Comentando fotografías: Clase graduada de la Primera Escuela Superior de Salinas, 1952

Uno de los momentos significativos de la vida, son las graduaciones.  Por un feliz instinto humano al cabo del tiempo de graduarse, los que compartieron ese instante de la vida, buscan reencontrarse, tal vez para repasar lo que ha sido de cada cual pasado los años.

Probablemente las chicas y chicos en esta foto celebraban el 32 aniversario de haberse graduado de la Primera Escuela Superior de Salinas, cuando su sede ubicaba en la nonagenaria Escuela Luis Muñoz Rivera. Los integrantes de este grupo deben haber nacido entre 1937 y 1939, es decir hace unos 77 o 79 años.

El reencuentro escolar se celebró en el edificio del Club Salinas en la calle de La Playa.  La foto fue proporcionada por Ricky Sánchez y forma parte  de los recuerdos de su familia.  En ella aparece su madre Lillian E. Rodríguez Ayes, hija de Don Pablo Rodríguez y Luz M. Ayes (doña Nena) y viuda del recordado Manolín (Angel M. Sanchez).

Aunque se escapan algunos nombre, los rostros son todos conocidos para los baby boomer que estudiaron en la Muñoz Rivera.  Pero no crea que Julín Jiménez González era uno de los graduados,  Llegó allí porque estaban invitadas las maestras de la clase, entre ellas Ms. Santos y  Ms. Polanco.

Quizás alguno de nuestros lectores recuerde el año en que se tomó la foto o pueda identificar a las personas captadas por el lente en dicha ocasión.

srs

Clase graduada 1952 de la Primera Escuela Superio de Salinas Luis Muñoz Rivera

Documentos: Graduación Escuela Intermedia de Salinas 1957

Suele decirse que mayo es un mes cargado de belleza y sentimiento. Mayo resplandece de emociones no solo porque es el mes de las flores, o porque es el mes de las madres; mayo también es un estallido de sensaciones porque es el mes de las graduaciones.

Las graduaciones dejan un rastro de historias humana. Cada graduando mira su graduación como un paso a nuevas experiencias, a veces inciertas. Cada graduación queda documentada de alguna manera y los entornos familiares suelen atesorar esos documentos como parte de la historia familiar. Pero más allá de ese interés meramente particular, cuando se examinan los documentos dejados tras una graduación: es decir, invitaciones, programas, anuncios, fiestas de graduación, diplomas, fotografías, y otras memorabilias, se descubre en ese acervo documental la historia de una comunidad. Tal como los protocolos notariales, los libros parroquiales, los registros demográficos, los libros de novedades y los registros de enterramientos, los materiales y anuarios de graduación son fuentes útiles para auxiliar la historia, en particular la historia de la educación de una localidad y para el rastreo genealógico de los ancestros.

Ese es el caso del documento que presentamos a los lectores de Encuentro Al Sur. Se trata de un modesto programa de graduación. Un anuario al estilo de los que se hacían cincuenta años atrás. Este documento registra los nombres de 120 estudiantes que en 1957 se graduaron de la Escuela Intermedia Urbana Salinas. Personas que se ubican existencialmente como alumnos de una escuela en un pueblo de la Isla en un momento dado. Nombres que tal vez pueden ser ubicados aquí, en cualquier otro lugar del mundo, o simplemente personas cuya existencia cesó.

Pero no solo eso, el documento evidencia los nombres de los funcionarios escolares de ese momento: el secretario de Instrucción, el superintendente de escuela, la superintendente auxiliar, la directora escolar municipal y la directora de la escuela. Pero sobre todo, aparecen aquí, los nombres de los maestros que ejercían su trabajo docente en la escuela hacen precisamente 57 años. Los menos, recordaran hoy esos maestros. Inclusive para sus sucesores, los maestros de hoy, esos nombres podrían no tener significado tangible. Pero la naturaleza humana de manera misteriosa tiende hilos invisibles que enlazan los nombres de ayer con los nombres de hoy.

SRS
Oprima sobre la imagen para ver el programa.

Portada Programa de Graduación Esc Intermedia 1957 001

 

Programa Graduacion Esc. Intermedia de Salinas 1957

Comentando fotografías: el kiosco de cuarto año

Kiosko de 4t0 ano 1958 DARS 002

La mayoría de los municipios derogaron las ordenanzas que disponían ceder espacios libres de costos a entidades sin fines de lucro y clases graduandas para montar kioscos durante las fiestas patronales. En estos tiempos, lo usual es que  festivales de ese tipo se vendan por entero a un concesionario o promotor, quien a su vez es el que revende los espacios comerciales.

Kiosko de 4t0 ano 1958 DARS 001

En el pasado, durante las fiestas patronales al kiosco de 4to año se le reservaba uno de los cuatro redondeles de Cupido que poseía la Plaza Delicias en el siglo 20.  Estos redondeles eran lugares comercialmente privilegiados porque durante los 10 días de fiestas se convertían en cafés al aire libre, y por lo tanto, en lugares preferidos por la clientela.  Los kioscos eran toscas estructuras de madera y cinc forradas con coloridos anuncios de cervezas y licores.  No faltaba una vellonera con los discos de Felipe Rodríguez y César Concepción.

Sentarse en las rústicas mesas de aquellos improvisados bares en las noches de fiestas trasmitía la magia de encontrarse en el rincón más exclusivo. Mientras, en la acera que bordeaba la plaza, las chicas caminaban luciendo sus más vistosas galas al tiempo que los chicos caminaban en sentido contrario esperando que cuando se toparan de frente con la chica de sus sueños intercambiaran gestos y miradas.

El kiosco era la principal actividad de recaudación de fondos que realizaban las clases graduandas.  Eran diez intensos días de trabajo. Los turnos para atender el kiosco se repartían entre los  miembros de la directiva de la clase y alguno que otro estudiante voluntario. Se suponían que esos menores de edad estuvieran supervisados por un adulto, maestro o padre, pero como se muestra en las fotos de la Clase Graduanda de 1958, no siempre era así.

En aquellas décadas, el dinero recaudado durante las Patronales se usaba principalmente para pagar la orquesta que amenizaba el baile de graduación. La actividad se celebraba de noche en alguno de los salones de baile del pueblo, preferiblemente en La Concha, un romántico lugar a orillas del Mar Caribe.

Como en todas las épocas, al igual que hoy en día, el baile de graduación de cuarto año es una noche inolvidable, una ceremonia de iniciación, un ritual de amores y desamores y de escapadas que marcan el futuro.

srs

Documentos: Graduación de Sexto Grado de 1952 Escuela Elemental Urbana de Salinas

En mayo de 1952, el gobierno de los Estados Unidos se disponía a inaugurar un nuevo estatuto orgánico para la colonia que ganó a raíz de la guerra con España, en 1898.  El 25 de julio de ese año, entró en vigor la ley del Congreso estadounidense que modificó el Acta Jones y estableció el Estado Libre Asociado de Puerto Rico.  En ese contexto, unos 176 niños, entre 11 y 13 años, recibieron su diploma de sexto grado de la Escuela Elemental Urbana de Salinas, el 28 de mayo de 1952.  La ceremonia de graduación se celebró en el Teatro San José, localizado en la calle Muñoz Rivera, frente a la Plaza Delicias.  Como es de costumbre la ceremonia incluyó música, poesías, dramatizaciones y bailes.

Lo interesante de documentos como el que presentamos, es la visión panorámica que ofrece de las familias que residían en la zona urbana de Salinas a mitad del siglo 20.  Mirando los apellidos, es natural atisbar una continuidad en las familias que conforman la composición étnica de la región.  Aunque los cambios poblacionales suponen la llegada o emigración de personas y familias, las raíces persisten y se manifiestan de diversas maneras, aunque no se tenga conciencia inmediata de su influencia.  Esa continuidad es el basamento del arco de identidades que unidas, conforman las características fundamentales de la población que se identifica con un territorio particular.  Luego que se consolida ese cimiento, únicamente una limpieza étnica, causada por fuerzas políticas o naturales, puede extinguir la herencia genética y la memoria cultural colectiva  de un pueblo.

*Graduacion 6to grado portada 1952 001**

Graduación Sexto Grado 1952

Documentos: Graduación de 6to. Grado de 1956 en Salinas

Tal vez alguno de nuestros lectores figure entre los 201 niños que se graduaron el 29 de mayo de 1956 de sexto grado en Salinas. Otros recordaran su propia graduación de sexto grado cuando examinen este viejo documento.

La graduación que recogen estas amarillentas páginas se realizó en el paraninfo de la vieja Escuela Luis Muñoz Rivera de Salinas.

Esos 201 niños se graduaron de la Escuela Elemental Urbana, es decir, de la Escuela Godreau, la que está recostada a las espaldas de la Casa Alcaldía.

Hay que señalar que la Escuela Elemental Urbana ocupaba entonces dos edificios escolares: la Escuela Palmer, donde se estudiaba de primero a tercer grado y la Escuela Godreau que era de cuarto a sexto grado.

El documento permite conocer quiénes eran las autoridades escolares nacionales y locales de aquellos años. También registra los nombres de los 25 maestros de salón de clase que conformaban la facultad.

En aquel momento el superintendente de escuelas de Salinas se llamaba Ildefonso Prats y la principal de la Escuela Elemental Urbana era la Sra. Irma Medina de Lugo, misis Lugo, como le decían los profesores y estudiantes.

A las personas que vivieron en Salinas en la década de 1950 los nombres de los maestros y de alguno de los 201 estudiantes les resulten conocidos. Personalmente celebro ver en este documento el nombre de mi hermano fallecido Amílcar (Koko) Rodríguez Sosa.

Si usted es uno de ellos, busque entre las páginas de este pedacito de historia educativa en Salinas y de seguro que encontrara, una abuela o abuelo, una madre o un padre, un hermano o familiar que le harán sonreír sus recuerdos.

Pulse sobre el documento para abrirlo

portada graduación 6 grado 1956

Graduación sexto grado 1956

Comentando fotografías: un retorno escolar cincuentenario

Los retornos escolares captados por el lente provocan diversos sentimientos y llaman a la reflexión tras el camino recorrido. No están todos los que son ni son todos los que están. De la clase, algunos partieron sin rumbo fijo, otros desaparecieron de los escenarios y pocos responden al llamado de un reencuentro. Nada inusual, pero pensarlo recuerda que la vida transcurre por caminos naturales de la mano del misterio. Las fotos de Domiciano Santiago recogen el momento feliz del retorno escolar de la Clase de 1979 de la amada Primera Escuela Superior de Salinas.

Comentando fotografías: las graduaciones escolares

Desde 1928 la Primera Escuela Superior de Salinas ha celebrado ochenta y tres graduaciones de cuarto año.

La primera etapa de de esas ceremonias de graduación ocurrieron cuando su sede era la Escuela Luis Muños Rivera y desde la década de 1970  en la actual Escuela Stella Márquez.

La primera graduación de la Primera Escuela Superior de Salinas la integraban siete graduandos. Ese año de 1928 se graduaron los estudiantes Enrique Rentas, Santiago Santiago, Josefa Monserrate, Julita Semidey, Nemesia Rivera, Ada Martínez y Rosaura Vázquez. Desde entonces cientos de salinenses obtuvieron su diploma de cuarto año de nuestra octogenaria escuela superior.

Como ejemplo de esas 83 graduaciones le presentamos dos fotografias que nos enviaron a traves del correo electrónico encuentroalsur@gmail.com.  Ambas recogen imágenes de  los actos de graduación de la clase de 1991 de la escuela Stella Márquez.

El reencuentro / por Roberto López

                                                                                                                a la clase de 1975 

Yo cogí una buena siesta,

para llegar fresquito a la gran fiesta.

El compay Julio abrió con una Oración.

Y sin caer en tedio el festivo ambiente,

recordamos con amor a los queridos ausentes.

Siempre hay politiquería y aprovechando la ocasión,

Chanita se postuló para la gobernación.

Con pancartas, bombos y platillos

en lo alto de El Cerrillo,

Comenzó el vacilón.

 

 

Bailamos y nos hartamos de risa,

por recuerdos gratos que trajo la brisa.

Noche de música y una gran cena,

que al cerrar su telón me arropó la pena.

En el caudal de emociones

Olvidé mis felicitaciones.

¿El responsable?  No sé  quién.

Por eso vaya para todos este humilde parabién.

 

Sin quitar punto alguno a la verdad,

me pareció fechoría sana y sin maldad,

Cuando me tiré de hocico,

para cantar un villancico,

Al ver la hermosa Georgina.

¡Tan bella y tan fina!,

Y también a la otra,

¡Voluptuosa como una potra!

Y por si no hay segunda vez,

Ya con una soñé y por la otra me desvelé.

 

Cabe mencionar por cuestión de rutina

Y terminar con un  estribillo que tenga  rima

Que si acaso me puse grosero,

¡Échenle  la culpa al cantinero!

 

©Roberto López

Comentando fotografías, 46: Clase graduanda de 1986

En 1925, contra viento y marea, Stella Márquez Morales logró establece la Primera Escuela Superior de Salinas. La primera clase graduanda recibió sus diplomas de cuarto año en 1928, cuando su sede era el histórico edificio de la Escuela Luis Muñoz Rivera.

Josefa Monserrate, Julita Semidey, Nemesia Rivera, Rosaura Vázquez, Ada Martínez, Santiago Santiago y Enrique Renta, cinco chicas y dos chicos,  fueron los primeros graduados de la Escuela Superior de Salinas, hace 82 años.

Nuestra Primera Escuela Superior, que ahora tiene como sede la Escuela Stella Márquez Morales, nombrada en honor a su fundadora, ha funcionado durante 84 años a lo largo de los cuales ha graduado ochenta y un grupo de graduandos.

Las fotos que presentamos a continuación son las de la quincuagésima octava clase graduanda de la Primera Escuela Superior de Salinas y la Clase de 1986  graduada de la actual sede, Escuela Stella Márquez Morales. Observe con detenimiento, a ver si identifica alguno de los miembros de esta clase.

Comentando fotografías, 33 : Clase graduanda de 8vo grado, 1928

Hasta 1928 la graduación más importante que se realizaba en el distrito escolar Salinas-Santa Isabel era la de Octavo Grado. Los más privilegiados tenían que moverse a una ciudad cercana a terminar estudios superiores o salir fuera de Puerto Rico. Precisamente en 1928 se graduó la primera clase de la  entonces recién creada Escuela Superior de Salinas.  Esta foto recoge la que fuera la última graduación de octavo grados celebrada en Salinas ante de que se otorgaran diplomas de cuarto año.