La cenizas dispersas en el aire envenena a quien las respira

Al descubierto la toxicidad de las cenizas de carbón
Entre la realidad y la reglamentación
Por: Víctor Alvarado Guzmán
Comité Diálogo Ambiental, Salinas

2017-08-22%2B10.14.35.jpgUna de las consecuencias imprevistas de la lucha que se libra en Peñuelas y Guayama contra el depósito de las cenizas de carbón de la empresa AES, es que casi a diario afloran pruebas que refuerzan la abundante evidencia disponible sobre la toxicidad de este desecho industrial.

Por ejemplo, en una sentencia emitida el pasado 4 de agosto, el juez Mariano Vidal Sáenz argumentó que la disposición que se realiza en el vertedero EC Waste de Peñuelas de las cenizas que AES llama “Agremax” no está prohibida por la recién aprobada Ley 40. Según estipuló el juez:

“No cabe duda de que el texto de la nueva Ley 40 dejó claro que la variante más tóxica y peligrosa de este desecho industrial -el “fly ash” o ceniza volante- no podría ser depositada en ningún sistema de relleno sanitario del país. (Énfasis Nuestro)”. (Comité Pro Salud, Desarrollo y Ambiente de Tallaboa, et al. v. Junta de Calidad Ambiental, et al., J PE2017-0289 (Sentencia del 4 de agosto de 2017)) Subrayado nuestro.

Por lo tanto, en su sentencia el juez reconoce que la ceniza volante o “fly ash” es, en efecto, “la variante más tóxica y peligrosa” de ese desperdicio industrial.

Aun así, llama la atención que Vidal Sáen olvidó añadir a su argumentación otro dato inequívoco: que según ha certificado la Agencia de Protección Ambiental federal (EPA, por siglas en inglés), el 80 por ciento del “Agremax” es constituido por cenizas volantes o “fly”ash” (Leaching Behavior of “AGREMAX” Collected from a Coal-Fired Power Plant in Puerto Rico, pág. 2) y, por lo tanto, el 80 por ciento del contenido del “Agremax” es altamente tóxico y peligroso.

Con semejante prueba, ya no es de extrañar que la Suprema Corte de Justicia de República Dominicana declarara en el año 2009 que el rockash, como también se le conoce al Agremax, es “una basura radioactiva o desecho industrial que degradó el medio ambiente de Samaná” y que por haber sido depositado en un sitio próximo al mar provocó “graves perjuicios para la fauna marina y el medio ambiente que le rodeaba”.

Reglamentación federal y estatal: fricción con la realidad

Contra esta realidad, ejecutivos y propagandistas de la carbonera AES argumentan que la EPA ya clasificó las cenizas como un desperdicio sólido no peligroso. Sin embargo, expresiones recientes de la directora de la EPA en el Caribe, Carmen Guerrero, demuestran que hasta en esa agencia federal reconocen lo que ya todos sabemos.

Según expresara Guerrero, desde octubre de 2015 la EPA clasifica a las cenizas de carbón y sus derivados como desperdicios sólidos no peligrosos, al amparo del “Coal Combustion Residuals Rule o CCR Rule”. Sin embargo, la propia reglamentación reconoce que las cenizas “tienen componentes tóxicos”, como mercurio, cadmio y arsénico.

¿Cómo algo que no es peligroso puede emitir semejantes tóxicos?

Diversos estudios en Puerto Rico y Estados Unidos demuestran que las cenizas contienen altos niveles de metales pesados, muchos de ellos cancerígenos, además de particulado radioactivo. Para ver los mismos le invitamos a acceder cenizaspr.org.

Más admisiones

También semanas atrás, el secretario del Departamento de Salud, doctor Rafael Rodríguez Mercado, declaró ante senadores que las cenizas de carbón no solo contienen elementos tóxicos, sino que su almacenamiento y disposición puede amenazar la salud humana.

Al compartir la data epidemiológica que tiene el Departamento de Salud, Rodríguez Mercado explicó que desde el punto de vista médico “existe abundante evidencia de los efectos causados por una exposición indiscriminada a los contaminantes del carbono. Está aceptado el hecho de que los residuos de la combustión del carbón en su forma de ceniza tienen efectos detrimentales para enfermedades cardíacas, cáncer, enfermedades respiratorias (asma, enfermedad obstructiva del pulmón) y accidentes cerebro-vasculares”.

El titular de Salud expresó claramente que las cenizas de carbón sí son tóxicas. “Por otro lado, los elementos tóxicos presentes en las cenizas volantes, además de entrar directamente por inhalación o infusión a través de la piel, pueden ser absorbidos por el cuerpo humano por procesos naturales”, manifestó Rodríguez Mercado.

Este contundente testimonio contradijo a la abogada Tania Vázquez Rivera, presidenta de la Junta de Calidad Ambiental (JCA), quien declaró que empleados de su agencia evalúan con mucha seriedad los resultados de dos métodos analíticos de lixiviación, Toxicity Characteristic Leaching Procedure (TCLP) y Synthetic Precipitation Leaching Procedure (SPLP), y que estos determinan que las cenizas no son peligrosas.

Sin embargo, el 16 de julio de 2012, el entonces Jefe de la Subdivisión de Cumplimiento del Resource Conservation and Recovery Act (RCRA) bajo la Región 2 de la EPA, George C. Meyer, escribió una carta a la JCA donde ponía en duda la efectividad de los “dos métodos analíticos de lixiviación” que defiende hoy Vázquez Rivera.

“EPA cree que el TCLP y SPLP pueden subestimar el potencial de lixiviación de componentes peligrosos de la reutilización de cenizas de carbón en comparación con el Leaching Environmental Assessment Framework (LEAF). Como ustedes saben, la EPA desarrolló los métodos LEAF en respuesta a las preocupaciones planteadas por la Academia Nacional de Ciencias, el Consejo Asesor Científico de la EPA y otros sobre el uso de pruebas de pH de punto único como TCLP y SPLP para evaluar el potencial de lixiviación de los residuos de combustión de carbón”, señaló Meyer.

2017-08-22%2B10.19.16.jpg

Agencias federales y estatales reconocen que las cenizas contienen elementos tóxicos, pero tratan de ocultar la realidad tras unas pruebas no confiables, una reglamentación defectuosa y un vocabulario ambiguo.

La carbonera AES y el gobierno de Puerto Rico continúan poniendo en peligro la salud y la vida de miles de personas, familias y comunidades al exponerlos a las cenizas de carbón, ya sea en el aire que respiran o bajo el suelo del hogar que habitan. La evidencia científica es clara.

Ahora solo falta que la reglamentación y el gobierno también lo sean.

Suministrado pot El Patriota del Sur

El gobierno juega con los efectos tóxicos de las cenizas de carbón / Víctor Alvarado Guzman

Comunicado de prensa

Se contradicen agencias del gobierno sobre toxicidad de las cenizas de carbón

Inapropiadas las pruebas de la Junta de Calidad Ambiental

En medio del controversial reinicio del depósito de cenizas de carbón en Peñuelas, a pesar de que existe una Ley que supuestamente lo prohíbe, dos agencias del gobierno entraron en contradicciones sobre la peligrosidad y toxicidad de estos desperdicios de la quema de carbón.

El pasado 23 de mayo de 2017, en la ponencia que presentara el secretario del Departamento de Salud, Dr. Rafael Rodríguez Mercado, ante la Comisión de Salud Ambiental del Senado que evaluaba en aquel entonces los proyectos para prohibir el depósito de las cenizas en Puerto Rico, este aseguró que las cenizas de carbón contienen elementos tóxicos y que el almacenamiento y disposición de los mismos puede amenazar la salud humana.

Al compartir la data epidemiológica que tiene el Departamento de Salud, el Dr. Rodríguez Mercado explicó que desde el punto de vista médico “existe abundante evidencia de los efectos causados por una exposición indiscriminada a los contaminantes del carbono. Está aceptado el hecho de que los residuos de la combustión del carbón en su forma de ceniza tienen efectos detrimentales para enfermedades cardíacas, cáncer, enfermedades respiratorias (asma, enfermedad obstructiva del pulmón) y accidentes cerebro-vasculares”.

El titular de Salud expresó claramente que las cenizas de carbón sí son tóxicas. “Por otro lado, los elementos tóxicos presentes en las cenizas volantes, además de entrar directamente por inhalación o infusión a través de la piel, pueden ser absorbidos por el cuerpo humano por procesos naturales”, manifestó Rodríguez Mercado.

Esta contundente evidencia contradice a la Lcda. Tania Vázquez Rivera, presidenta de la Junta de Calidad Ambiental (JCA), quien declaró a un medio de comunicación de la capital que empleados de su agencia evalúan con mucha seriedad los resultados de dos métodos analíticos de lixiviación y que estos determinan que las cenizas no son peligrosas.

“Estos científicos boricuas han concluido una y otra vez, estudio tras estudio, que estos residuos de la combustión de carbón no son peligrosos, y están dispuestos a explicar cada uno de los datos y conclusiones científicas en cualquier foro científico, con profesionales certificados y que tengan data científica empírica certificada,” comentó Vázquez Rivera.

El 16 de julio de 2012, el entonces Jefe de la Subdivisión de Cumplimiento del Resource Conservation and Recovery Act (RCRA), bajo la Región 2 de la EPA, George C. Meyer, le escribió una carta a la JCA donde ponía en duda la efectividad de los “dos métodos analíticos de lixiviación” que defiende ahora Tania Vázquez Rivera.

“EPA cree que el TCLP y SPLP pueden subestimar el potencial de lixiviación de componentes peligrosos de la reutilización de cenizas de carbón en comparación con el Leaching Environmental Assessment Framework (LEAF). Como ustedes saben, la EPA desarrolló los métodos LEAF en respuesta a las preocupaciones planteadas por la Academia Nacional de Ciencias, el Consejo Asesor Científico de la EPA y otros sobre el uso de pruebas de pH de punto único como TCLP y SPLP para evaluar el potencial de lixiviación del los residuos de combustión de carbón”, señaló Meyer.

###

Legislatura de Salinas apoya unánimemente la lucha de Peñuelas contra las cenizas carbón

Jackeline Vázquez

Jackeline Vázquez

En una valiente decisión los legisladores municipales de Salinas aprobaron una resolución apoyando la lucha de las comunidades de Peñuelas afectadas con el depósito de cenizas de carbón.   La resolución, iniciativa del líder ambiental y legislador municipal Víctor Alvarado Guzmán, contó con la co-autoría de la bancada del PPD y el respaldo de la minoría novoprogresista.

La solidaridad con Peñuelas expresada a través de la Legislatura Municipal que preside Jackeline Vázquez Suárez,  cuenta con el respaldo de la mayoría de los habitantes de Salinas que también se han visto afectados con el depósito de cenizas tóxicas utilizadas como relleno en la construcción de urbanizaciones, centros comerciales y de caminos rurales en terrenos de alto valor agrícola.  El depósito de dicho material tóxico pone en peligro de contaminación las importantes reservas de agua de los acuíferos del sur así como la salud  de los habitantes de la región.

Víctor Alvarado

Víctor Alvarado

Según Víctor Alvarado, la resolución aprobada solicita la inclusión del Proyecto del Senado 340 destinado a prohibir el depósito de cenizas de carbón en Puerto Rico en una posible sesión extraordinaria a ser convocada por García Padilla.

Asimismo hace un llamado al gobierno para que  desista de producir energía eléctrica a base de la quema de carbón, como han hecho los países europeos. En su lugar solicita que se fomente el uso de fuentes de energía limpia, renovable y sustentable, porque las mismas tienen un potencial mayor de activar la economía con el establecimiento de una variedad de empresas energéticas y la creación de empleos.

Esta resolución contiene implícitamente un importante mensaje por el que abogan todos los pueblos del mundo: “Salvando el Planeta, salvamos a la humanidad”.

La comunidad de Aguirre y el fuego en la planta de la AEE

Por: Víctor Alvarado Guzmán
Portavoz Comité Diálogo Ambiental

DSCN3352.JPGSalinas, Puerto Rico – El apagón general que padecimos recientemente, está precedido por cierta obscuridad relativa de los procesos por los cuales atraviesa la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). El fuego que ocurrió en la planta termoeléctrica en Aguirre, puso de manifiesto, no sólo la fragilidad del sistema eléctrico (incluyendo las plantas privadas), sino el peligro en el que se encuentran las comunidades cercanas a los complejos generatrices.

Un punto que no se ha discutido públicamente es el efecto que tiene la planta de la AEE sobre la comunidad de Aguirre. Trabajadores de la AEE, que siempre tienen una visión más certera y amplia que los directivos de la corporación pública, aseveraron que la comunidad de Aguirre tuvo mucha suerte de que el viento estuviera soplando del noreste al suroeste. Si el viento hubiera venido del sureste al noroeste, como ocurre regularmente, la tragedia no hubiera sido sólo quedarnos sin luz, sino que tuviéramos residentes de la comunidad afectados directamente por el fuego. En el pasado, la comunidad de Aguirre estuvo expuesta al peligro de un fuego extremo. En el 2000, un voraz incendio consumió miles de neumáticos en un almacén de la antigua central azucarera Aguirre utilizado por la empresa American Tire Systems (ATSI), que había almacenado sobre un millón de toneladas de neumáticos triturados en sus almacenes. El fuego fue tan intenso que los bomberos tardaron una semana en extinguirlo. En aquel entonces, la dirección del viento también ayudó a que el efecto en la comunidad no fuera devastador. Para los vecinos de Aguirre, ¿a la tercera será la vencida?

Por cerca de tres años, el Comité Diálogo Ambiental e IDEBAJO estuvimos sentados en una mesa de diálogo con representantes de la AEE y de La Fortaleza tratando de llegar a un acuerdo sobre el proyecto del puerto de gas natural en Aguirre, conocido como el Aguirre Off Shore Gasport (AOGP). Un planteamiento que le hicimos al gobierno fue que no existe un protocolo de seguridad con la comunidad en caso de alguna emergencia en la planta. Los representantes de la AEE despacharon el asunto diciendo que a ellos no se les pedía ese acuerdo o protocolo con la comunidad y que eso le tocaba a la Junta de Calidad Ambiental (JCA), a través de un Comité Local de Respuestas de Emergencias. Este Comité llevaba siete (7) años inactivo. Diálogo Ambiental intentó reactivar el mismo por el bien de la comunidad de Aguirre, pero al parecer ni al gobierno ni a la AEE le interesa que los vecinos de la planta estén informados y preparados en caso de algún accidente. Ante la situación reciente de la explosión y fuego en las instalaciones de la termoeléctrica, es imperativo que los salinenses reclamemos que se reactive el Comité de la JCA o que se obligue a la AEE a establecer el protocolo comunitario en caso de emergencia en la termoeléctrica. Cabe señalar que los hogares de varios vecinos de la comunidad de Aguirre fueron desplazados en 1975 para construir la planta. Si la comunidad estaba primero, la AEE debería tener una actitud de “buenos vecinos” con los residentes.

Recuerdo al amigo José Ortiz Agront, Cheo Blanco, batallando para que la AEE le diera oportunidad de empleos a residentes cercanos a la planta de Aguirre, y los estudios que demostraban que el 80% de los residentes de Las Mareas, comunidad contigua a la planta, padecían de problemas respiratorios. El fuego en Aguirre nos dejó sin luz por tres días, la AEE nos ha dejado contaminados, inseguros y sin salud por cuarenta y un (41) años. Es hora de una transformación real, no sólo de la producción energética sino de las actitudes de los directivos de la AEE. Hay que ver la luz más allá del apagón.


Publicado por Víctor Alvarado Guzmán en El Patriota del Sur el 9/26/2016

Escuela de Salud Pública desmiente propaganda de carbonera AES

COMUNICADO DE PRENSA

Equivocada la apreciación de ex secretario Johnny Rullán

Guayama, Puerto Rico – La Escuela Graduada de Salud Pública del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico, desmintió las expresiones del ex secretario de salud, el Dr. Johnny Rullán, utilizadas en la propaganda de la carbonera AES, sobre la validez del estudio epidemiológico realizado por estudiantes de maestría de la reconocida institución, en las comunidades de Puente de Jobos y Miramar en Guayama.

La AES utilizó en su propaganda unas expresiones de Rullán, el cuál catalogó despectivamente como una “encuesta” y “un buen trabajo de clase”, el estudio realizado por 27 estudiantes del Programa de Maestría en Salud Pública con especialidades en Bioestadística y Epidemiología de la Escuela Graduada de Salud Pública. El estudio reveló altas cantidades de personas con enfermedades respiratorias, cardiovasculares, de la piel y abortos en las comunidades de Puente de Jobos y Miramar, cercanas a la planta de carbón AES de Guayama.

“Los resultados del estudio realizado por nuestros estudiantes graduados, bajo la supervisión de los facultativos del departamento, sustentaron la percepción y preocupación de la comunidad guayamesa de que existe un exceso de enfermedades respiratorias y de la piel en las comunidades de Puente de Jobos y Miramar”, expresó la Escuela de Salud Pública a través de un comunicado de prensa. Estos reafirmaron que el estudio “fue riguroso y objetivo y utilizó el método epidemiológico recomendado para estudios de salud en comunidades en Puerto Rico, Estados Unidos de América y a nivel internacional, cuyos resultados son utilizados para apoyar la toma de decisiones en los diferentes ámbitos del sector salud. Además, el estudio se complementó con la información más reciente del Registro Central de Cáncer de Puerto Rico”.

Por último, líderes de organizaciones comunitarias y ambientales volvieron a exigir al gobierno, especialmente al Departamento de Salud y a la Junta de Calidad Ambiental (JCA), a tomar acciones ante el inminente daño a la salud que existe en Guayama. “Es urgente que el Departamento de Salud, la JCA y la EPA tomen acciones ante la evidencia científica de los efectos en la salud de las personas que tiene directamente la carbonera AES, en el caso de Guayama, y el depósito de las cenizas tóxicas de carbón, como es el caso en Peñuelas”, dijo Yvette González Cuascut, portavoz del Comité Por Salud, Desarrollo y Ambiente de Tallaboa de Peñuelas. “Estos estudios que siguen presentándose sobre el daño a la salud y al ambiente por la quema del carbón en Puerto Rico, ponen en evidencia las mentiras que por años ha estado diciendo la carbonera AES y demuestra la necesidad de detener esta peligrosa fuente de contaminación. Es hora de cerrar la carbonera AES”, terminó diciendo Víctor Alvarado Guzmán, portavoz del Comité Diálogo Ambiental de Salinas.

-###-

Exigen se apruebe proyecto para prohibir deposito y uso de cenizas de carbón

Comunicado de prensa

Organizaciones del área sur de Puerto Rico exigieron a la Legislatura la aprobación del Proyecto del Senado 340, que prohibiría el uso de cenizas de carbón o de cualquier residuo de combustión de carbón como material de relleno en proyectos de construcción o en vías, y su depósito en terrenos o en cuerpos de agua naturales o artificiales, incluyendo los vertederos del país.

Yvette González Cuascut, portavoz del Comité Pro Salud, Desarrollo y Ambiente de Tallaboa, Inc., hizo un llamado a Legisladores y Legisladoras a aprobar el proyecto por el bien de la salud de las personas. “En Peñuelas llevamos dos años en una ardua batalla contra la compañía de basura EC Waste porque esta insiste en llevar las cenizas tóxicas de carbón al vertedero y eso nos está contaminando. Ya hay un estudio que demuestra que las cenizas depositadas allí han llegado a la comunidad a través del viento y también ha llegado ese material a los patios de las casas a través de las escorrentías provenientes del vertedero. No podemos esperar más. Es el momento de que el Senado y la Cámara pongan un alto al uso de las cenizas en Puerto Rico y que la carbonera AES cumpla con no depositar sus desperdicios en nuestro suelo”, dijo González Cuascut.

Por su parte, Manolo Díaz, líder ambiental de Peñuelas, explicó que aún con la agenda cargada de la última sesión del cuatrienio, sólo falta voluntad de la Asamblea Legislativa para aprobar ahora el proyecto. “Este proyecto fue radicado por la senadora María de Lourdes Santiago (PIP), como co autor tiene al senador Cirilo Tirado (PPD) y hay unas expresiones del senador Larry Seilhamer (PNP) en el sentido de que se opone a la disposición de cenizas en Puerto Rico y que podría votar a favor del proyecto. Esperamos que ese consenso de los tres partidos se materialice en la aprobación del proyecto. Este es el momento de los Senadores y Senadoras de tomar una acción afirmativa a favor de proteger a sus constituyentes y al ambiente. El pueblo necesita que se apruebe este proyecto. Sólo falta la voluntad de hacerlo”, expresó Manolo Díaz.

El portavoz del Comité Diálogo Ambiental de Salinas, Víctor Alvarado, dijo que los legisladores tienen en sus manos la oportunidad de detener las confrontaciones que se han dado por los pasados años entre las comunidades y la carbonera AES. “Las comunidades van a seguir auto defendiéndose del intento de la carbonera AES de convertir nuestros suelos en vertederos tóxicos. Con la aprobación del P del S 340, nuestras familias tendrán paz y salud en sus pueblos. Si no se aprueba, continuará la lucha de las comunidades.

Serie: Bomba de tiempo, las cenizas de carbón

Este es un asunto grave que hay que detener. Es tiempo de exigir contundentemente que termine la generación de energía eléctrica usando carbón en Puerto Rico. El aumento de enfermedades fatales en las zonas contaminada está evidenciado, lo razonable es eliminar el foco de contaminación y no esperar a que se use a nuestra gente como conejillo de india para probar si el incremento de muertes es causado o no por de la contaminación con cenizas de carbón.

Visítanos en periodismoinvestigativo.com

Serie: Bomba de tiempo, las cenizas de carbón

Bomba de tiempo, las cenizas de carbón es una serie especial sobre la contaminación por cenizas de carbón en Puerto Rico y en la República Dominicana, y sus peligrosas repercusiones en la salud y el ambiente.

Lee la serie aquí

open.php?u=d5109aa5d2e94dd7eaa1251af&id=9613a337fd&e=b30724a597

Las cenizas de carbón: un problema ambiental peligroso para la salud

JCA espera que otros tomen decisiones

Salinas, Puerto Rico – Representantes de organizaciones ambientales de Peñuelas, Salinas, Guayama y Humacao llevaron a cabo una manifestación frente a la Junta de Calidad Ambiental (JCA) reclamando acción ante el daño ambiental y a la salud por el depósito de las tóxicas cenizas de carbón producidas por la carbonera Applied Energy Systems (AES) ubicada en Guayama.

Comparecimos a las oficinas de la JCA para presentar nuestros reclamos de acción inmediata ante la ineficacia por los atropellos ambientales de la carbonera AES, por el uso de las cenizas producto de la quema de carbón como relleno en proyectos de construcción y en terrenos sobre acuífero del Sur, en ríos y áreas ecológicamente sensitivas, y la disposición ilegal en los vertederos de Peñuelas y Humacao”, dijo Yvette González Cuascut, miembro del Comité Pro Salud, Desarrollo y Ambiente de Tallaboa, Inc.

Uno de los temas más discutidos durante una reunión con el presidente de la JCA fue el tipo de prueba que se le hacen a las cenizas de carbón, conocidas como Agremax, para determinar su toxicidad. “Primero, es inaudito que se le permita a la propia carbonera AES a colectar las muestras. Eso es como poner al cabro a velar las lechugas. Además, las pruebas que se le hacen a estas cenizas, la Toxicity Characteristic Leaching Procedure (TCLP) y Synthetic Precipitation Leaching Procedure (SPLP), están desprestigiadas, ya que las mismas no arrojan la verdadera toxicidad. Hasta la propia agencia federal ambiental (EPA) le ha dicho a la JCA en reiteradas ocasiones que esas pruebas no sirven y que deben usar la prueba Leaching Environmental Assessment Framework (LEAF), para demostrar la verdadera toxicidad de las mismas. La posición colonialista de la JCA es que hay que esperar a que la EPA, en algún momento de la historia, tome una decisión oficial para entonces ellos cambiar su reglamento. Ni siquiera están dispuestos a enviar una carta a la EPA para unirse al reclamo que hay de la comunidad científica y comunitaria en E.E.U.U de que haya un cambio en las pruebas a las cenizas de carbón”, manifestó Timmy Boyle, líder de la Alianza Comunitaria Ambiental del Sureste (ACASE).

Los representantes de las organizaciones también exigieron que a las cenizas de carbón se le hagan pruebas de radioactividad. En el 2010, una prueba independiente realizada a cenizas de carbón de la AES, utilizadas como relleno en la Urb. Parque Gabriela de Salinas, demostró un alto contenido de metales pesados y radioactividad hasta 3 veces lo permitido por la EPA (TestAmerica Analytical Report, Job Number: 680-60518-1). Además, la Universidad de Duke realizó otro estudio en el 2015, “Naturally Occurring Radioactive Material in Coal and Coal Combsution Residuals in the United States”, que establece que la radioactividad encontrada en las cenizas puede tener hasta diez veces más de lo aceptable.

Por otro lado, Víctor Alvarado Guzmán, portavoz del Comité Diálogo Ambiental, reseñó la resistencia de la JCA en reconocer la validez de las Ordenanzas Municipales aprobadas por más de 40 municipios en Puerto Rico. “Las Ordenanzas Municipales aprobadas han sido avaladas en distintos foros judiciales, reconocidas por la propia EPA y en su momento, hasta la AES se vio obligada a cumplir la ley de sacar las cenizas fuera de Puerto Rico debido a las prohibiciones municipales. Sin embargo, la JCA le abrió las puertas de los vertederos, causando estragos en las comunidades cercanas a los vertederos de Humacao y Peñuelas. Es cierto que eliminar el uso de las cenizas en rellenos de urbanizaciones, caminos y centros comerciales, después de años de lucha y de una “avalancha de querellas”, como expresó el presidente de la JCA, fue un paso en la dirección correcta. Pero, las consecuencias ambientales y en la salud de las personas por ese uso y el actual depósito en los vertederos, podría ser más grande que el problema del asbesto. Si el depósito en los vertederos de Peñuelas y Humacao son ilegales, debido a que las compañías de basura y la AES no pidieron los permisos necesarios, que se saquen las cenizas depositadas ilegalmente, se detenga inmediatamente los camiones que siguen depositando y se proceda con las multas. No se debe conceder ni un permiso más a ningún vertedero”, expresó Alvarado Guzmán.

Por último, los líderes ambientales criticaron la pasividad de la JCA, esperando a que otras agencias federales y tribunales decidan por ellos. “Aquí se esperó 12 años para determinar que las cenizas de carbón o Agremax no eran ningún agregado y sí un desperdicio. No podemos esperar 12 años más para que las cenizas de carbón sean clasificadas como peligrosas y tóxicas. De aquí a allá habrá muerto mucha gente. La JCA tiene la obligación ministerial y moral de actuar inmediatamente. Fuimos bien claros de que las comunidades están cansadas de la inacción y negligencia de parte de la agencia. Si no atienden los reclamos en favor del ambiente y la salud de las comunidades que nuestras organizaciones representan, y si la agencia no ejerce el propósito por la cual fue creada, no nos deja más alternativas que denunciar esta situación al país y hacer valer nuestro derecho a la autodefensa. La carbonera AES es un gran problema y no es necesaria”, terminó diciendo Diego Ledeé Bazán, líder del Frente Afirmación del Sureste (FASE).

Demandarán a agencia estadounidense por daños ambientales del proyecto de gas natural en Aguirre

COMUNICADO DE PRENSA
21 de febrero de 2016

Logo%2BCDA.jpg
Salinas, Puerto Rico – El Comité Diálogo Ambiental, Inc. informó su intención de demandar a la Comisión Reguladora de Energía Federal (FERC, por sus siglas en inglés) por violaciones a la Ley de Especies en Peligro de Extinción (ESA, por sus siglas en inglés) por la autorización dada por esta agencia federal para establecer, construir y operar un terminal de gas natural licuado en alta mar en aguas costeras de la Bahía de Jobos y el Mar Caribe en el sureste de Puerto Rico. Estas aguas son el hogar de muchas especies en peligro de extinción y amenazadas, incluyendo ballenas, tiburones, tortugas, manatíes y corales.

“En lugar de dar a estas especies raras la más alta prioridad e incorporar su protección en las alternativas y decisiones durante todo el proceso, la FERC y el promotor del proyecto Excelerate Energy LP han tratado este entorno marino único como algo secundario, y tomaron decisiones críticas en violación de la ESA”, dijo Ruth Santiago, abogada de Diálogo. Diálogo Ambiental es una corporación sin fines de lucro comunitaria, formada por los residentes que viven, trabajan y utilizan la zona del gasoducto propuesto. Además, promueven un equilibrio armonioso del ser humano con su entorno para satisfacer las necesidades económicas, sociales y de otra índole de las generaciones presentes y futuras.

El propuesto Aguirre Offshore GasPort (AOGP) es el mayor proyecto de infraestructura que se propone actualmente en Puerto Rico e incluye la construcción de un terminal de 1,515 pies de largo en el Mar Caribe y el entierro de una tubería de 4 millas a través del centro de la Reserva de Investigación Estuarina de la Bahía de Jobos, un área protegida designada por la Administración Atmosférica y Oceánica Federal (NOAA), y que fue seleccionada a la lista exclusiva de reservas debido a sus recursos naturales únicos y diversos que incluyen arrecifes de coral, lechos de algas marinas, salinas, manglares. “Puerto Rico necesita una rápida transición a otras fuentes de energía renovables en lugar de grandes proyectos, ecológicamente dañinos como este que atan nuestro futuro a los combustibles fósiles y más tuberías,” dijo Santiago.

Diálogo también está representado por los abogados ambientales Pat Parenteau, profesor de la Facultad de Derecho de Vermont, y Douglas Ruley y Gary Davis, de la firma Davis & Whitlock de Asheville, Carolina del Norte. “La FERC ha ignorado las alternativas propuestas por el Servicio de Pesquerías Marinas Federal y dio lugar a un proyecto que va a dañar estos recursos marinos únicos y las personas que dependen de ellos”, dijo Parenteau.

Salinas tercero en incidencia de cáncer en Puerto Rico

Lazoscancer2.pngEl líder ambiental y candidato alcalde del PIP Víctor Alvarado Guzmán, señaló que es preocupante el alza en los casos de cáncer que se ha dado en los últimos años en Salinas. “Del 2000 al 2012, último año publicado, hubo 1,402 casos nuevos de cáncer en Salinas. Si examinamos las estadísticas por año vemos una clara línea ascendente en los casos y hay un aumento marcado del 2002 en adelante. De hecho, hubo 135 casos en el 2012, la cantidad más alta de todos los años registrados”, explicó Alvarado. Según el Departamento de Salud, en el 2010 el cáncer fue la primera causa de muerte en el Municipio salinense (Bolentín de Mortalidad 2009-2010).

Para Alvarado, parte de este aumento en la incidencia de cáncer se debe a factores ambientales y a condiciones de vida en la región. Se lo atribuye a factores como la contaminación de los suelos, aire y agua provocada mayormente por las centrales termoeléctrica y de carbón que lanza miles de químicos al aire y han regado cenizas de carbón tóxicas por las comunidades. Además, los estilos de vida que prevalecen en nuestra sociedad producen estrés y ajetreos que afecta nuestra salud.

Por su parte, Litzy Alvarado Antonetty, una sobreviviente de cáncer del seno y líder pipiola señaló la importancia de la prevención y educación para hacer frente al cáncer y a todo tipo de enfermedad
DSCN4552.JPG

Ambos líderes independentistas instaron al pueblo a unirse y participar de la actividad de Relevo por la Vida a celebrarse el sábado 12 de marzo de 2016 en el Antiguo Parque de Pelota Doble A de Salinas. Del mismo modo, hicieron un llamado a todos los pacientes de cáncer y sobrevivientes a que se unan a esta actividad en la que la Sociedad Americana contra el Cáncer honran a todos los han sufrido esta enfermedad.

###

A Tribunales contra antena en Iglesia Pentecostal de Salinas / por Víctor Alvarado Guzmán

Comunicado de prensa

Montan la torre como ladrón en la noche

Salinas, Puerto Rico – La portavoz del Comité Pro-Bienestar de la Comunidad La Margarita de Salinas, Wanda J. Ríos, anunció que someterán un caso en el Tribunal Apelativo contra la pretensión de la Iglesia Pentecostal MI, aledaña a su comunidad, de construir una torre de telecomunicaciones en sus terrenos.

Hace cinco (5) meses la comunidad impidió que camiones que cargaban las partes de la torre entraran a las facilidades de la iglesia. “Desde entonces solicitamos a la Oficina de Gerencia de Permisos (OGPe) una reconsideración a los permisos otorgados a la iglesia para construir la torre de telecomunicaciones. Una de las cosas que le planteamos es que no todos los residentes fuimos notificados como exige la Ley. Además, esta construcción se pretende hacer en una zona inundable y según la regulación no se puede construir en el cauce del río. Estos terrenos están en el cauce del río. Aun así, OGPe dijo que no encontró nada indebido en el permiso y falló en contra de la comunidad, por lo que hemos decidido ir al Tribunal Apelativo buscando justicia para aquellos que somos afectados por esta torre”, explicó Ríos.

La líder comunitaria también dijo que el gobierno no está cumpliendo con el National Environmental Protection Act (NEPA) y que en los mapas que presentó el desarrollador no está la nueva carretera que pasa a unos 20 pies de la base de la torre, lo que acrecienta la preocupación de los residentes por la inestabilidad del terreno en el lugar. “Con las lluvias del pasado octubre, hubo un deslizamiento y erosión del terreno, y se hizo un sumidero alrededor de la base de la torre. En diciembre el hoyo se hizo más grande y nadie tomó eso en consideración. Si esa torre se cayera hacia la carretera podría causar una tragedia y al gobierno no le importa eso. La comunidad está preocupada por que la nueva carretera número 1 y la instalación de todo el equipo que conlleva la antena, obstruirá el libre flujo del río cuando se salga de su cauce. Esto nos ocasionará graves daños a nuestra propiedad y a nuestras vidas.”, comentó Ríos.

Por su parte, Víctor Alvarado Guzmán, portavoz del Comité Diálogo Ambiental, lamentó que los dirigentes de la Iglesia Pentecostal siguieran adelante la construcción de la torre, a pesar del daño que causará a sus propios feligreses. “Yo me reuní con el pastor de la iglesia y le expliqué el daño que le causará a la comunidad cercana y a sus propios feligreses las antenas que se coloquen en la torre. Entiendo la necesidad que tiene la iglesia de allegar fondos para mantener su casa de oración y llevar a cabo su misión, pero eso no puede ser a costa de la salud y la seguridad de sus vecinos y sus propios miembros”, dijo Alvarado Guzmán.

El pasado 11 de diciembre, a las 3 de la mañana, los camiones cargando la torre regresaron y lograron acceso al patio de la Iglesia y montaron rápidamente la misma. “La comunidad está molesta porque vinieron como “ladrón en la noche” y montaron la torre. Pero no será la primera torre que se construye y luego un Tribunal la manda a tumbar. La comunidad va a dar la batalla por el bienestar de nuestras familias”, terminó diciendo Wanda Ríos.

-###-

Demandan Cierre Planta Incineradora de Carbón AES de Guayama

Comunicado de Prensa

Diversas organizaciones ambientales, reunidas en conferencia de prensa, en San Juan, hoy 16 de noviembre de 2015, exigieron al gobierno el cierre de la empresa AES de Guayama tras catalogarla de criminal ambiental.

Diego Ledée, en representación del Frente Afirmación Sureste (FASE) de Guayama, Timmy Boyle de la Alianza Comunitaria Ambientalista del Sur Este (ACASE), Víctor Alvarado por Diálogo Ambiental y Myrna Conty a nombre de la Coalición de Organizaciones Anti Incineración, catalogaron de alarmante el problema de contaminación ambiental a causa de la disposición de miles de toneladas de cenizas tóxicas de carbón de la AES en muchos lugares en Puerto Rico.

Ledée señaló que las cenizas son el resultado de la incineración de carbón mineral para producir energía eléctrica que la empresa privada AES de Guayama le vende a la Autoridad de Energía Eléctrica. Estas cenizas usualmente contienen varios materiales peligrosos a la salud, entre ellos arsénico, plomo, mercurio, cadmio, cromo y selenio, asociados al cáncer y a daños neurológicos. También contiene cantidades significativas de sílice, material asociado a daños severos a los pulmones (Ver publicaciones Coal Ash The Toxic Threat to Our Health and Environment y Ash in Lungs, ambas por Physicians for Social Responsibility y Earthjustice). Otro estudio de la Universidad de Duke publicado en septiembre de 2015, revela alta presencia de contaminantes radiactivos en las cenizas. Indicó además, que toneladas de este material son depositados en los predios de dicha empresa y son acarreadas en camiones hacia vertederos u otros lugares, en ambos casos expuestas a ser esparcidas por el viento.

Por otro lado, Timmy Boyle señaló que la compañía AES continúa su depósito de cenizas tóxicas en el vertedero de Humacao que administra la empresa EC Waste Management a pesar de la fuerte oposición de los humacaeños y de que la Ordenanza Municipal Número 21 de 2013-2014 lo prohíbe. En la reciente resolución de la Junta de Calidad Ambiental, ésta acepta que 350,000 toneladas de cenizas se depositaron de forma ilegal en ese vertedero. Siguen depositando y la JCA lo permite, lo que la hace cómplice. Boyle, agregó que ya han realizado numerosas protestas frente al vertedero de Humacao y ante vistas públicas sin que resuelvan este problema. No queremos las cenizas ni en nuestra ciudad, ni en ningún lugar. Lo que no queremos para nosotros, no lo queremos para nadie, enfatizó.

Víctor Alvarado de Díálogo Ambiental, hizo un recuento de la oposición al uso de cenizas en Salinas y Peñuelas, entre otros lugares, donde se usaron como relleno en terrenos para construir viviendas, centros comerciales y carreteras. En el mes de julio pasado, residentes de Peñuelas realizaron actos de desobediencia civil contra camiones que transportaban cenizas al vertedero local que también administra EC Waste Management. Alvarado añadió que sobre 40 municipios tienen ordenanzas prohibiendo el depósito de cenizas en sus jurisdicciones. “No obstante AES, mantiene su actitud temeraria regando su veneno por el país.” Responsabilizó además a la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés) y a la JCA de inacción ante los daños a la salud y al ambiente que ocasionan las cenizas al pueblo puertorriqueño.

En tanto, Myrna Conty indicó que la quema de carbón es uno de los problemas principales que causa el calentamiento global. “Debemos movernos hacia las fuentes de energía renovable, eliminando el carbón como combustible”. Conty destacó que en una isla con limitada extensión territorial, la disposición de esa cantidad enorme de cenizas restringe peligrosamente la disponibilidad de terrenos productivos. “Este grave problema, agregó, cobraría dimensiones colosales si permitimos se instale la planta incineradora de desperdicios que la compañía Energy Answers pretende construir en Arecibo, por la gran cantidad de cenizas adicionales que generaría”.

Todos coincidieron en el grave daño que le hace AES a la salud y al ambiente, lo que la define como criminal ambiental. Demandan el cese inmediato de la incineración de carbón, el cierre de la AES, la limpieza de los lugares contaminados y la compensación económica al pueblo puertorriqueño por los daños a la salud y al ambiente provocados por sus cenizas.

Por eso llaman al pueblo a un gran piquete de protesta el próximo domingo 22 de noviembre a la una de la tarde frente a la entrada hacia la planta AES, en la intersección de la carretera número 3 con la número 7707 en Guayama.

###

Diego Ledée Bazán (787) 315-0803

Por Frente Afirmación Sureste (FASE)

Timmy Boyle (787) 514-2917

Por Alianza Comunitaria Ambientalista del Sur Este (ACASE)

Víctor Alvarado (787) 543-9981

Por Diálogo Ambiental

Myrna Conty (787) 360-6358

Por la Coalición de Organizaciones Anti Incineración

Manolo Díaz

Comité Pro Salud y Ambiente de Tallaboa