Facebook disminuye la felicidad de la gente

Ahora resulta que Facebook no produce felicidad entre la gente que la utiliza.  ¿Que piesa usted de eso? Lea el siguiente parte noticioso y emita su opinión.  ¿Cuanto vacio produce Facebook en su convivencia diaria?

Estudio determinó que el Facebook disminuye la felicidad de la gente 

facebook felicidadUn estudio de la Universidad de Michigan, al noreste de Estados Unidos, concluyó que la red social más utilizada en el mundo, Facebook, aunque ayuda a que las personas se encuentren conectadas, no contribuye a que sean más felices, ya que “mientras más se utiliza esta página, menor es la satisfacción con la vida”.

La investigación utilizaron el muestreo de experiencia, uno de los métodos más seguros para deducir cómo las personas piensan, sientan y se comportan en la vida cotidiana; y los resultados fueron publicados esta semana por la revista científica Biblioteca Pública de Ciencias (PLoS, por su sigla en inglés).

El autor principal del estudio, Ethan Cross, sostuvo que el Facebook puede producir disminuciones en el bienestar del usuario, porque, “en apariencia, proporciona un recurso inestimable para satisfacer la necesidad humana básica de conexión social. Pero en lugar de mejorar el bienestar, hemos encontrado que predice el resultado opuesto, lo socava”.

Para la investigación contaron con la participación de 82 jóvenes adultos, todos ellos propietarios de cuentas en Facebook y de teléfonos inteligentes. El sistema de muestreo se fundamentó en mensajes de texto aleatorios cinco veces al día durante dos semanas y que contienen enlaces a una encuesta digital con una serie de preguntas:

¿Cómo te sientes en este momento? ¿estás preocupado en este momento? ¿te sientes solo ahora? ¿cuánto has usado Facebook desde la última vez que te lo preguntamos? y ¿cuánto te has relacionado con otras personas “directamente” desde la última vez que te lo preguntamos?.

A través de sus respuestas, los científicos llegaron a la conclusión que “cuanto más se usa Facebook, peor te sientes después”. Pese a ello, no encontraron explicación al hallazgo, pues las personas no eran más propensas a usar Facebook cuando se sentían mal “Aunque utilizaban más esta herramienta cuando estaban solos, la soledad y el uso de esta red social predecían de forma independiente cómo de felices se sentían los participantes posteriormente”, reseña el estudio.

Por último Cross concluyó que “Facebook no se usa como sustituto de sentirse mal o solo”. Sin embargo, expresó que esperan realizar más investigaciones con participantes de una variedad de grupos de edad, para examinar la posibilidad de generalizar estos resultados.

teleSUR-HispanTV-EuropaPress-ElNorteDeCastilla/MARL

Invitan al foro “Elecciones 2012, cobertura en tiempos de redes”

Enviado por CLP

Las redes sociales y su impacto en la cobertura noticiosa de nuestras próximas elecciones es el tema del foro conmemorativo del décimotercer aniversario del Centro para la Libertad de Prensa en Puerto Rico (CLP), que se llevará a cabo el miércoles 17 de octubre en el Teatro Emilio S. Belaval, en la Universidad del Sagrado Corazón, sede del CLP.
“Elecciones 2012: Cobertura política en tiempos de redes” contará con la participación de seis conocedores de la política puertorriqueña y las transformaciones que las redes han suscitado en el escenario mediático de la Isla. Estos son: el licenciado Benny Frankie Cerezo, analista político en Radio Isla; el publicista Andrés Claudio, presidente de Grey Puerto Rico; el doctor Luis Raúl Cámara, especialista en ciencias políticas y director asociado del Programa de Honor de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras; los periodistas Vanessa Colón, editora de planificación en El Nuevo Día, y Rafael Lenín López, reportero de Radio Isla y de Noticentro, Canal 4 . La licenciada Julizzette Colón Bilbraut, reconocida analista de las redes sociales, serála moderadora del foro, que comienza a las 7:00 p.m.

El Uso de los Celulares y las redes sociales durante el 2011

Un informe titulado Global digital communications publicado por la empresa Pew Research Center analiza el uso de los teléfonos celulares y las redes sociales durante el 2011.

El estudio confirma que grandes sectores de la población mundial poseen teléfonos celulares pero que su uso se ha diversificado más allá de ser un aparato para realizar llamadas telefónicas.

En particular se ha popularizado a nivel mundial el envió de mensajes de texto.  En promedio el 75% de los poseedores de teléfonos móviles en los 21 países encuestados afirmaron que utilizan el celular para textear.    Enviar mensajes de texto figura como una actividad que realizan la mayoría de los usuarios de celulares tanto en los países ricos como en naciones en vías de desarrollo.  El estudio indica que en países pobres como Indonesia y Kenia el por ciento de dueños de  teléfonos móvil que textean es mayor.

Igualmente cada día más personas utilizan su celular para tomar fotos y videos.  La encuesta reveló que en promedio el 50% de los usuarios lo utilizan como cámara.  En Japón el 72% de los encuestados dijeron que utilizaban el teléfono celular para tomar fotos y videos, en México el 61%, en España el 59% y en Egipto el 58%.

Curiosamente pocos poseedores de celulares lo usan para acceder a la Internet.  Según el estudio únicamente 4 de cada 10 encuestados utilizan el celular como medio de acceder a la Internet en Israel (47%), Japón (47%) y Estados Unidos (43%)

El uso de las redes sociales sigue aumentado según la encuesta realizada por Pew Research.  Del informe se desprende que existe cierta correlación entre el uso de las redes sociales y las condiciones económicas de los países, así como entre la edad y el nivel educativo de los usuarios. Cuanto más rico el país y cuanto más jóvenes y educados son los usuarios, mayor es el uso de las redes sociales.

Pero como en todo hay excepciones, llama poderosamente la atención que en Japón, una de las grandes potencias económicas del mundo, únicamente el 41% de la población utiliza la Internet y solo el 25% de la población visita las redes sociales. Al parecer los avances tecnológicos no alteran tan fácilmente los valores culturales japoneses. Sayonara…

srs

Yo soy mi facebook : la antropóloga Paula Sibila dice que las nuevas tecnologías han cambiado nuestra forma de ser

“Nos construimos en función de la mirada de los otros en las redes sociales”, asegura la antropóloga Paula Sibila. Facebook favorece que la apariencia importe más que la esencia de uno mismo

Paula Sibilia es una antropóloga argentina que vive en Brasil y ha publicado un libro de amplia repercusión: La intimidad como espectáculo. “Las nuevas tecnologías –dice– han cambiado nuestra manera de ser, nuestra subjetividad, la forma en la que nos construimos como sujetos. Hay un desplazamiento de eje. El sujeto moderno, del siglo XIX a los años 60 del siglo XX, tenía su eje en su interior, en ser fiel a su esencia y no variarla a lo largo de su vida. Hoy, el eje se ha desplazado hacia el exterior. Nos construimos en función de la mirada de los otros. De la esencia hemos pasado a la apariencia. Los diarios íntimos o las cartas eran un diálogo consigo mismo o con una persona concreta, hoy los blogs, las redes sociales, consisten en la exhibición pública del Yo. Y en muchas novelas autor, narrador y protagonista es la misma persona”.

La introspección, las confesiones, el mismo psicoanálisis intentaban descubrir esa esencia de uno mismo y sus fuerzas oscuras. Según Paula Sibilia, ahora lo importante ha pasado del interior a lo que se ve, al aspecto físico: lo que otros pueden ver es lo que nos define y definimos a los demás. No es algo nuevo. La novedad es que la subjetividad contemporánea necesita desesperadamente la mirada del otro, mientras el Yo burgués del siglo XIX tenía otros recursos, especialmente la cultura letrada, no la de la imagen.

Paula Sibilia considera que hay una parte positiva y otra negativa. La positiva es que ya no necesitamos ser fieles a una identidad, fija, estática, toda la vida, sin desviarnos un milímetro de ella, permitiendo ahora que nos reinventemos y ser más creativos. La negativa es que en los sujetos frágiles ese estar alterdirigidos, esa necesidad de construirse constantemente en base a la mirada de los otros y no en la propia interioridad “excluye la posibilidad de refugiarse en uno mismo.

Mucho más que en otras épocas se está pendiente en las redes de los comentarios, de cuántos amigos se tienen, si gusta o no gusta, de los seguidores. Si lo importante no es la esencia sino la apariencias, necesitas ser visible para existir. La diferencia entre una persona y un personaje es la soledad. Un personaje nunca está solo, siempre hay alguien que los ve o sabe lo que les está pasando. Ya no son los 15 minutos de fama de Warhol, sino todo el tiempo. Y para eso te has de inventar personajes, competir con técnicas de autopromoción personal en el mercado de las miradas, espoleados por la publicidad, el cine o la televisión. Y esa necesidad de cambiar constantemente de identidades –incluida la obsesión por la estética y la cirugía–, genera una subjetividad muy vulnerable y extiende el mal contemporáneo: la ansiedad, pero también anorexia, depresión, pánico, hiperactividad o desconcentración”. Si antes la gente podía seguir el relato cronológico de su vida mediante un álbum fotográfico, con su aura material, ahora las fotos digitales son de usar y tirar, mostrarse un momento en Facebook o Fotolog y luego descartarlas. La identidad deja de ser estable. Se vive una época de transición: la apariencia aún necesita el contrapunto de la interioridad y subsiste la conciencia del desajuste entre la apariencia y lo que uno es.

¿Qué es real y qué es ficción? Tal vez, como dice el poeta Albert Roig: “El 90% no es verdad y sólo el 10 por ciento es mentira”. O –dice la antropóloga de la Universitat de Barcelona Mercedes Martorell– “los personajes que nos inventamos para tener la aprobación de los otros también son reales”. El disfraz revela a veces más de una persona que el espejo.

Fuente: La Vanguardia.Com / 28 de julio 2011.

Autor:   Josep Massot

Navegando / por Davida Roche

No era muy diestro en las computadoras. La vida en el Ghetto no me brindaba muchas oportunidades.

De pura suerte, para mi cumpleaños mi tío me regaló una que ya no quería.

¡Oh, no se equivoquen, estaba más contento que el cará! Era mucho mejor que la de la escuela. Ustedes saben, me permitía ver muchachas y otras cosas más.

En mi navegación por el ciberespacio me topé con este sitio llamado MySpace.

¡Ah! Estaba más contento que un perro con dos rabos.

Hasta que comenzaron a llegar las solicitudes de amistad de FREECarlos y Making $ome $eriou$ $hit. Las páginas estaban llenas de tatuajes, armas y hermosas mujeres semi-vestidas con miradas traviesas.

Era como si hubiera asomado mi cabeza por la ventana.

Apagué la computadora del susto.

Luego, ya calmado, seguí navegando hasta que encontré Facebook.

¡Oh, qué sensación agradable! La página era más limpia y las personas parecían más amistosas y elocuentes.

Las invitaciones de amistad venían de todos ángulos y direcciones. Aceptaba a todo el mundo de cada punto de vista religioso y político. Presionaba “like’’ a todo lo que colgaban…

Fracasé mi cuarto año de escuela superior.

Reflexioné y regresé a mi sitio original… Prefiero morir en mi espacio.

© David Roche Santiago

16 de julio del 2010