Caney de la Fama anuncia la clase de Exaltados del 2016 / por Jossie Alvarado

Con un miembro del Salón de la Fama del beisbol de las Grandes Ligas, dos inmortales del Pabellón de la Fama del Deporte Puertorriqueño, un pelotero del Recinto Inmortales del Beisbol Aficionado, un campeón bate de una Serie Mundial y dos medallistas de oro Centroamericano se dio a conocer en Salinas lo que será la clase de 2016 del Caney de la Fama, la Cultura y el Deporte Salinense.

Varios ex atletas de Salinas se dieron cita en el Rest. Ladi’s en la Playa de Salinas en apoyo a los nuevos inmortales salinenses; Santos Alomar Sr., Cholo Espada, Julito Martínez y Paco Matos durante la conferencia de prensa. Se informo allí que el 30 de enero de 2016 será la ceremonia de exaltación en la Plaza Publica de Salinas. El Caney ha estado por los pasados doce años en silencio. Gracias a la gestión de un grupo de deportistas salinenses será una realidad el Caney. La alcaldesa de Salinas Hon. Karilyn Bonilla Colon hizo el anuncio de que en la Escuela de Bellas Artes Santiago R. Palmer estará el Museo del Caney de la Fama, la Cultura y el Deporte Salinense. La historia cultural y deportiva de Salinas es rica, con esta iniciativa se reafirma el interés y compromiso de preservar la historia de Salinas.

Los siete nuevos exaltados para la clase de 2016 serán: En Beisbol, Roberto Alomar Velázquez, 10 veces ganador de Guante de oro, 12 Juegos de Estrellas, cuatro bates de plata, MVP Juegos de Estrellas 1998, ingresado al Salón de la Fama en Cooperstown en el 2011. Santos Alomar Velázquez, Novato del Año liga Americana 1990, seis Juegos de Estrellas, MVP Juego de Estrellas de 1997, guante de oro en el 1990. Ricardo Alberto Ledée Colon (Ricky), campeón bate en la Serie Mundial de 1998 con los Yankees de New York, ganador de dos sortijas de Serie Mundial (1998-99). Nelson Enrique Malavé Torres, miembro del Recinto de Inmortales del Beisbol Aficionado de PR, participo por 25 temporadas con los Peces Voladores de Salinas, alcanzo la cifra de 600 hits (632), participo en cinco juegos de Estrellas.

En la disciplina del baloncesto; Rubén Colon de Alba, medallista de oro Juegos Centroamericanos, Juegos de la Buena Voluntad, Centro Basket, Liga Atlética Interuniversitaria, seis veces miembro de la Selección Nacional de Puerto Rico.

En Atletismo; Rumildo Cruz Quiñones, uno de tres hermanos inmortales Rolando y Rubén, del Deporte Puertorriqueño. Rumildo fue campeón de PR en el triple salto Justas Intercolegiales, medallista en Juegos Centroamericanos e Iberoamericanos, inmortal del Deporte Puertorriqueño en el 2004. Javier Soto, medallista de oro en la carrera de 800 metros en los Juegos Centroamericanos Ponce 93, medallista de plata Centroamericanos Universitarios, medallista de oro en las Justas Interuniversitarias, y  siete veces miembro de la Selección Nacional.

Representado estará, la Urb. Monserrate, Ext. La Carmen, Poblado Coquí, Comunidad Coco y el Caserío Modesto Cintrón en esta Clase de 2016. Enero 30 es la cita en la Plaza Publica de Salinas. Reconocer los méritos, de estos grandes salinenses que le han dado lustre y gloria a Salinas.

por Jossie Alvarado

Libros / Fernando Pico: Puerto Rico y la sequía de 1947

En 1840 el gobierno superior de Puerto Rico nombró a Agustín Colón Pacheco capitán poblador para erigir el nuevo pueblo de Salinas. Esa encomienda coincidió con un ciclo de escasas precipitaciones en el sur de la Isla que terminó afectando a todo el País en 1847. Los estragos causado a la economía agropecuaria de Salinas durante cinco años de sequía moderada y severa provocó que los vecinos propietarios solicitaran posponer la fundación del pueblo por hallarse muchos de ellos casi en la ruina y impedidos de contribuir al erario municipal. Vistas las dificultades por las autoridades gubernamentales e instigado por personas interesadas en controlar la distribución de las tierras baldías de la zona, el gobierno español decretó la anexión del territorio de Salinas a Guayama en el verano de 1847.

srs

Fernando Picó
En su publicación más reciente, Puerto Rico y la sequía de 1847, el historiador Fernando Picó hace un análisis detallado de algunos de los sucesos que provocaron y fueron provocados por la sequía de 1847 en Puerto Rico. Como es su costumbre, Picó utiliza una variedad de fuentes documentales: varios fondos del Archivo General de Puerto Rico — Municipios, Tribunales, de gobernadores españoles, y Diputación Provincial además de periódicos de la época y archivos parroquiales. Como en otros estudios, Picó estudia el fenómeno de la sequía desde su impacto en la cotidianidad de los puertorriqueños, particularmente agricultores, jornaleros, amas de casa y niños. Estudia la respuesta, o la ausencia de una, de las autoridades a las condiciones que provocan las sequías. Investiga su impacto en las tasas de mortandad, en las migraciones internas del país, en la producción agrícola y la repartición del recurso agua. Y, lo que es muy importante en la era de “globalización” y el cambio climático, coloca este proceso ambiental en un contexto global. Trae a colación las sequías en Europa durante esta misma época y sus implicaciones para poder entender por ejemplo las revoluciones de 1848. Incluye datos también de sequías simultáneas en América del Norte, el Caribe, América del Sur y Asia.
Fuente: Colección Jesús T. Piñeiro – UNE

La Plaza / Josué Santiago de la Cruz

Plazasalinas1950

 

I

*

En la plaza está Rubén,
Con su hermano, conversando,
Y Pascasio, relajando,
Con Gagute y con Ariel.
Pasa de largo Daniel,
Arrastrando su mondongo,
Y no lejos, Quirindongo,
Camino hacia El Malecón,
Va yoguiando con Ratón
Y Maximiliano, El Mongo.

*
II

*
Juaniquillo está brillando
Zapatos en una esquina,
Mientras un grupo patina
Por las aceras, bullando.
Casimiro va cantando,
Diciendo así: ¡Tan, cayó!
Y allí mismo se formó,
Con Pantera, un vacilón,
Cuando Julín, bien burlón,
De súbito apareció.

*
III

*
La gente empezó a reír,
A pata suelta, recuerdo,
Y se pusieron de acuerdo
Que debía yo escribir
Aquella historia y seguir,
Sin dejar nada olvidado.
Por eso aquí, con cuidado,
Les cuento lo que pasó,
Según lo recuerdo yo,
Este precioso legado.

*

IV

*
Desde el balcón, don Segundo,
A todos amonestó:
“¡Qué bandoleros son tos!”,
Nos dijo, bien iracundo.
En eso Dante, profundo,
Un discurso improvisó
Y don Segundo calló
Al escuchar sus razones,
Las sabias cavilaciones
Que genialmente enhebró.

*
V

*
Caribe, bien despacito,
Por la Luis Muñoz Rivera,
Caminaba por la acera
Dialogando con Minguito.
No muy lejos, Rey Cholito,
Sin más ni más, saludó,
Y a los dos él invitó
A la Plaza a tertuliar:
Mejor dicho, a vacilar,
Les dijo y se los llevó.

*
VI

*
Don Ramón, el piragüero,
La de frambuesa voceaba
Y el tamarindo le untaba
Encima, como aguacero.
Se formó alli un reperpero
Alrededor del carrito,
“Ráspamela de coquito!”,
Un mozalbete chilló,
Y don Ramón le salió
Con un soberano grito.

*
VII

*
Ya Dante hubo terminado
Aquel discurso florido
Y el cielo, empalidecido,
Empezó a verse nublado.
Paco Otero hubo pasado,
Dejando aquella fragancia
Que a todos, con elegancia,
Nos hizo entrar en mutismo,
Salinas en el abismo
No hace alardes de arrogancia.

*
VIII

*
Dando tumbos por la acera
Velorio venía, avanzando,
Y entre dientes, murmurando,
Una frase farfullera
Se formó una balacera
De burlas que él contestó
Con las piedras que lanzó
Contra la muchachería
Y una enorme gritería
Allí mismo se formó.

*
IX

*
Moncho Espada que venía
Por la acera de Blas Buono,
Lo vi correr, como mono,
Al ver aquella anarquía.
Jorgito, con sangre fría
A Velorio interpeló
Y no sé lo que pasó,
Lo que el hijo de Calolo
Le dijo, que luego todo,
De inmediato se calmó.

*
X

*
La sangre no llegó al río
Pero muy cerca que anduvo,
Pues Velorio se contuvo
Y se aplacó el griterío.
El sol estaba bravío,
Trepado en la lejanía,
Mas el calor que acá hacía
La apaciguaba la brisa
Pues en Salinas la risa
Era el pan de cada día.

*
XI

*
Paquito Matos y Bin
Llegaron al poco rato,
El Chuchin, igual El Sapo,
Calambre, también Vitín.
Y hasta la plaza, Paquín
Del pan su arroma llegaba
Y hacia allá me encaminaba
Para comprar un bollito
De aquel pan tan calientito
Que a mi tanto me gustaba.

©JSC

 

Engalanar la ciudad

Las ciudades se tornan señoriales cuando sus habitantes cuidan la calidad del entorno.  Cuando se armoniza la obra humana con la naturaleza para realzar el paisaje.  Cuando se valora el hábitat para identificar atributos con el propósito de que la ciudad con sus zonas rurales se distinga por su belleza y elegancia.

El paisaje se enaltece cuando cada pedacito de la ciudad, desde el más sencillo hasta el más opulento, proyecta encanto y viveza. Lo deseable es que los parajes, las casas, las calles y caminos resalten la vitalidad y el esplendor natural del paisaje desde las realidades sociales prevalecientes, la cultura y la historia.  Que las barriadas residenciales proyectan con natural entereza las desigualdades pero también el solidario abrazo de sus habitantes por mejorar el entorno, prueba de apego comunal y ansias de superación. En otras palabas, la complejidad y la diversidad de los problemas no es causa de inercia, por el contrario nace de la gente la noción de luchar por el cambio en medio de la cual la belleza es concebida como bandera que se enarbola a favor de la protección del entorno que sostiene la vida.

Monumento a Pedro Albizu Campos

Monumento a Pedro Albizu Campos

Construir, restaurar y conservar apegado al desarrollo humano y al respeto por la  naturaleza es correcto  camino hacia el bienestar común.  Cuando esa noción triunfa el poblado, la aldea o la ciudad palpitan abrazados  al entorno y los recursos que provee el entorno son la base de la prosperidad porque se utilizan con entendimiento y talento.

Adquirida esa conciencia corresponde formalizar la visión de ciudad deseada, es decir adscribirla un propósito estratégico.   A corto y largo alcance se planifica para ir posesionando ante los diversos públicos  la idea diferenciadora, es decir la marca que la distingue de otras jurisdicciones. Se trata de un acto creativo con el aval colectivo para difundir los rasgos que la hacen única y diferente, ese lugar real  donde quieres vivir o el que deseas visitar.

En el caso de Salinas, los parajes costaneros son atractivos naturales que posibilitan desarrollar una industria ecoturística. Los bosques de manglares, el estuario, los islotes y la fauna seducen al visitante que le gusta recrearse en paisaje marinos.  Aquí disfrutar de las riquezas marinas desde una soleada orilla playera, pasear en bote, navegar en veleros, kayakear, esquiar sobre el mar, pescar o simplemente caminar por las veredas costeras son experiencias inolvidable.­­­­­ Todo eso acompañado de las delicias gastronómicas que ofrece la capital internacional del mojo isleño.

Para desarrollar un destino turístico las iniciativas públicas y privadas son de vital importancia.  Levantar la infraestructura necesaria y habilitar instalaciones para los visitantes está supeditado no solo a una cultura de buen servicio sino también a cuidar el entorno y embellecer el paisaje.   La ruta que transitan los visitantes, además de las bellezas naturales, cobran valor cuando reflejan la historia y la cultura del lugar.

El arte expuesto en exteriores es un intento humano por engalanar el paisaje o confrontarlo para provocar sensaciones y pensamientos que recuerden el inevitable vínculo de nuestro quehacer con el entorno. Artes como la arquitectura, la pintura y la escultura intervienen en el paisaje desde tiempos remotos.  El monumento, expresión artística construida para recordar un acontecimiento relevante o en memoria de un personaje, se empotra en los espacios como documento que refiere a los logros y conflictos humanos. Esos silentes testigos de la historia logran el cometido de distinguir la ciudad para orgullo de sus habitantes y admiración de los visitantes.

srs

Alcaldesa de Salinas ofrecerá mensaje de presupuesto esta noche

Arte de la Alcaldeza de Salinas

En medios de grandes expectativas por la situación económica del país la Alcaldesa Karilyn Bonilla presentará esta noche  su segundo mensaje de presupuesto ante la Legislatura Municipal de Salinas.

El mensaje se proyecta como uno optimista en momentos que muchos municipios enfrentan un panorama de recortes y dificultades ante posibles gastos inesperados. El caso más reciente y dramático es el del municipio de Ponce que ha anunciado recortes en el salario y la jornada de trabajo de la mayoría de sus empleados.

No obstante, en el caso de Salinas al parecer el proyectado presupuesto para el próximo año fiscal habla positivamente de la labor administrativa que está realizando la Alcaldesa a pesar de la situación económica que prevalecen en el País.

Según la opinión generalizada, los estilos de gestión gerencial dinámica y la cercanía con el pueblo  han sido factores claves en los logros que ha alcanzado la actual administración municipal de Salinas. Sin embargo, el mayor reto sigue siendo como dar dinamismo a la economía local para crear  medios de trabajos y bienestar.

El mensaje de presupuesto se llevara a cabo en la Plaza Museo de Los Fundadores a partir de la 6:00 pm.

 

Caminando sobre mi historia

Por: Víctor Alvarado Guzmán

Ese domingo de octubre de 2013 estuve despierto desde las cinco de la mañana. Mi hijo, Víctor Daniel, se metió a mi cama huyéndole al frío y buscando el calorcito de sus padres. El se durmió de inmediato y yo no pude dormir más. De pronto recordé que llevaba mucho tiempo tratando de comenzar a hacer ejercicios. Hice varios esfuerzos mentales, hasta que tuve el suficiente ánimo para levantarme e irme a caminar. “Buenos días Papá Dios y bendición mami”, mis primeros dos pensamientos siempre que me levanto de la cama.

A pesar de que el sol aún no salía por el horizonte, la mañana no estaba tan fría como pensé que estaría. Calenté un poco antes de comenzar a caminar, encendí el mp3 y empecé la faena con la canción “Faithfully” del grupo Journey sonando en mis oídos. Salí de mi casa en puntillas, no por la gente que dormía, sino para no alertar a una jauría de perros que estaban cerca.

DSCN0859.JPGComencé a caminar alejándome de la Urb. Evelymar, en dirección del semáforo del delfín. El sol apenas se asomaba tras mis espaldas, cuando llegué hasta la Plaza Monumento a Don Pedro Albizu Campos, en la avenida que lleva su nombre. Imponente su figura con el puño levantado. “La Patria es valor y sacrificio”, una de sus frases que más grabadas tengo en mi alma. Y pensar que el 12 de enero de 2013 se hizo historia en Salinas, cuando se inauguró la Plaza Monumento a Don Pedro. Según el licenciado José Enrique “Quique” Ayoroa Santaliz, en Puerto Rico sólo hay tres pueblos que tienen una estatua de Don Pedro: Mayagüez, Ponce y ahora Salinas.

Doblé hacia la izquierda en el semáforo y comencé a acelerar el paso. Llegué hasta lo que conocemos los salinenses como el Callejón de la Playa. De inmediato vino a mi consciente la imagen de mi papá enseñándole a guiar a mi mamá en ese mismo callejón, en un Maverick verde con capota blanca. En ese tiempo aún el área era un cañaveral y las calles de tierra. Mi hermana Gloria y yo íbamos en la parte de atrás del carro, y mami llegó conduciendo justo hasta el cruce con el callejón. Al otro lado de la calle había un tractor estacionado. Mi mamá iba a doblar a la derecha (hacia La Playa), y tratando de alejarse del tractor, metió el carro en la zanja a la orilla de la calle. Tremendo susto nos llevamos.

Seguí mi caminata y me encontré con una parte importante de mi niñez: las ruinas de la fábrica Westinghouse, luego ABB (donde trabajó mi madre por 11 años), la Urb. La Margarita, el caserío Brisas del Mar (donde viví parte de mi niñez) y el área donde volaba chiringas cuando niño. Recuerdo mi chiringa marca Gayla, color negra, con grandes ojos y una larga cola amarilla. Qué mucho nos divertíamos en esa área. Lástima que fuera ocupada por una fábrica, pues les quitó el espacio a los niños y niñas de Brisas del Mar y La Margarita que volaban sus chiringas allí. Total, la fábrica está cerrada.

Detrás de ese espacio, hay una bomba de agua en un camino que lleva a otra fábrica. Durante mi adolescencia y juventud, venía en bicicleta con mis amigos desde la Urb. Las Mercedes y la Urb. Las Antillas, a abrir la bomba para darnos un chapuzón. Siempre pendientes a la policía o los bomberos, para salir corriendo a tiempo.

2013-12-09+06.43.47.jpgDejando atrás esa parte de mi niñez, venía caminando de regreso por la Albizu. A la orilla de la calle me encontré con un gato muerto. Pensé en la película Avatar, donde los nativos del planeta Pandora, cuando mataban un animal, oraban por ellos. Quizás necesitamos ser más sensible con nuestros animales. Y quizás los gatos deben ser más astutos y no lanzarse a la carretera en el momento que pasa un carro. Las complicaciones de invadir los hábitats naturales.

Ya el sol calentaba y los autos comenzaban a pasar con más frecuencia. Casi al llegar de vuelta al semáforo del delfín, miré con detenimiento la construcción del centro comercial. Donde está el Supermercado Selecto y otros negocios que se han construido en el área. Muchas personas piensan que este tipo de construcción son signos de desarrollo y progreso. Con el tiempo olvidamos los antiguos árboles que había frente al parque de pelota y a la Urb. La Arboleda, y que no hicimos nada por protegerlos. Sólo el amigo René Torres, residente de la Urb. La Margarita, tuvo la valentía de acercarse a cuestionar a los conductores de las palas mecánicas y en minutos apareció la policía. Por mucho tiempo lamenté no haber podido llegar al área y tratar de detener de alguna forma el asesinato de los árboles.

Para colmo, los terrenos donde aún se levantan más edificios y que consumirán nuestra agua, fueron rellenados con las tóxicas cenizas de carbón. Me contó uno de los amigos que trabajó en ese proyecto, que cuando se rellenó toda esa área en el 2007, la directora de la Escuela Superior Stella Márquez tuvo que ir varias veces donde ellos. Al verter las cenizas de carbón y regarlas en el lugar, se levantaba una nube de polvo de ceniza que llegaba hasta la escuela. Y pensar que los estudiantes y maestros de ese tiempo estaban respirando ese material que contiene metales tóxicos y partículas radioactivas. Muchas veces el desarrollo de los ricos, destruye la historia, la salud y la vida de los trabajadores y pobres.

El ladrido de unos perros me sacó de mis cavilaciones. La misma jauría de la cual había escapado de mi calle, ahora se paseaban por la Albizu. Yo que pensaba que esos perros eran exclusivos de mi urbanización. Aceleré el paso, mientras el sol ya calentaba bastante. Justo cuando llegué a mi casa, en mi mp3 sonaba la canción “A mí me gusta mi pueblo”, de Andrés Jiménez. Ese día le encontré otro sentido a una parte de la letra de esa melodía: “Te sigo queriendo, te sigo buscando…”.

La caminata de ese día, además de ser por mi salud, también fue por mi espíritu. Ese día no caminé sobre el asfalto, caminé sobre mi historia. Sigo queriendo y amando tantas cosas que han forjado mi ser, que ha ido construyendo la historia de mi pueblo de Salinas, pero aún sigo buscando la razón de ser de mi existencia. Por eso nunca dejo de luchar. “Si pretendemos vivir, tenemos que luchar”, dijo el hermano independentista Oscar López Rivera, preso aún por ser fiel a su ideal. Y ese día comprendí que me falta mucho por vivir, por lo que tengo mucho por lo cual luchar.

©Víctor Alvarado Guzmán. tomado de El Patriota del Sur el 12/18/2013 09:05:00 a.m.