De los rincones / por Gloría Gayoso

Ella habita triste
en un rincón de la sala.
Anda en escoba
barriendo tiempos
que el reloj marca;
y sumida en recuerdos
se mira en el espejo,
que la retrata.
Tiene sobre una mesa
sueños de otras galaxias.
A veces una silla
inventa humanas formas
que sin boca la llaman…
La soledad habita
en las paredes enladrilladas
y nadie la acaricia,
y nadie la engalana.
Ella lo espera siempre
de noche y de mañana.
Y cuando cae la tarde
refúgiase en la lágrima.

©Gloria Gayoso
Derechos reservados

Foto: Eva Lewitus

¿De qué quieres hablar? / Carlos Román Ramírez

Te pregunto ¿de qué quieres,

de tu vida, de la mía,

de tus sueños nacidos, de los perdidos,

de lo que fuimos un día?

¿De primaverales rosicleres, de soles

veraniegos, de matinal lluvia

profunda cuando mi conciencia

era tuya y aún lo desconocías?

¿Del fuego interior que nos unió

en el camino, de tus sentires vagos,

de los galopantes míos?

¿De lo que logramos, de lo que perdimos

en la inmensa corriente de la existencia?

¿De cosas sin mencionar lo nuestro,

de la patria o de alguna otra agonía,

de los hijos que se van más de lo que vuelven,

del mar, por ejemplo?

¿Sí, del mar?, pues hablemos de bogar

como una vez bajo luna plateada

en el idílico vaivén de las olas…. ¡ensueños!

y luego…. ¡miseria!,

un puerto de luces agónicas

mirando perderse un amor grande,

ya mediano, ya pequeño

como el navío que se aleja

en un adiós sin regreso.

 

Carlos Román Ramírez

Algunas vez / poema de Marinín Torregrosa Sánchez

Alguna vez

 

¿Alguna vez te fuiste
en un viaje de letras al destino
que jamás pisaste el camino?
Se te quedó sin estrenar un beso,
el silencio alargó la espera,
pretendías detener tu universo.

¿Alguna vez
alguien se comió tu queso?
¿Te dejó con el vino, flores,
y un ramillete de versos?

Alguna vez,
de un amor quedaste preso
de amaneceres que no llegan,
de noches eternas a ciegas
porque opaca la estrella
el destello de la quimera.

Alguna vez
la luna sintió miedo
y solo mostró un lado
al mundo siniestro,
mientras pintó la angustia
su lado más bello.

Alguna vez
ante el reflejo roto
te sentí aguacero de noche
frente a un espejo de reproches.

Alguna vez,
¿fui en tu corazón latido
o simplemente
un intento al amor fallido?

Alguna vez…

®Sentimientos Revueltos
©Marinín Torregrosa Sánchez, 26 de febrero de 2015.

Reblogueado de Marinin’s space

Perdona / Carlos Román Ramírez

PERDONA

                    

Perdona, no digo te amo

porque ya no aprisionan mis palabras

tu vuelo de horizonte……

por eso no digo te amo.

Perdona, no acaricio tu mano

porque creciste zarzas florecidas

de aguijones entre nosotros……

por eso no acaricio tu mano.

Perdona, no pronuncio tu nombre

porque se abrasan mis labios

diluyendo aquel sabor a miel……

por eso no pronuncio tu nombre.

Perdona, no vuelvo la cara al cruzarnos

porque ya sólo procuro futuro,

tú eres el sangrante ayer doliente……

por eso no vuelvo la cara al cruzarnos.

Perdona, ya no escribo cartas

porque tapiaste tu buzón azul,

nidal de mis líricos trances……

por eso ya no escribo cartas.

Perdona, eres la didáctica de mis poemas

sobre cómo no se debe amar……

 

                        junio 2014

                       Carlos Román Ramírez

Déjame seguirte en esa luz eterna

Por Maileen Torres Rodríguez

En la oscuridad de mis sueños, no existe luz…es intrascendente si tu no habitas entre dispersor lugares destilado de su esencia. En los solitarios caminos alimentare el fuego hasta que mi alma respire la liberta de sujetar tus brazos, de apaciguar la angustia de los ojos marrones que no te ven en el presente, tan solo perciben el destello de su enigma sombra. 

Mi corazón se eleva, como esas olas que moran por encima de mí. No es necesario entender… estamos mas perdido para perder. No consueles mis lágrimas, porque ellas producen un sentimiento donde la felicidad y la agonía se apabullen en su misterio. Y es en ese instante; donde aprenderé a volar hacia ti, por los vastos declives de las tinieblas y sus dulces auroras infinitas. 

Desbloqueare los inconmensurables edenes en mi mente, para que mi amor siga detrás de tu misma puerta secreta; la muerte no detendrá las palabras, la búsqueda de los recuerdos y esa luna que da luz en la eternidad. Mirare más allá del infinito final, sin importar la cobardía de un hombre o una mujer, cuando en la tierra puede habitar mucho más valiente; para luchar en el tiempo que se pierde cada segundo. Que importa si hay tristeza cuando hubo un tiempo algunas alegrías pasajeras, que importa mi perdida, cuando supe apreciar tu existencia en mi vasta vida y en el vago espejo que iluminaba tu amor… En la oscuridad de mis sueños, no existe luz…es fúnebre, vacío, inexistente y nebuloso desde que mi corazón te dejó de sentir.

© MTR, 26 de diciembre de 2011

¿Por qué te pienso? / Maileen Torres Rodríguez

Cuando todo lo que ves,

parece estar vacío,

son las almas que se ocultan

en la oscuridad

que nació entre nosotros.

*

Quiero ver más allá de ti,

para sostener el sentido de un té quiero.

*

Quiero tener el tacto,

el sudor de tu cuerpo,

para aprender a vivir,

sumergida en ese río infinito

donde se esconde las rocas cristalinas de tu alma.

*

Quiero ver a quién mis ojos asimilan.

Ver las partículas fervorizar el amor

indescriptible que produce nuestro cuerpo.

Escuchar el sonido de tu voz, calmando el fuego,

producido por nuestra lujuria.

*

Quiero ver a quien mis ojos extrañan,

ver el rostro en la sonrisa pasajera.

El reflejo de tu intimidad mojando mi cuerpo.

Tener un argumentó,

exponiendo las razones de un té amo.

*

No existe motivo de razonamiento.

Porque somos un hueco,

donde parece estar vacío,

ocultando las almas,

en la oscuridad,

que nació entre nosotros.

*

Por Maileen Torres Rodríguez

24 de agosto de 2011.

¡Eres! / Maileen Torres Rodríguez

En la tristeza que existe en mí
Tú resguardas el amanecer
Con trazos finos marcados en mí consuelo.

En los temores que me rodean
Me das valor indeleble, con tu presencia,
Aunque sólo prevalezcas en mi memoria.

Eres el ser que compone mi alba
Eres el guardián que sostienes mis alas
Eres vida, vida mía
Eres la sombra placentera del sentimiento,
Que provoca el amor.
Y fue a ti a quién
Entregue mi quebrantado corazón…

Por Maileen Torres Rodríguez, 8 de enero del 2010.

Mi amor, Tu inconsciente / por Jorge Amado Serrano

Mi amor es tan solo una metáfora de tu inconsciente,
Que al arraigarse en tu alma vuélvese torrente,
Y decrepitan los avatares de tu idiosincrasia mundana,
Y desgarra la elocuencia de tantas palabras vanas.

Mi amor no trasgrede las barreras del eco,
Porque elipsa en la estrella que tiene tu cuerpo,
Denotando cordura embriaguez y dulzura,
Y amalgama la cadencia que embelesa a tu figura.

Mi amor se dilata en tus negras pupilas,
Cuantitativas son tus miradas inducidas,
Cuando emerges como el sol en radiante lozanía,
Pero atrapar te dejas, por esta locura mía.

Mi amor es tan solo una metáfora de tu inconsciente,
Que te ha devuelto a la vida y te ha hecho corriente,
Emancipando a los jinetes emplumecidos de tus venas,
Y a mis pies te has doblegado tu, enhorabuena.

Mi amor es tan solo FERCH, una metáfora de tu inconsciente.
TE AMO.

Jorge Amado Serrano
Suardi, Santa Fé, Argentina