La impunidad de las nuevas sectas

por: Ferrán Cosculluela

la-motivacion-interior-como-formula-de-autoayuda-y-superacion

Era una época en la que estaba decaída y triste. Acababa de romper una relación de ocho años y había cambiado de trabajo. Un amigo me aconsejó que fuera a la consulta.

“La gente sitúa las sectas en algunos grupos que tiene muy visualizados o de los que se ha hablado mucho, pero no incluye otro tipo de grupos como puede ser una ONG o una empresa. Por eso nosotros hablamos de grupos de manipulación psicológica y no de sectas, porque muchas personas asocian ese término a una práctica religiosa.”

manipulacion_thumb

Empresas de venta piramidal, asociaciones de carácter deportivo, organizaciones que ofrecen técnicas de memorización y lectura rápida a los estudiantes,expertos en terapias alternativas, congregaciones de carácter religioso, tarotistas, astrólogos. El mundo de las sectas, o mejor dicho, de los comportamientos sectarios y la manipulación psicológicase ha diversificado en los últimos años y su número va en aumento.

“No importa si crees en ovnis o en la reencarnación. Lo que importa es que puedas creer libremente, en un ejercicio libre de tu razón y sin haber sido manipulado por otras personas con prácticas de alteración de la personalidad o técnicas de persuasión cohercitivas”.

Las sectas o grupos sectarios actuales no tienen nada de esotérico, ni sus acólitos llevan túnicas y se recluyen en las montañas. Y muchas veces tampoco se trata de grandes estructuras, sino que puede ser un pequeño grupo reunido en torno a un gurú o líder,que se erige en maestro, sanador, guía espiritual o conseguidor de bienes materiales, y al cual los adeptos entregan su confianza, con seguidismos extremos.

Hay personas de 50 años que han hipotecado sus casas y han sido exprimidas por un solo individuo y luego tienen dificultadas para ponerlo en conocimiento de la policía por sensación de ridículo”, comenta el mando policial.

El curso, que duró un año, se realizaba un fin de semana al mes en Sant Cugat. Había entre 15 y 20 alumnos y la formación se basaba en aprender a amar. “Decía que la pareja era la antítesis del amor, que si nos desprendíamos de las emociones podríamos amar de verdad y sanar a la gente. Decía que él era dios”, afirma. (…) El líder y maestro, Francesc Fonollet, un homeópata de Sabadell, seguiría en activo si no hubiera sido condenado a seis años de cárcel el pasado mes de mayo por abusar sexualmente de dos pacientes.

En la actualidad no existe ninguna sentencia judicial que haya condenado a ninguno de esos grupos, por eso tampoco hay ninguna lista oficial de ellos. “No hay sentencias porque la manipulación psicológica es muy difícil demostrar ante un tribunal y también son muy difíciles de perseguir policialmente.

Fuente: laicismo.org/

El escándalo del monopolio mediático mundial

Seis grandes compañías trasnacionales controlan desde el 2011 el 90% de los medios de comunicación en los Estados Unidos. Sus productos noticiosos, de entretenimiento y comerciales se difunden a través de medios nacionales en los cinco continentes llegando de esa manera a la mayoría de la población mundial.  Los principales medios en muchos países son empresas afiliadas y dependientes de esas seis gigantes estadounidenses.

La globalización de los medios de comunicación es concebida como el mecanismo idóneo para controlar maneras de pensar, fomentar hábitos de consumo y provocar actitudes frente a situaciones particulares o cotidianas.  En común acuerdo esas empresas mediáticas deciden que va a leer, ver y escuchar el gran público.  Deciden qué ocultarle a la gente cuando se ven afectados los intereses políticos y económicos de sus empresas y de los poderes que las sustentan. Pero no solo eso, invaden sin miramiento la privacidad de los usuarios de la Internet y de la telefonía digital.

Las matrices mediáticas, la propaganda publicitaria, el glamur y la ilusión de objetividad son algunos de los elementos que los  medios de comunicación iluminados utilizan para propósitos de dominación. Así es como sutilmente determinan que causa apoyar o repudiar, con quien la gente debe simpatizar, quien tiene una imagen bondadosa o malvada, que personalidad gubernamental es sustituida para preservar el sistema o que defecto hay que destacar para manchar la reputación de una figura pública o alimentar el rumor y el bochinche como entretenimiento masivo.

Cuando se trata de ocultar ocurre lo mismo, se obvian acontecimientos importantes desfavorables y se destacan otros menos importante o baladí. Se oculta la verdad y se privilegian las medias verdades para manipular la opinión pública con el fin de sembrar desasosiego, crear falsas crisis o provocar guerras y conflictos de conquista.

Los ejemplos son innumerables. Si quiere verlos trate de descomponer cualquier matriz mediática e identifique las motivaciones. Reescriba de manera positiva o de forma opuesta cualquier titular.  Observe los adjetivos que se utilizan para describir un hecho o persona. Contraste el enfoque de una noticia e identifique que otros enfoques se obviaron. Recuerde que la veracidad se fabrica por lo cual  puede ser producto de la tergiversación y no necesariamente es la verdad. En fin, aprenda a leer, ver o escuchar críticamente la información que se le brinda.  Siempre es posible que le estén metiendo gato por liebre.

srs

Media Cosolidation (Infographic de Frugal Dad)

la ilusión de escoger 2

Noam Chomsky y las 10 Estrategias de Manipulación Mediática

Desde los tiempos remotos, algunos seres humanos descubrieron que para mantener los privilegios obtenidos por la fuerza o por la astucia, era necesario impedir que las actuaciones y opiniones de otras personas o grupos se manifestaran natural y libremente.

Para impedirlo se ha utilizado la fuerza ejercida como represión, persecución, censura, tortura y asesinato.  Uno de los ejemplos más conocidos del ejercicio de la fuerza para acallar unas ideas revolucionarias, es la pasión y muerte de Jesús de Nazaret. 

Con la misma intención de acallar opiniones no deseadas y el descubrimiento de evidencias que ponen al desnudo las atrocidades de los gobiernos, en nuestros tiempos, todo el peso de la fuerza busca aplastar al fundador de Wikileaks Julian Assange.

Con idénticos propósitos, a lo largo de la historia se han desarrollado método para controlar sutilmente a las personas.  A uno de esos métodos de control sutil se le ha llamado manipulación. La manipulación actúa a niveles inconscientes y muy sofisticados. Únicamente puede ser descubierta e identificada, si se presta una atención especial a los mensajes y a las circunstancias que los rodean.

Afortunadamente, científicos sociales de todo el mundo se han dedicado a estudiar el fenómeno de la manipulación, creando alertas que ayudan a las personas a entender las intenciones de los mensajes difundidos a través de los medios.

Eso es lo que  hace precisamente Noam Chomsky en pro de la alfabetización mediática de las personas, cuando elaboró la lista de las 10 Estrategias de Manipulación a través de los medios. Léalas con atención y críticamente; seguramente le ayudarán a entender las sutilezas de la manipulación que nos amenaza seguidamente.

srs

“10 Estrategias de Manipulación” a través de los medios / Noam Chomsky 

1. La estrategia de la distracción Es el elemento primordial del control social. Consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las élites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. Se utiliza igualmente para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética.

2. Crear problemas y después ofrecer soluciones. Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el proponente y defensor de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad y los derechos humanos. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.

3. La estrategia de la gradualidad. Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas como el neoliberalismo fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado disminuido, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.

4. La estrategia de diferir. Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejorar mañana” y que el sacrificio exigido podrá evitarse. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.

5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad. La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantil. Por qué? “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestión, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad.

6. Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión. Hacer uso de lo emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido crítico de los individuos. Por otra parte, apelar a lo emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…

7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad. Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposible de alcanzar para las clases inferiores.

8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad. Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…

9. Reforzar la culpa. Hacer creer al individuo que es culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, que si es el culpable, el individuo se desestima el mismo y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, sin acción, no hay revolución!

10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen. Los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídos y utilizados por las élites dominantes. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.