Montan campamento en apoyo a la escuela elemental de la comunidad San Felipe en Salinas

Legislatura Municipal aprueba resolución en oposición al cierre de escuelas

Salinas, Puerto Rico – Padres, madres y residentes de la comunidad de San Felipe en Salinas, establecieron un campamento en apoyo para mantener abierta la escuela elemental Pedro Soto Rivera, la cual se mantiene en el listado de planteles escolares propuestos para cerrar, impulsado por el gobierno de Ricardo Rosselló Nevares.

Glenda Flores Soto, madre de una estudiante y líder de la comunidad de San Felipe, defendió la decisión de establecer el campamento frente a los portones de la escuela.

“Los estudiantes de nuestra escuela han sido reconocidos por obtener puntuaciones de excelencia. El Departamento de Educación (DE) hizo un listado de 280 escuelas a nivel de Puerto Rico, y la Esc. Pedro Soto salió número 22 en excelencia académica, teniendo un 98%, obteniendo A la escuela. También, tenemos grupos de educación especial, dos salones de educación especial, y hay niños que vienen que son ciegos, otros no pueden caminar. Hay 17 niños de Educación Especial de otros lados que vienen a recibir servicios aquí, más los 6 que estudian en nuestra escuela, que reciben las terapias correspondientes”, expresó Flores Soto.

La líder comunitaria señaló que la seguridad de los niños se verá afectada por el traslado hacia la Escuela Intermedia Coquí.

“Los padres y la comunidad nos hemos unido levantando un campamento contra el cierre de nuestra escuela, porque esta es una comunidad de escasos recursos, y el medio de transporte de nuestros niños es la bicicleta. Los que no tienen bicicleta, llegan a pie. Ya que hay padres que no tienen vehículos para poder traerlos a la escuela. La otra escuela (la escuela receptora) queda en la carretera principal [estatal] que es transitada todo el tiempo. Es un peligro inminente porque los padres que no tienen transportación tendrían que llevar a los niños agarrados de la mano por la carretera principal. Es un asunto de seguridad y el DE no ha ofrecido transportación segura para nuestros hijos”, manifestó.

Por su parte, la Legislatura Municipal aprobó por unanimidad una resolución oponiéndose al cierre de las escuelas en Salinas presentada por la legisladora del PIP Litzy Alvarado Antonetty.

Alvarado Antonetty expreso que “la resolución aprobada recoge en parte los planteamientos que hicimos desde el año pasado para oponernos al cierre de escuelas. La Legislatura expresó su oposición al cierre de las escuelas en Salinas, propuso que se detengan los cierres y exigió a la Secretaria del DE, Julia Keleher, explicaciones claras. En el caso del PIP, también manifestamos un total apoyo a las comunidades escolares que toman acción para evitar dicho cierre, continuaremos visitando las escuelas y estaremos mano a mano con aquellos que luchen por el bienestar de sus estudiantes e hijos” .

Los padres y vecinos de San Felipe aseguraron que mantendrán el campamento frente a la escuela hasta que el DE, la secretaria Keleher o el gobernador Ricardo Rosselló les den una respuesta positiva de que su escuela va a permanecer abierta.

por Víctor Alvarado Guzmán

Cantar, que es de protesta y de esperanza…

Cantar, que es de protesta y de esperanza
………………………………………………………………

Hoy, en este mismo instante,
cantaré como si estuviera solo en el planeta,
gritaré mi canción
y haré que tiemblen de amor
las estrellas más altas;
cantaré como un loco en el camino
con los brazos abiertos,
iré hasta la marcha de los trabajadores
y alzaré el corazón como pancarta
y con cada latido les daré una consigna.
En este mismo instante
iré a pie hasta lo eterno,
caminaré cantando la gloria de la vida
y la poesía de la lluvia,
la alegría del fuego y de la aurora,
la esperanza del beso.
Caminaré gritando que estoy de pie en la lucha
con todos mis hermanos
y marcharé del brazo con los hombres de paz
que son un universo de invencibles.
Abriré las palabras sobre el viento,
hasta que Dios me escuche…

(c) josé manuel solá / miércoles 15 de enero de 2014

paro de maestros f Nuevo Día

.

Protesta en contra la censura en Internet (SOPA y PIPA)

Huelga/strike

La siguiente nota fue publicada por Wikipedia

La libertad de Internet está en peligro

La iniciativa de ley SOPA (Stop Online Piracy Act) de los Estados Unidos perjudicaría seriamente la libertad de expresión y la apertura de Internet, incluyendo a Wikipedia, en caso de ser aprobada. Otras leyes, como la Ley de Economía Sostenible (Ley Sinde) española y los proyectos de la Ley Lleras (Colombia) y Döring (México) también suponen una amenaza. Con la excusa de proteger los derechos de autor, se permiten medidas que pueden considerarse una censura.

La comunidad de Wikipedia en inglés ha decidido cerrar durante el día de hoy, a manera de protesta, en contra de esas leyes. También la Wikipedia en español se ve afectada. Y, al igual que muchos otros sitios web, también nosotros estamos de acuerdo en que:

¡Internet no debe ser censurada!

Ordenan arrestar vecinos de Las Mareas por protestar contra obras de repavimentación / Prensa Comunitaria

Diez órdenes de arresto fueron emitidas contra vecinos de la Comunidad Las Mareas de Salinas luego de protestar por las imposiciones del alcalde del pueblo Carlos Rodríguez Mateo e impedir la pavimentación de áreas de su comunidad que estaban en perfecto estado, mientras que otras áreas que realmente requieren atención no son arregladas.

Los vecinos contra los que emitieron las órdenes solicitadas por el mismo alcalde, y que incluyen al líder comunitario Gabriel Oquendo, se encontraban en los predios de la comunidad fuertemente custodiados por una veintena de policías estatales y un menor número de municipales, mientras el alcalde de la ciudad, Carlos Rodríguez Mateo, se encontraba a unos pasos de la trifulca, pero no realizó ningún gesto de diálogo con la comunidad.

Los vecinos informaron que se trata de favoritismo puesto que en la calle a repavimentarse residen un empleado del municipio y un legislador municipal.

Cuando la policía procedía a realizar los arrestos, el contratista Felo Mojica, que iba a hacer el trabajo de pavimentación decidió irse hasta tanto el alcalde resuelva con la comunidad el tranque. Oquendo informó que: “Nos iban a llevar a todos presos. Hicimos una cadena humana, y ellos usaron la fuerza para romperla. Hay moretones, pero nada serio. No nos enseñaron la orden de arresto”.

Oquendo informó sentirse cansado e indignado por el abandono que sufre la comunidad ante la dejadez del gobierno municipal y Estatal y el oportunismo político. “Quieren sólo embrear las calles que ya tienen asfalto y rellenar sólo los hoyos de la calle principal”, señaló. “En estos momentos tomamos la calle para exigir justicia ahora”. “Estamos exigiendo igualdad y justicia para todos, expresó indignado Oquendo.

“Vamos ahora a movilizarnos a la corte para paralizarle el trabajo, mientras el alcalde brega con nosotros como nosotros queremos,” aseguró Oquendo.

La comunidad de Las Mareas ha sido una de las comunidades más marginadas de Salinas, indicó el líder comunitario, quién formó parte del grupo de padres y madres, que lograron reabrir la escuela de su comunidad ante el intento del Departamento de Educación de eliminarla.

Tomado de Prensa Comunitaria.

Fotos de Gabriel Oquendo

Generación sin futuro / Ignacio Ramonet

“El mundo será salvado, si puede serlo, sólo por los insumisos.”
André Gide

Primero fueron los árabes, luego los griegos, a continuación los españoles y los portugueses, seguidos por los chilenos y los israelíes; y el mes pasado, con ruido y furia, los británicos.

Una epidemia de indignación está sublevando a los jóvenes del mundo. Semejante a la que, desde California hasta Tokio, pasando por París, Berlín, Madrid y Praga, recorrió el planeta en los años 1967-1968, y cambió los hábitos de las sociedades occidentales. En una era de prosperidad, la juventud pedía paso entonces para ocupar su espacio propio.

Hoy es diferente. El mundo ha ido a peor. Las esperanzas se han desvanecido. Por vez primera desde hace un siglo, en Europa, las nuevas generaciones tendrán un nivel de vida inferior al de sus padres. El proceso globalizador neoliberal brutaliza a los pueblos, humilla a los ciudadanos, despoja de futuro a los jóvenes. Y la crisis financiera, con sus “soluciones” de austeridad contra las clases medias y los humildes, empeora el malestar general. Los Estados democráticos están renegando de sus propios valores. En tales circunstancias, la sumisión y el acatamiento son absurdos. En cambio, las explosiones de indignación y de protesta resultan normales. Y se van a multiplicar. La violencia está subiendo…

(Tomado de Le Monde Diplomatique)

Comentando fotografías: protesta en El Morro

Los estilos de protesta del activista Alberto de Jesús Mercado, mejor conocido como Tito Kayak, tienen precedentes en Puerto Rico.

En 1976 dos jóvenes artista puertorriqueños escalaron las murallas de la antigua fortaleza El Morro, bajaron la bandera estadounidense, la tiraron al Atlántico e izaron la monoestrellada.

La acción causó tremendo revuelo y la guardia federal ordenó el desalojo inmediato del fuerte.  En medio del revulú y la confusión el poeta Edwin Reyes y el pintor Nelson Sambolín fueron empujados fuera del lugar junto con la muchedumbre sin que pudieran ser identificados hasta el sol de hoy los autores de la substitución de banderas. Nada, que las protestas además de demandar arrojo, son también arte y poesía.

Imagen y sonido / Rima Brusi

Estoy lejos.  Observo a través del lente de los medios (y de facebook, que se ha convertido en una herramienta muy  útil para obtener noticias rápidas, gracias a los amigos que generosamente comparten las noticias) lo que pasa en la universidad.

Es como un sueño.  Uno de los malos, claro.

La policía se concentra en los predios de la Yupi.  Y no sólo la policía así, a secas. También, tal vez especialmente, la policía a caballo, la policía de negro, y la policía rodeada de escudos gigantes, como soldados romanos, escudos para protegerse de…¿qué?

Pues de ese ejército temible de estudiantes sentados en el suelo practicando, tras entrenarse y anunciarlo públicamente,  desobediencia civil.  La policía se acerca, para que los sentados puedan sentir el aliento de los caballos, el nerviosismo de los cascos.  Los pellizcan con tecnología y técnicas que a saber desde cuando querían usar y para las cuales no encontraban el cuándo, o el quién.  Los empujan con escudos, se los llevan cargados, los arrestan.  Los persiguen por las calles de la capital.  Les compartamentalizan la protesta (con carteles designando zonas específicas para ello),  y luego les cambian las coordenadas en pleno asunto. Literalmente, he visto como mueven el cartel de lugar.

[En el recinto donde trabajo, han puesto el cartel lejos, muy lejos, de cualquier edificio universitario. Para que los protestones protesten al son de los coquíes y de los grillos.  Pero eso es otra historia.]

Al mirar la escena de lejos, se me ocurre que si yo fuera un alienígena, o al menos un extranjero bastante despistado, de momento me parecería que en la universidad hay un enemigo terrible.  La impresión, la imagen, estaría basada en la cantidad y variedad de policías.

Luego está el sonido.  Jerarcas policíacos que me aseguran que allí hay “puntos” para desarticular, y que hay que proteger estudiantes que sí desean tomar clases; Administradores universitarios que justifican la locura de la intervención militarona apelando a las acciones violentas de unos misteriosos encapuchados, acciones que al parecer, todo el mundo desaprueba.

Pero el caso es que a la hora de arrestar, no hay encapuchados, casi nunca arrestan a los encapuchados, a menos que sean Tito Kayak, porque a ese siempre lo quieren arrestar, sino que parecen preferir, en eso de los arrestos, a muchachos y muchachas comunes y corrientes, desarmados, capturados mientras hacen cosas tan inofensivas como hablar por megáfonos o repartir papelitos.  O sentarse en el suelo.

Entonces, piensa el extranjero o el alienígena, o la bloguera, entonces se trata de otra cosa.  Se trata de enviar muchos policías para crear la impresión de que allí, en la Universidad, hay un terrible enemigo del pueblo (porque ¿para eso es la policía, cierto? para proteger al pueblo?), y se hace mucho ruido, se habla en los medios de la gran amenaza que son los estudiantes, para hacer la imagen más creíble…Como en las películas baratas, donde de repente se oscurece la escena, para entrarnos el susto por los ojos, y simultáneamente suena la música siniestra, para entrarlo por los oídos…

Imagen y sonido, para beneficio del ciudadano común con algún interés en hacer democracia más allá del ocasional voto, y que se está quedando esgalillao y bruto tratando de reaccionar al karso, el gasoducto, el corredor, la universidad, el colegio de abogados, el tribunal supremo…

Mientras tanto, en esa curiosa contracción del espacio que el internet y la posmodernidad permiten, tengo el New York Times abierto en otra pantalla y busco entender lo que ocurre al otro lado del mundo, en Egipto, donde las intensas protestas han recibido una reacción sorda y represiva por parte del estado.  Y, tal vez porque están las dos pantallas abiertas a la vez, Egipto se siente, de repente, muy cerquita, y suena terriblemente familiar.  Un miembro del partido oficialista egipcio confía en que el cansancio les dará a victoria.  Otro habla de “ley y orden” para justificar sus acciones.  Otros acusan a los protestones de ser pocos, o de ser un sector con intereses ideológicos particulares.  Amenazan con arrestos.  Mientras tanto, las libertades democráticas son erosionadas en nombre del orden, y las tropas traen el desorden de la represión a la calle.

Los periodistas que escriben el artículo recuerdan la pelea en los setenta de M. Ali contra George Foreman, en donde Foreman daba golpes, golpes, golpes, peleaba solo, y Ali esperaba…hasta que Foreman estaba débil, exhausto.  Y entonces Ali lo noqueó.

A todo esto, el presidente de la UPR anuncia, orgulloso feliz, que “el 94%” de los estudiantes se ha matriculado.  51,000 estudiantes. Claro que eso no es el 94% de los estudiantes que estaban matriculados el año pasado, no: es el 94% de los pre-matriculados.  De modo que la alegría del presidente me resulta bastante insólita (sí, mi capacidad para sorprenderme todavía, a estas alturas,  le puede estar resultando insólita al lector.) Pero es que 51,000 estudiantes es 14,000 estudiantes menos que los que había. La UPR ha perdido aparentemente 14,000 estudiantes. Casi llegan a los 50,000 que la Junta de Síndicos calculaba y quería, no hace mucho.  No es que la van a romper-es que ya la están rompiendo.  La UPR, según esos números, ha perdido sobre el 20% de sus estudiantes. Eso es una buena noticia ¿para quién? No para mí. No para el país.

Es como un sueño. Uno de los malos, claro.

Rima Brusi

Originalmente publicado en Parpadeando

La mentira repetida

Esta foto de primera plana del Puerto Rico Daily Sun comprueban la obsesión por mentir que domina la conducta de los altos funcionarios del gobierno de Puerto Rico.  Esa repudiable propensión a pulverizar la realidad de los hechos quedó manifiesta en las expresiones del secretario de la gobernación Marcos Rodríguez Ema sobre la asistencia a la Marcha del domingo.

Este mórbido funcionario calculó la asistencia en apenas 3,000 manifestantes, mentira que claramente desmienten los visuales difundidos por todo el País.  La obsesión por la mentira de los gobernantes no solo se manifiesta a través de la palabra, sino que toma expresión visual, tal como ocurrió en la manipulada y mediocre transmisión de la Ceremonia Inaugural de los Juegos Mayagüez 2010.

Por qué marchar

Por qué marchar unidos mañana:

Porque la oscura noche arropa las almas de quienes nos gobiernan y las sombras que proyectan hiere la fibra moral de nuestro pueblo.

Porque la serenidad, la mesura y la sensatez no guían las acciones de nuestros gobernantes y cuando eso ocurre, la paz social se quiebra y la convivencia se perturba.

Porque sus palabras carecen de auténtico sentido y delatan la falta de nobles motivos interiores.

Porque la vocación por la mentira seduce la mente de muchos hermanos hasta hundirlos en un abismo donde reina la confusión y se consume la esperanza.

Porque irrespetan los derechos humanos, deforman la democracia, violan la constitución y prostituyen las entidades del estado.

Porque sus corazones insaciables idolatran las migajas recibidas de las enormes fortunas que acumulan los emporios financieros que nos estrangulan.

Porque el deber y la solidaridad hacia los gobernados se diluye en mezquinos intereses que entronizan la corrupción, el privilegio y el favoritismo.

Porque adelantan sus oscuras intenciones con la macana, el gas pimienta y los gases lacrimógenos.

Porque el terror y la violencia intencional, verbal o física contra el pueblo, quebranta el estado de derecho institucional y entroniza la perversidad.

Porque el equilibro del entorno y de los recursos naturales peligran cuando es el propio Estado quien incumple con el deber de armonizar la convivencia entre el ser humano y el ambiente.

Porque el Rostro del País tiene que ponerse de frente a los gobernantes y exigir respeto y desagravio.

Y simplemente, porque es un acto de Amor.

srs