Comentando fotografías: Maestros de pasadas generaciones de estudiantes de Salinas

La educación juega un papel vital en el crecimiento integral de las personas.  Ella no es un proceso perfecto, como todos los quehaceres humano, pero a falta de ella estaríamos más vulnerable a los peligros que provoca la ignorancia.

La educación no es un don privativo de los maestros pero son ellos el recurso humano que destinamos a idear, organizar y ejecutar el proceso educativo.  La escuela es la institución donde ocurre formalmente el proceso educativo de los individuos y el maestro el agente seleccionado para llevarlo a cabo.

En la primera mitad del siglo 20 ejercieron ese magisterio decenas de persona en Salinas.  Roberto Quiñones Rivera nos proporciona un retrato donde figuran algunos maestros y maestras que regenteaba las escuelas públicas de Salinas.  Los que fueron alumnos durante los años 1940 a 1950 recordarán los rostros.  Seguramente alguno que otro de estos maestro podrán ser identificados para recuerdo de las pasadas generaciones y conocimiento de las presentes.

Comente esta foto e indique en cuál de las tres filas y en qué posición de izquierda a derecha se encuentra el maestro y maestra que recuerde,

Maestras de Salinas siglo 20 (3)

Graves riesgos de seguridad y salud en la Escuela Guillermo Godreau

Unos 200 estudiantes y más de 20 maestros y empleados de la Escuela Guillermo Godreau de Salinas han estado expuestos durante  muchos años a situaciones que ponen en riesgo su salud y su seguridad.

Así lo revela el informe de una Comisión Especial de la Legislatura Municipal de Salinas creada a raíz del cierre de escuelas anunciado por el Departamento de Educación. La oposición de algunos sectores al cierre de escuelas causado por la disminución de la población escolar, ha provocado que se evalúen las instalaciones físicas y la cantidad de estudiantes que pueden atender los planteles existentes.

La Comisión Especial realizó una vista ocular a varios planteles escolares de Salinas acompañada del actual Secretario de Educación, Rafael Román Meléndez.  La información recopilada ayudaría a conocer qué planteles están en mejores condiciones frente a la inevitable decisión de tener que cerrar algunos de ellos.

Durante la visita a la Escuela Guillermo Godreau se descubrieron y documentaron situaciones graves, que descalifican ese antiguo edificio escolar como centro educativo, dado lo costoso que resultaría su restauración.  El informe de la Comisión Especial señala fallas serias que demuestran que la estructura no está apta para utilizarse como escuela.

La escuela cuenta con 18 salones pero seis de ellos están clausurados por ser los más afectados por deterioro físico, plagas y riesgo de accidentes y enfermedades.  Según datos ofrecidos, hay 10 estudiantes por cada maestro.  Asimismo, la proporción entre salones y estudiantes es de unos 17 estudiantes por salón de clase. Estas proporciones pueden considerarse favorables para crear un entorno de trabajo de excelencia académica, si los serios problemas de  infraestructura y la escasez de recursos de aprendizaje no estuvieran presentes.Electricidad y comején

Entre las fallas estructurales que presenta la escuela y que constituyen riesgos de accidentes graves están:

  • Líneas eléctricas expuestas y salones a oscuras
  • Pisos y escalones rotos
  • Plafones desprendidos o con manchas de humedad
  • Desprendimiento del cemento y grietas en paredes
  • Filtraciones de tuberías sanitarias y de agua del segundo piso hacia el primero.
  • Filtraciones desde el techo.
  • Baños con filtraciones en tuberías de agua y sanitarias
  • Baños sin puertas en los cubículos privados.
  • Equipo de los baños rotos o deteriorados
  • Tuberías sanitarias expuestas en las áreas exteriores.
  •  Lugar inadecuado para merendar o comer por estar expuesto a contaminantes ambientales
  •  Lugar de recreo escaso e inseguro
  • Ventanas y puertas rotas
  • Tragaluces rotos con vidrios expuestos
  • Verjas agrietadas y en peligro de derrumbarse
  • No hay estacionamientos

Entre las situaciones que presenta el informe  que constituyen graves riesgos a la salud figuran: deficiencias generalizadas de higiene y salubridad, servicios sanitarios inservibles, presencia de plagas como comején y murciélagos, brotes de hongo por filtraciones y humedad, desprendimiento de pintura, presencia y fuerte olor de murcielaguina y filtraciones de aguas usadas. Estas situaciones representan serios riesgos para la salud de los niños y los empleados, que pueden manifestarse en episodios o enfermedades respiratorias, estomacales y de la piel, entre otras.

El documento no indica si existe algún informe de OSHA sobre las condiciones de edificio enfermo que presenta esta antigua estructura, que fue construida durante la segunda mitad de la década de 1930.  Tampoco se mencionan las barreras arquitectónicas que afectan a persona con discapacidades físicas. La Comisión Especial de la Legislatura concluye que la Escuela Godreau no está apta para funcionar como plantel educativo en las presentes condiciones.

Además, el costo de la remodelación de la estructura no se justifica dada la presente crisis económica gubernamental, cuando hay disponibles otras escuelas en mejores condiciones en la zona urbana de Salinas. Las operaciones educativas de nivel elemental que se realizan en la Escuela Godreau, se pueden trasladar  a otras instalaciones escolares, sin alterar la rutina diaria de maestros, padres y estudiantes, redundando en ahorros fiscales para el Departamento de Educación.

SRS

foto por Edgar González

Documentos: Graduación de Sexto Grado de 1952 Escuela Elemental Urbana de Salinas

En mayo de 1952, el gobierno de los Estados Unidos se disponía a inaugurar un nuevo estatuto orgánico para la colonia que ganó a raíz de la guerra con España, en 1898.  El 25 de julio de ese año, entró en vigor la ley del Congreso estadounidense que modificó el Acta Jones y estableció el Estado Libre Asociado de Puerto Rico.  En ese contexto, unos 176 niños, entre 11 y 13 años, recibieron su diploma de sexto grado de la Escuela Elemental Urbana de Salinas, el 28 de mayo de 1952.  La ceremonia de graduación se celebró en el Teatro San José, localizado en la calle Muñoz Rivera, frente a la Plaza Delicias.  Como es de costumbre la ceremonia incluyó música, poesías, dramatizaciones y bailes.

Lo interesante de documentos como el que presentamos, es la visión panorámica que ofrece de las familias que residían en la zona urbana de Salinas a mitad del siglo 20.  Mirando los apellidos, es natural atisbar una continuidad en las familias que conforman la composición étnica de la región.  Aunque los cambios poblacionales suponen la llegada o emigración de personas y familias, las raíces persisten y se manifiestan de diversas maneras, aunque no se tenga conciencia inmediata de su influencia.  Esa continuidad es el basamento del arco de identidades que unidas, conforman las características fundamentales de la población que se identifica con un territorio particular.  Luego que se consolida ese cimiento, únicamente una limpieza étnica, causada por fuerzas políticas o naturales, puede extinguir la herencia genética y la memoria cultural colectiva  de un pueblo.

*Graduacion 6to grado portada 1952 001**

Graduación Sexto Grado 1952

Secretario de Educación visita comunidad Las Mareas de Salinas / Wanda I. Rodríguez

Comunicado de prensa, 25 de julio 2011

Una comunidad organizada, una vigilia permanente frente a los portones de la escuela y una huelga de hambre frente al Departamento de Educación(DE) en Hato Rey, motivaron al Secretario de Educación, Jesús Rivera Sánchez, a visitar la comunidad Las Mareas en Salinas, el pasado sábado 23 de julio de 2011.

Tras Rivera Sánchez reiterar la pasada semana el cierre de la Escuela Elemental de Las Mareas, el Frente Unido de Amor y Esperanza, compuesto por padres, madres, residentes de la comunidad y organizaciones de apoyo, tomaron tres decisiones fundamentales: Solidificar el Consejo Escolar añadiéndole miembros, mantener la vigilia permanente en los portones de la escuela y comenzar una huelga de hambre frente al DE. Esto logró una reunión directa con el Secretario del DE, el viernes 22 de julio y una visita a la comunidad de Las Mareas al día siguiente.

Caminando tranquilamente y sin escolta por las calles de Las Mareas, Jesús Rivera Sánchez pudo constatar el potencial educativo, ecológico, turístico y económico que está desarrollando la comunidad. Una pieza fundamental de ese desarrollo es el mantener la escuela abierta, no sólo para continuar con la excelencia educativa impartida en el plantel, sino para ampliar los servicios a otras áreas. Ya existe una propuesta para establecer un currículo especializado en ecología, dar cursos de alfabetización y otros tipos de talleres para la comunidad. La Secretaria Auxiliar de la Oficina de Planificación del DE, Yanira Raíces, dijo que la visita del Secretario a Las Mareas se debe a que él está ponderando y re-evaluando la situación, basado en que con la Ley 149 se pueden tomar en consideración las propuestas que haga la comunidad para mantener su escuela abierta. Hace una semana, el Frente Unido de Amor y Esperanza entregó por escrito una propuesta a representantes del DE, pero al parecer la misma no había sido evaluada por el Secretario.

A pesar de que el Secretario se comprometió a reiterar o cambiar su decisión sobre el cierre de la escuela de Las Mareas, en o antes de este próximo miércoles, 27 de julio, los padres y madres, reunidos luego de la visita del Secretario, tomaron dos decisiones: comenzar este próximo, martes 26 de julio, una campaña de matrícula en comunidades y urbanizaciones cercanas, y exhortaron a los padres y madres a adquirir los uniformes a sus hijos e hijas, porque tienen fe de que la sensibilidad mostrada por el Secretario del DE lo lleve a cambiar de opinión y reabrir la escuela.

Durante la visita de Jesús Rivera Sánchez, quien cumplía años ese mismo día, los niños y niñas, a los que el Secretario pretende cerrarles su escuela, le celebraron obsequiándole un bizcocho y cantándole el tradicional “Cumpleaños feliz”.

Contactos: Nelson Santos Torres (787) 469-2518 Frente Unido de Amor y Esperanza
Norma Colón Flores (787 432-1030 Presidenta Padres y Madres
Emilio Nieves Torres (787) 319-3563 Asesor Educativo

Wanda I. Rodríguez Rivera
787-866-7700
guae2003

La Cárcel / por David Arce

No fue como los demás niños. Leía horas y horas gruesos libros tumbado en la hamaca de la abuela Mercedes. Por momentos detenía la lectura, alzaba la mirada y soñaba sonriendo. Le gustaba mucho las novelas de Julio Verne. También gozaba con la misma emoción los relatos de la abuela Mercedes quien le contaba historias de sus ancestros, según ella, de los tiempos antiguos de cuando las culebras todavía caminaban paradas.

Sólo se levantaba para jugar a solas algunos de los innumerables juegos que él mismo inventaba. Infundía vida a las cosas inanimadas. Las piedras, según forma y tamaño, eran lagartijas, pacasos, churumbos, o algún simple cololo. El juego más entretenido era el Juego de la Selva, en su pequeño huerto.  Allí también podía pasarse horas y horas sin aburrirse, oliendo tal o cual flor. Mirando insectos llenos de polvo amarillo. Esperando que madurasen las guayabas. Siguiendo el discurrir del agua. Tapando o abriendo canales, cuidando que los ríos no desbordaran ni inundaran las casitas de las hormigas. Conocía a cada una de las plantas por su nombre, les hablaba y les hacía lluvia si las veía suficientemente fuertes. Confabulábase con el sol para trazar colores en el aire.

Entre él y el sol existían lazos profundos. Los dos acudían  a sus citas matinales. Se levantaba temprano y trepaba el cerro Ñañañique, se sentaba junto a la cruz y esperaba  El aire frío de la noche huía espantado ante la revolución de colores que nacía allá lejos en el cielo. Luego bajaba rodando las piedras, rumbo a la cárcel de niños.

La escuela es una cárcel donde maniatan a los niños con cadenas invisibles. No le gustaba la escuela, ni las lecturas obligatorias, ni la inmensa profesora que castigaba sin cesar: ¡Niño, no debes reír! ¡Niño, no debes llorar! ¡No te muevas! ¡No juegues! ¡No te ensucies!…

Fue difícil la lucha con la profesora que triunfó en apariencia: aprendió los buenos modales, a saludar a la vecina y a dejarse besuquear y jalar los cachetes por cualquier señora. Aprendió a no ensuciar su pantalón blanco, a comer con tenedor y cuchillo, a saberse aguantar las ganas de abrazar al mendigo. Aprendió a comportarse como los demás, a vivir una vida llena de mentiras y engaños. Pero al hombre no se la mata así no más.

Cuando falleció su madre, doña Lastenia Morales, se fue secando poco a poco, sin ganas de comer ni de dormir ni de jugar, como si el sol se hubiese oscurecido. La abuela Mercedes creyó conveniente suplicarle a doña Blanca Seminario, la hacendada de Talandracas, que lo cuidara por un tiempo, mientras se recuperara, le dieron un cuarto-para-el-solo y dispuso que el fiel Virgilio cumpliera con las órdenes del curandero.

Una mañana soleada, cuando parecía que se sentía mejor, y sin que nadie lo viera, dejó las sábanas de su cuarto-para-el-solo, cruzó el bosque de algarrobos, llegó descalzo donde los jornaleros y se mezcló y bebió de sus amarguras, veía el rostro pálido de su madre muerta en el rostro de cada uno de ellos.

La fiebre alta no bajaba ni con las pencas de sábila ni con el agua fría de la noria. Allí lo encontró doña Blanca Seminario, la hacendada. Muy buena doña Blanca, recogió al huerfanito, hijo de mala madre al decir de la gente.

Ya curado, doña Blanca lo envió a la ciudad. Allá lo esperaba la soledad absoluta, que ni la Universidad, ni sus estudios de Medicina pudieron neutralizar. Se le torció el cerebro al pobrecito y terminó donde terminan los que piensan como él: en el manicomio.

©David Arce