrono de tener que cumplir con las disposiciones de la Ley de indemnización por despido sin justa causa[1], entiendase de poder dar por terminado el contrato de trabajo sin causa[2], y y sin tener que indeminizar al empleado por ello[3].

El art. 8 de la Ley de indemnización por despido sin justa causa, establece los requisitos para que una contratación sea válida como contrato probatorio, los cuales son:

  1. Que el contrato se realice por escrito;
  2. Que se haga constar la fecha en que el empleado comienza a trabajar y la fecha en que terminará el periodo probatorio;
  3. Que el periodo probatorio no exceda el término de 3 meses;
  4. que el contrato se firme antes de que el empleado comience a prestar servicios para el patron.

No obstante lo anterior, el periodo probatorio podrá extenderse hasta un máximo de 6 meses con permiso escrito del Secretario del Trabajo y Recursos Humano, y cuando los empleados estén unionados, la estipulación sobre dicha extensión podrá efectuarse por medio del convenio colectivo o acuerdo escrito entre la Unión y el patrono, sin necesidad de permiso especial del Secretario.

La ley clara y tanjantemente aclara que el incumplimiento de los anteriores requisitos hará del contrato probatorio uno ilegal y nulo, teniendo, en consecuencia, el empleado estatus de empleado sin tiempo determinado, lo cual lo hará acreedor de la indemización por despido sin causa. Por ejemplo, si empleado comienza a trabajar un lunes, y no es hasta el martes que firma el contrato probatorio de trabajo, dicho contrato será ilegal y nulo, y el empleado tendrá estatus de empleado sin tiempo determinado con derecho a indeminizacin en caso de ser despedido sin causa.

[1] Ley Núm. 80 de 30 de mayo de 1976, según enmendada

[2] La Ley establece como causa para despido lo siguiente:

(a) Que el obrero siga un patrón de conducta impropia o desordenada.

(b) La actitud del empleado de no rendir su trabajo en forma eficiente o de hacerlo tardía y negligentemente o en violación de las normas de calidad del producto que se produce o maneja por el establecimiento.

(c) Violación reiterada por el empleado de las reglas y reglamentos razonables establecidas para el funcionamiento del establecimiento siempre que copia escrita de los mismos se haya suministrado oportunamente al empleado.

(d) Cierre total, temporero o parcial de las operaciones del establecimiento.

Disponiéndose que en aquellos casos en que la empresa posea más de una oficina, fábrica, sucursal o planta, el cierre total, temporero o parcial de las operaciones de cualquiera de estos establecimientos, constituirá justa causa para el despido a tenor con este Artículo.

(e) Los cambios tecnológicos o de reorganización, así como los de estilo, diseño o naturaleza del producto que se produce o maneja por el establecimiento y los cambios en los servicios rendidos al público.

(f) Reducciones en empleo que se hacen necesarias debido a una reducción en el volumen de producción, ventas o ganancias, anticipadas o que prevalecen al ocurrir el despido.

[3] De despedirse a un empleao sin causa para ello, la ley establece que deberá pagarse la siguiente indemnización:

(a)    el sueldo correspondiente a dos meses por concepto de indemnización, si el despido ocurre dentro de los primeros cinco (5) años de servicio; el sueldo correspondiente a tres (3) meses si el despido ocurre luego de los cinco (5) años hasta los quince (15) años de servicio; el sueldo correspondiente a seis (6) meses si el despido ocurre luego de los quince (15) años de servicio;

(b)  una indemnización progresiva adicional equivalente a una (1) semana por cada año de servicio, si el despido ocurre dentro de los primeros cinco (5) años de servicio; dos (2) semanas por cada año de servicio, si el despido ocurre luego de los cinco (5) años hasta los quince (15) años de servicio; tres (3) semanas por cada año de servicio, luego de haber completado quince (15) años o más de servicio.

 

Eugenio Martínez Rodríguez, 1913

Tomado de PopJuris

La Rebelión de los Espíritus: Trabajando Todos Tenemos / Edwin Ferrer

barajasDe aquel valle bañado por resplandores solares se deslizó mi infancia humilde y me envolví en los recuerdos de un pasado entre mares y montes ardientes.

El tren rugía y se ahocicaba con la fuerza de cien leones acechando los hombros y los cuellos de los trabajadores.

Una tarde de zafra caminé la colonia Isidora y a un picador de caña miré muy triste cuando el aguador le dio de beber.  Cuando tragaba oí una ruidosa corriente que brotaba de su garganta, como si hubiesen abierto la compuerta de un sifón para dejar caer el agua al vacío y crea un hueco en el alma.

Desde que era pequeño jamás vi a un hombre que trabajara con tanto empeño.

― ¿Porque tanto afán en la jornada sin buscar recompensa?— Le pregunté.

―Trabajo y lucho por los que no trabajan, si el pueblo no lo sabe pregúntale a alguien allá arriba.

Me quedé pensativo, entonces caminando por los callejones del barrio Borinquen le comenté a la espiritista Petra Lafontaine porque no hacia un hechizo para que nuestros trabajadores no sufrieran tanto, y me contestó:

―Hay quien lucha por el que no lucha, yo pido por el que no implora y oigo por el que no escucha. Hay veces que lloro por el que no llora y te diré, si estos hombres no trabajaran como las abejas no comerían de su miel, trabajando todos tenemos.

La madama se metió en su cuarto y la oí suplicar gritando que terminara esta barbarie. Dos días después terminó la zafra y se molestó porque todos los picadores sin trabajo estaban jugando dados y barajas detrás de su pocilga con un pitillo en la boca; otros sostenían un pasaje de ida en la mano, listos para emigrar.

 

Edwin FerrerEdwin Ferrer, Kaminero, sept. 2014

Semana feriada / Aníbal Colón de la Vega

¿Por qué no trabaja usted, caballero?
Es que soy muy religioso, por cierto.
Guardo los viernes, cual mahometano,
cuando no me invitan los venusianos.
Yo me declaro judío los sábados,
o sigo el culto de los saturnianos.
Santifico los domingos, mi hermano,
tal que firme católico romano,
si no celebro los solares rayos.
Los lunes rezo en lunático,
y los martes soy marciano;
los miércoles, mercuriano;
los jueves, jupiteriano.
Siendo policreyente consumado,
niego el consejo de Pablo:
ni me esfuerzo ni trabajo,
ya que todos los días son feriados.
 
© Anibal Colon de La Vega

Reclaman oportunidades de empleo

Comunicado enviado por Wanda I. Rodríguez

DesempleoUn grupo de vecinos de las comunidades El Coquí, Las Mareas, Aguirre y San Felipe, todas en Salinas, reclamaron a la alcaldesa de su pueblo Karilyn Bonilla la contratación de trabajadores(as) de las comunidades marginadas del municipio en los proyectos que se están desarrollando actualmente y los que están próximos a comenzar.

El Municipio de Salinas atraviesa por un índice elevado de un 27% de desempleo. El grupo de vecinos de este pueblo en busca de trabajo, que al momento sobrepasa las 250 personas identificadas, tiene el respaldo de la Junta Comunitaria de El Coquí en Salinas y la Iniciativa para el Eco Desarrollo de la Bahía de Jobos. El grupo se propone además realizar un censo del nivel de desempleo en las comunidades y desarrollar un comité que potencie la exigencia de esta población para que el Municipio y su legislatura garanticen que los proyectos que se están desarrollando en Salinas den prioridad de trabajo a los sectores desfavorecidos del municipio.

“Los distintos proyectos de desarrollo económico en el municipio de Salinas utilizan nuestros recursos, ocupan nuestros terrenos pero no toman en cuenta a la población y su falta de empleo para ocupar dichos puestos de trabajo. Instamos a la Honorable Alcaldesa y la legislatura municipal a que promuevan que los contratistas empleen a las personas que pertenecen a los sectores más desfavorecidos, especialmente a los jóvenes y las mujeres madres solteras.

“Quien está desempleado o empleado parcialmente, padece efectos y consecuencias profundamente negativas y corremos el riesgo de quedar al margen de la sociedad y de mantenernos en la exclusión social. Además de los jóvenes, este drama afecta también a las mujeres, que encuentran en mayores dificultades en la búsqueda de empleo. Esto redunda en un menor desarrollo económico y social del municipio. El trabajo es vital para formar y mantener a la familia, adquirir una vivienda y contribuir al desarrollo de nuestras comunidades”, expresó Carlos Colón Beltrán, residente de El Coquí.

El grupo hizo llegar a la alcaldesa cartas firmadas por las personas desempleadas de El Coquí, Las Mareas, Aguirre y San Felipe, y no descartaron realizar actividades para llamar la atención sobre sus reclamos.

¿Se acerca el fin del sistema económico tal como lo conocemos?

Para los preocupados por la crisis económica mundial leer diversos puntos de vista puede ayudar a descubrir elementos fundamentales que están presentes en las actuales circunstancias y que necesariamente serán determinantes en el desenlace de esta etapa de la historia de la humanidad. Independientemente de cómo enfoquemos este momento, el artículo del teólogo Leonardo Boff contiene unas predicciones sobre el camino que lleva la humanidad que es preciso tomar en cuenta a la hora de enfrentar la crisis.

¿Crisis terminal del capitalismo?

Leonardo Boff, 24-Junio-2011

Vengo sosteniendo que la crisis actual del capitalismo es más que coyuntural y estructural. Es terminal. ¿Ha llegado el final del genio del capitalismo para adaptarse siempre a cualquier circunstancia? Soy consciente de que pocas personas sustentan esta tesis. Dos razones, sin embargo, me llevan a esta interpretación.

La primera es la siguiente: la crisis es terminal porque todos nosotros, pero particularmente el capitalismo, nos hemos saltado los límites de la Tierra. Hemos ocupado, depredando, todo el planeta, deshaciendo su sutil equilibrio y agotando sus bienes y servicios hasta el punto de que no consigue reponer por su cuenta lo que le han secuestrado. Ya a mediados del siglo XIX Karl Marx escribía proféticamente que la tendencia del capital iba en dirección a destruir sus dos fuentes de riqueza y de reproducción: la naturaleza y el trabajo. Es lo que está ocurriendo.

La naturaleza efectivamente se encuentra sometida a un gran estrés, como nunca antes lo estuvo, por lo menos en el último siglo, sin contar las 15 grandes diezmaciones que conoció a lo largo de su historia de más de cuatro mil millones de años. Los fenómenos extremos verificables en todas las regiones y los cambios climáticos, que tienden a un calentamiento global creciente, hablan a favor de la tesis de Marx. ¿Sin naturaleza cómo va a reproducirse el capitalismo? Ha dado con un límite insuperable.

Él capitalismo precariza o prescinde del trabajo. Existe gran desarrollo sin trabajo. El aparato productivo informatizado y robotizado produce más y mejor, con casi ningún trabajo. La consecuencia directa es el desempleo estructural.

Millones de personas no van a ingresar nunca jamás en el mundo del trabajo, ni siquiera como ejército de reserva. El trabajo, de depender del capital, ha pasado a prescindir de él. En España el desempleo alcanza al 20% de la población general, y al 40% de los jóvenes. En Portugal al 12% del país, y al 30% entre los jóvenes. Esto significa una grave crisis social, como la que asola en este momento a Grecia. Se sacrifica a toda la sociedad en nombre de una economía, hecha no para atender las demandas humanas sino para pagar la deuda con los bancos y con el sistema financiero. Marx tiene razón: el trabajo explotado ya no es fuente de riqueza. Lo es la máquina.

La segunda razón está ligada a la crisis humanitaria que el capitalismo está generando. Antes estaba limitada a los países periféricos. Hoy es global y ha alcanzado a los países centrales. No se puede resolver la cuestión económica desmontando la sociedad. Las víctimas, entrelazas por nuevas avenidas de comunicación, resisten, se rebelan y amenazan el orden vigente. Cada vez más personas, especialmente jóvenes, no aceptan la lógica perversa de la economía política capitalista: la dictadura de las finanzas que, vía el mercado, somete los Estados a sus intereses, y el rentabilismo de los capitales especulativos que circulan de unas bolsas a otras obteniendo ganancias sin producir absolutamente nada a no ser más dinero para sus rentistas.

El propio aspecto del capital que creó el veneno es el que lo puede matar: al exigir a los trabajadores una formación técnica cada vez mejor para estar a la altura del crecimiento acelerado y de la mayor competitividad, creó involuntariamente personas que piensan. Éstas, lentamente van descubriendo la perversidad del sistema que despelleja a las personas en nombre de una acumulación meramente material, que se muestra sin corazón al exigir más y más eficiencia hasta el punto de llevar a los trabajadores a un estrés profundo, a la desesperación, y en algunos casos, al suicidio, como ocurre en varios países y también en Brasil.

Las calles de varios países europeos y árabes, los “indignados” que llenan las plazas de España y de Grecia son expresión de una rebelión contra el sistema político vigente a remolque del mercado y de la lógica del capital. Los jóvenes españoles gritan: «no es una crisis, es un robo». Los ladrones están afincados en Wall Street, en el FMI y en el Banco Central Europeo, es decir, son los sumos sacerdotes del capital globalizado y explotador.

Al agravarse la crisis crecerán en todo el mundo las multitudes que no aguanten más las consecuencias de la superexplotación de sus vidas y de la vida de la Tierra y se rebelen contra este sistema económico que ahora agoniza, no por envejecimiento, sino por la fuerza del veneno y de las contradicciones que ha creado, castigando a la Madre Tierra y afligiendo la vida de sus hijos e hijas.

Leonardo Boff es Teólogo / Filósofo y autor de Proteger a la Tierra-cuidar de la vida: como evitar el fin del mundo, Record 2010.

Fuente: Koinonia
[ Traducción de JMG]

El jardín del vecino siempre luce más atractivo / por María del Carmen Guzmán

Muchos dicen que mi trabajo es envidiable. Alegan que salir fuera del pais, dormir en hoteles con dietas, un buen salario y coche nuevo, es como andar de vacaciones.

¡Si supieran!

Me gustaría que se pusieran mis zapatos y sombrero por solo un instante.

Llegar a un lugar que acaba de ser azotado por un terremoto, tornado, huracán, ataque terrorista o unas simples inundaciones y con la ayuda de un GPS viajar por tres a cinco horas hasta llegar al lugar asignado no es puro cuento. Ver que llega una persona y se sienta frente a mi escritorio y al preguntarle “¿En qué puedo servirle? Se echa a llorar y entre sollozo y sollozo me cuenta como un helicóptero militar le rescató del techo de su casa o narra como la llevaron a un hospital y al preguntar por sus hijos o su esposo, le indican, con la mirada, que es la única sobreviviente. O peor aún, que se presente una madre con su niño de algunos tres años y al regalarle un juguete me diga: “¿Este no se lo llevará la tormenta?

O quizás se siente frente a mí un hijo de buena madre (pues qué culpa tiene de haber engendrado tal individuo) y luego de indicarle que no es elegible para ayuda, me insulte a la mía ya fallecida, porque cree que el dinero del gobierno lo tengo en el bolsillo y no quiero soltarlo.

O muchísimo peor aún, que tenga que sentarme al lado de un compañero de trabajo que piensa que él o ella deben tener mi puesto de supervisor porque cree que su raza es superior a la mía dedicándose a hacerme la vida de cuadritos para ver si en algún momento me falla el intelecto y puede justificar sus prejuicios y satisfacer su ego.

El que puede sentarse de doce a catorce horas frente a situaciones de dolor y sufrimiento y al lado de seres envidiosos y racistas, merece dormir, aunque sea por unas pocas horas, en una cama de lujo que el cansancio y abatimiento no le permiten percatar siquiera.

© María Del Carmen Guzmán

Se prende la llama de la protesta tipo Egipto en el estado de Wisconsin / Democracy Now

El estado de Wisconsin está situado en la región de los lagos en el llamado Medio Oeste de los Estados Unidos. Esta región de los lagos ha sido tradicionalmente el corazón industrial y agrícola del país. Del otro lado del Lago Michigan se encuentra la ciudad de Detroit, cuna de la industria automovilística del país. Wisconsin es tal vez un estado más agrícola, es conocido por sus productos lácteos en general y por el queso en particular, aunque fue y hasta cierto punto sigue siendo un estado cuya economía se basa en las manufacturas y la producción de herramientas. Desde un punto de vista político, Wisconsin es un estado peculiar, pues es la patria chica del senador republicano anticomunista Joseph McCarthy, pero también cuna de AFCSM, uno de los sindicatos más grandes de funcionarios públicos y enfermeras del país.

Desde enero del 2011 Wisconsin tiene un gobernador republicano, Scott Walker. Walker, que era el candidato “moderado” del Partido Republicano, nada más jurar su cargo y con una mayoría sólida en la asamblea estatal, otorgó una amnistía fiscal a empresas multinacionales y estatales que costó a las arcas del estado 170 millones de dólares. Para compensar este regalo, el gobernador Walker decidió unilateralmente suspender los derechos de negociación de todos los sindicatos de trabajadores públicos y doblar la cantidad de contribuciones que éstos hacen al fondo de pensiones. La legislación laboral estadounidense regula las relaciones de empresas privadas a nivel federal, pero delega la regulación de los empleados públicos en cada uno de los estados. Por eso Walker cuenta con todo el poder legislativo en su mano para imponer medidas de corte draconiano que hagan literalmente imposible la continuidad de los sindicatos de trabajadores del sector público. Entre otras medias, Walker quiere forzar a los sindicatos a celebrar un plebiscito que les legitime anualmente, prohibir las deducciones automáticas de las contribuciones sindicales y restringir drásticamente los derechos de negociación de los sindicatos.

Por si quedara alguna duda de sus intenciones, Walker convocó a la Guardia Nacional para sofocar cualquier conato de protesta. Sin embargo, los ciudadanos de Wisconsin han salido a la calle para desafiar el estado de sitio impuesto por el gobernador. El jueves pasado 30.000 estudiantes fueron a la huelga y llevan tres días sin ir a clase; ayer viernes la ciudad de Madison, sede del gobierno estatal, se vio inundada por miles de manifestantes de todas partes del estado, maestros y profesores han declarado una huelga indefinida, los estudiantes del sindicato de profesores asistentes de la Universidad de Wisconsin en Madison han ocupado los jardines del capitolio con una acampada de protesta y, tal vez lo que es más importante, los ciudadanos del estado de Wisconsin están cien por cien detrás de sus maestros, policías, bomberos, empleados municipales, bedeles y funcionarios. Los Green Bay Packers, el equipo local de fútbol americano, flamante campeón de la Super Bowl  (la liga nacional) han emitido un comunicado expresando su apoyo a los trabajadores y las protestas; varias iglesias también han declarado su apoyo. Los congresistas demócratas, ante la avalancha de protestas populares, se encuentran actualmente viajando fuera del estado para tener una excusa legal y no acudir a la votación en la que se aprobarían estas medidas.

En el resto del país se han convocado manifestaciones de apoyo a las protestas de Wisconsin. Es pronto para decir si las protestas podrían extenderse o si se puede tratar de una reverberación de las olas revolucionarias del Norte de África (como algunos sugieren tal vez exageradamente), lo que sí está claro es que el neoliberalismo sólo puede seguir avanzando o sosteniéndose en una huida hacia adelante: exigiendo más privatizaciones dentro del sector público, aumentado la edad de jubilación, aumentando las contribuciones al fondo de pensiones, desarmando a los sindicatos para imponer recortes salariales, atacando incluso la financiación de clínicas, como Planned Parenhood, que garantizan los derechos reproductivos de las mujeres.

Las protestas de Wisconsin son sólo la punta del iceberg, forman parte de un ataque contra los pocos sindicatos e instituciones públicas del país que quedan en pie, perfectamente programado por la mayoría republicana tanto a nivel federal como a nivel estatal. Esta nueva mayoría ultraliberal cuenta, por mucho que se empeñen en disfrazarlo, con el apoyo explícito del gobierno de Obama que, entre otras cosas, acaba de aprobar el presupuesto económico más regresivo de la historia desde los gobiernos de Reagan y Eisenhower. La cuestión es hasta cuándo puede el pueblo norteamericano tolerar este nivel de agresión. Bien pudiera ser que en Wisconsin se encendiera la mecha de una rebelión mayor, es cuestión de tiempo.

Para más información en inglés:http://www.democracynow.org/2011/2/18/its_people_power_as_tens_of

Tus manos / Los Panderos de Salinas

El talento de los Panderos de Salinas vuelve a manifestarse en esta composición enviada por Ricki Martínez.  Escuche este festivo homenaje a la gente que con sus manos hace realidad toda la pasión y el amor que brota de su ser, para manifestarse en artes, objetos y servicios. Esplendorosa combinación de talentos que resulta en este hermoso video realizado por Judymar Colón Díaz.

Gracias por mi trabajo, a pesar de la Ley de Cierre / Marinín Torregrosa Sánchez

Señor soy una más de Tus hijas, de las que madrugan a trabajar todos los días y en la fecha de cobro se enredan con las matemáticas y las tentaciones. Hoy te doy gracias por cada día de cansancio, por cada rabieta de mi jefe, por los clientes, por mi trabajo.

Te agradezco cada minuto de mi jornada aunque me la redujeron de 40 horas a 30. Gracias porque trabajo horarios rotativos, por lo tanto eso de la nueva ley de Cierre no es tan nuevo para mí.  Tu estas en todas partes y el día tiene 24 horas, si distribuyo bien el tiempo puedo cumplir con la familia, el trabajo y Contigo.  Siento que contribuyo a la economía de mi isla y también te doy gracias por ello.  Dicen que la gente tiene los mismos o menos chavos y el desempleo es cada vez mayor, pero nada, vamos adelante con Tu ayuda.  Por lo menos ahora tienen más tiempo de irse a gastar lo que no tienen y a distraerse en el mall sobre todo los domingos.

Señor, hoy pido Tu iluminación Divina para nuestro Gobernador. Ya que derogamos el domingo como día de descanso, familiar o religioso, por qué no permite que se unan todas las agencias del gobierno a trabajar ese día también. Concédele esa mente visionaria, futurista para mejorar los servicios a los ciudadanos.

¡Cuánto me gustaría un domingo en la mañana ir a la Colecturía a pagar el boleto de tránsito que me dieron hace meses y que por falta de tiempo ya debe ir por los $300!  Solicitar los servicios de agua y luz, los permisos de ARPE. Tantos padres que podrían resolver la tragedia familiar cuando ASUME retiene la pensión de sus hijos, aunque sea descuento directo de nómina. El Departamento de la Familia, visitando casos y abriendo otros. Los Tribunales, mi Dios, podrían también los domingos salir de la estiba de casos que llevan tiempo sin solucionar. Las Alcaldías abiertas, qué mejor día que un domingo a eso de las 2 y media de la tarde para debatir los problemas de las comunidades especiales en un ambiente de cordialidad, con un cafecito. Los empleados de limpieza, el domingo es cuando más basura se genera, que agradable sensación del deber cumplido tendrían esos trabajadores recogiendo la basura en nuestros barrios un domingo a la 1:00 de la tarde. Señor, que nazca la vocación al trabajo no importa el día igual que lo hacen los policías, enfermeras, guardias penales y bomberos.

Gracias por nuestros niños, jóvenes y maestros. Permite que se reparta el pan de la enseñanza los domingos de 10 de la mañana a 5 de la tarde para que así cultivemos y se multipliquen cerebros en lugar de días feriados.

Señor, que sea nuestro Gobernador ejemplo de entrega y que sus domingos los pueda alternar con el Secretario de Estado, igual que hacemos nosotros entre compañeros en la empresa privada, a pesar de eliminarse la justa paga por tiempo extra trabajado.  Igual los representantes, senadores, jueces, maestros, empleados gubernamentales y municipales. No le aceptes eso de Gobernador o legislador a tiempo completo, sé justo que yo también soy vendedora a tiempo completo y necesito mis domingos libres de vez en cuando.  Aparte que sus domingos no se comparan con los míos. No tengo chofer ni helicóptero. Pero gracias Dios Mío porque los que están conmigo es por cariño, no por interés.

Lo más importante Mi Dios: gracias porque vivo en una democracia y me puedo expresar libremente.  Líbrame de los temores de perder el trabajo mañana, que me nieguen los cupones, que se atrase el cheque del desempleo y que no cualifique para el plan de la Reforma. Con tu mano poderosa descongela todas las plazas para que puedan emplear a mis vecinos, que hoy en lugar de la cena, me acompañan con un desayuno a darte gracias, Señor, porque no hay gobierno que pueda amilanar ni abatir el espíritu del puertorriqueño.

©Marinín Torregrosa Sánchez