Julian Assange y el profeta Natán / Michael Castro

Julian Assange, un periodista y programador australiano,  puso en evidencia a través del sitio web Wikileaks las intrigas y ocultas intenciones del gobierno de los Estados Unidos en política exterior. Debido a las escandalosas revelaciones obtenidas de documentos secretos sobre las actividades de los Estados Unidos contra otros países fue acusado de delitos cibernéticos y sometido a encarcelamiento domiciliario en Europa.   Amenazado de muerte y acosado continuamente por los servicios secretos de los países delatados en Wikileaks la voz de Assange, silenciada a la fuerza, resurge como profética en este texto del boricua Michael Castro.

Julian Assange y el profeta Natán / Michael Castro

Hace un tiempo atrás un hombre sacó a la luz unos secretos que el gran gigante mundial conocido como los Estados Unidos de América no quería que la gente supiese. Los secretos que Julian Assange sacó a la luz pusieron en perspectiva lo que en realidad es la nación estadounidense, un país cuyos líderes están dispuestos a mantener el estatus de las cosas a favor de los que lo rigen a toda costa. Desde entonces a Assange se le ha catalogado como un “traidor” por algunos, “terrorista” por otros y “héroe” por muchos.

Luego de Assange y Wikileaks la gente ya no ve a los EEUU como el gran protector sino como un país abusador que comete los mismos o peores crímenes que aquellos países a quienes condena, acusa y ataca cometen. Julian Assange puso en perspectiva a los EEUU y reveló que son como cualquier otro país solo que tienen más armas y dinero que cualquier otro país.

La labor de Assange me recordó una historia de la Biblia. Hace mucho tiempo el rey David se encontraba en su casa y mirando por la ventana vio a una muchacha bien bonita. Siendo él el rey mandó buscarla porque le gustó. Aquella muchacha sin embargo tenía un esposo que era soldado de David y se encontraba en ese momento en la guerra.

David tomó a aquella muchacha, se acostó con ella, la preñó y la mandó para la casa. Para tratar de tapar el asunto mandó a buscar al esposo de ella y le dijo que se fuera un tiempo a su casa. Todo tenía el propósito de que el esposo se acostara con su mujer y a final de cuentas se creyera que el hijo que ella iba a parir era de él. Pero aquel hombre no quiso hacer lo que le dijo el rey David pues entendía que no era justo el irse a su casa mientras sus compañeros se encontraban peleando en la guerra.

Al Rey David se le dañó el plan y para cubrir su aventura decidió hacer algo. Instruyó a sus generales que pusieran a aquel valiente hombre en el frente de batalla y cuando la cosa se pusiese brava lo dejaran solo. Urías, esposo de Betsabé murió y ella quedó viuda. David entonces mandó a llamarla y la hizo su esposa. Todo quedaba en “secreto”. Lamentablemente para David, hay un Dios en el cielo que todo lo ve y en ese entonces le envío a un profeta llamado Natán que le hizo este relato:

Jehová envió a Natán a David; y viniendo a él, le dijo: Había dos hombres en una ciudad, el uno rico, y el otro pobre. El rico tenía numerosas ovejas y vacas; pero el pobre no tenía más que una sola corderita, que él había comprado y criado, y que había crecido con él y con sus hijos juntamente, comiendo de su bocado y bebiendo de su vaso, y durmiendo en su seno; y la tenía como a una hija. Y vino uno de camino al hombre rico; y éste no quiso tomar de sus ovejas y de sus vacas, para guisar para el caminante que había venido a él, sino que tomó la oveja de aquel hombre pobre, y la preparó para aquel que había venido a él. Entonces se encendió el furor de David en gran manera contra aquel hombre, y dijo a Natán: Vive Jehová, que el que tal hizo es digno de muerte. Y debe pagar la cordera con cuatro tantos, porque hizo tal cosa, y no tuvo misericordia. Entonces dijo Natán a David: Tú eres aquel hombre. Así ha dicho Jehová, Dios de Israel: Yo te ungí por rey sobre Israel, y te libré de la mano de Saúl, y te di la casa de tu señor, y las mujeres de tu señor en tu seno; además te di la casa de Israel y de Judá; y si esto fuera poco, te habría añadido mucho más. ¿Por qué, pues, tuviste en poco la palabra de Jehová, haciendo lo malo delante de sus ojos? A Urías heteo heriste a espada, y tomaste por mujer a su mujer, y a él lo mataste con la espada de los hijos de Amón. Por lo cual ahora no se apartará jamás de tu casa la espada, por cuanto me menospreciaste, y tomaste la mujer de Urías heteo para que fuese tu mujer. 1 de Samuel 12: 1-10

El secreto de David quedó descubierto y para colmo quedó grabado en las páginas de la Biblia y no fue nunca olvidado. Eso es lo que le pasa a gente poderosa que tiene sus secretos guardados, cometen abusos y creen que nadie se enterará. Eso fue lo que le pasó a los EEUU con Julian Assange, un Natán moderno.

© Michael Castro  El autor es un maestro especializado en la enseñanza del inglés como segunda lengua a nivel elemental. Es un bloguero residente en Cidra.  Su blog Poder 5, inspirado en el ensayo de Ignacio Ramonet titulado “El Quinto Poder  recoge su pensamiento político, religioso, social, educativo y humano en una variedad de escritos reflexivos y críticos difundidos a través de los medio de comunicación personal generados  en la Internet.

Expresiones de Luis López Nieves al periodista Eduardo Corrales sobre el fundador de WikiLeaks.

El escritor puertorriqueño Luis López Nieves se destaca por sus juicios directos y contundentes sobre asuntos públicos y literarios. El pasado viernes, 24 diciembre 2010 IBLNEWS de Nueva York publicó una entrevista a López Nieves realizada por el periodista Eduardo Corrales. En la parte inicial de la misma se recogen sus expresiones sobre Julian Assange, fundador de WikeLeaks. Por la importancia histórica que reviste la cruzada y persecución de los gobiernos contra Julian Assange consideramos que este tema no puede ser obviado por los lectores de Encuentro…al Sur. Con esa idea en mente, creímos oportuno ofrecerle a manera de síntesis las acertadas expresiones, desde el mundo literario, de Luis Lopéz Nieves sobre el sonado asunto de WikiLeaks.

A continuación citamos lo que escribió Eduardo Corrales:

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, señalado como responsable por la divulgación de documentos diplomáticos estadounidenses confidenciales, “ha hecho, en la política, lo que los escritores tenemos la obligación de hacer en el arte: abrir los ojos del mundo”, asegura el escritor puertorriqueño (nacido ‘accidentalmente’ en Washington DC, en 1950) Luis López Nieves.

“Lo ha hecho de forma tan irrebatible y contundente que no se me ocurre ningún antecedente que remotamente se le acerque. Es un caso único en la historia”, añade el autor de El silencio de Galileo (2009).

A juicio del escritor, Assange -a quien el vicepresidente de EEUU, Joe Biden, no ha dudado en calificar como un “terrorista de alta tecnología”- es, sin dudas, ‘un héroe moderno’. “Como ha dicho el presidente de Brasil, a este hombre hay que apoyarlo y felicitarlo. Es evidente que ha optado por inmolarse en nombre de la libertad”, sostiene

Observa que, después de lo que ha hecho, Assange “estará tan fichado como Osama Bin Laden” y que a partir del comienzo de las revelaciones de WikiLeaks, los gobiernos más poderosos del mundo están buscando la forma de anularlo y “no descansarán hasta lograrlo”

El escritor estima que, de hecho, Assange se ha convertido también en un personaje literario. “No tengo dudas de que ahora empezarán a circular un montón de mitos sobre cómo hizo esto o aquello: Es un nuevo Robin Hood”.

Afirma también que para quienes leen mucha historia, la información revelada por Wikileaks no sorprende mucho. “Sólo un ingenuo o un idiota puede creer que los gobiernos realmente obran según las buenas intenciones que anuncian públicamente”, acota.

Seguidamente precisa que basta una lectura somera de Maquiavelo (y una observación imparcial de la realidad) para entender que todo país anda en busca de su provecho, y que una cosa es lo que dice un gobernante en público y otra lo que dice en privado.

“Para estos ingenuos, que toman al pie de la letra lo que dicen los gobernantes, las revelaciones de WikiLeaks son un abrir de ojos. Lamentablemente, estoy casi seguro de que volverán a cerrarlos de inmediato. Es lo que llamo la ‘enajenación voluntaria’: Mucha gente ve y cree sólo lo que quiere ver y creer”, apunta.

El autor de El corazón de Voltaire (2005) considera que a partir de las revelaciones de WikiLeaks los gobiernos pasarán más trabajo para manipular y conspirar. “No dejarán de hacerlo, claro, pero a partir de ahora tendrán extremo cuidado al escoger con quién hablan o qué ponen por escrito, aunque esto ya lo sabían los más poderosos del mundo”.

“¿Por qué, en la época del correo electrónico, los teléfonos y las videoconferencias, los gobernantes siguen llevando a cabo reuniones cumbre, se visitan en persona y se encierran a hablar solos?”, se interroga. “Pues ahora tenemos la confirmación: para no dejar evidencia”, responde.

No obstante, entiende que sería un desprestigio para Assange recibir un Premio Nobel de la Paz – tal y como lo ha sugerido el escritor español Juan Goytizolo- y opina que “ese premio murió hace años”.

“Por si hubiera alguna duda, el año pasado se lo dieron al emperador de los Estados Unidos, comandante en jefe de las invasiones de Irak y Afganistán”, dice en referencia al Nobel de la Paz 2009 recibido por el presidente Barack Obama. “Eso equivale más o menos a darle a una puta el Premio Nobel de la Castidad”.

Sus críticas al premio que otorga la Academia Sueca le conducen en seguida a arremeter contra el Nobel de Literatura 2010, el novelista y ensayista peruano Mario Vargas Llosa, a quien califica como “un escritor de segunda categoría”.

Más allá de cuestionar los merecimientos literarios del autor de Conversación en la catedral y La guerra del fin del mundo, López Nieves utiliza muy duros términos para acusarle de estar sometido al gobierno de Estados Unidos y a la OTAN y de expresar continuamente “su desprecio por todo lo latinoamericano.

Tomado de Ciudad Seva

© IBLNEWS. New York 2010.