La crisis del agua en Salinas: Crónicas de un racionamiento anunciado / Víctor Alvarado Guzmán

Por: Víctor Alvarado Guzmán
Portavoz Comité Diálogo Ambiental, Salinas

2014-10-04%2B12.34.42.jpg
Al leer el anuncio de que la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) ampliaría el histórico racionamiento de agua a más sectores en Salinas y Guayama, no pude dejar de pensar en que hace cerca de 20 años organizaciones ambientales habían advertido que la falta del preciado líquido podría ocurrir si seguíamos maltratando nuestro acuífero.

En 1996 se fundó el Comité Diálogo Ambiental de Salinas y una de sus primeras luchas comunitarias fue contra la pretensión de establecer un vertedero multi-regional en terreno salinense. Esa lucha duró 6 años. Pero en poco tiempo nos dimos cuenta que el problema principal con ese proyecto era su efecto en el acuífero. El mega vertedero quería establecerse sobre una recarga importante del acuífero del sur, lo que hubiera afectado los abastos de agua. De hecho, el proyecto se detuvo cuando se descubrió que la Browning Ferris-Industries (BFI) había mentido en su Declaración de Impacto Ambiental (DIA) sobre la conexión del subsuelo donde se pretendía depositar la basura y el acuífero.

El 12 de junio de 1999, Diálogo Ambiental convocó a la “Marcha por el agua”, recalcando la importancia de proteger la única fuente de agua de Salinas. En agosto de ese mismo año publicó un boletín llamado “AguaCero”, donde se hablaba sobre la importancia de proteger el acuífero y las amenazas constantes de contaminación. Bajo la campaña “No te tomes el riesgo” y “Porque el agua se contamina, cero vertedero en Salinas”, se logró detener el proyecto en el 2002 y se comenzó a levantar conciencia en la ciudadanía de la importancia del acuífero.

En el 2003, la ahora senadora María de Lourdes Santiago, escribió un artículo titulado “En donde brota el cactus”, donde describía algunos de los proyectos entre el Río Guamaní en Guayama y el Río Nigua de Salinas que dependían de inmensas cantidades de agua subterránea para funcionar. Desde la procesadora de pollos Canto Alegre (cerrada en el 2008), el campo de golf “El Legado” de Chi Chí Rodríguez (en quiebra en el 2011) y la planta de carbón AES (que ha regado sus tóxicas cenizas sobre terrenos y vertederos), todos son proyectos que utilizan o utilizaban cientos de miles de galones de agua diarios, lo que contribuyó a secar el acuífero. Sin olvidarnos los millones de galones diarios que utiliza la planta termoeléctrica de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). María de Lourdes terminaba su artículo diciendo que no se podía permitir “que mientras los golfistas, los constructores y hasta los pollos se lo beben todo, queden, rotos de sed, miles de puertorriqueños”. Palabras proféticas que nos lleva al asunto de la sobre construcción de casas.

2010-01-01%2B01.06.33.jpg
Entre los años 2000 y 2010, en Salinas llegó a proponerse la construcción de entre 3,000 a 4,000 nuevas casas, a pesar que en esa misma década la población salinense disminuyó, según el censo poblacional del 2010. En el 2005 el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) estableció una moratoria en la construcción de nuevos pozos, pero agencias como ARPE, AAA y la Oficina de Gerencia de Permisos (OGPe), continuaron dando permisos para construcción de nuevos proyectos de urbanización y centros comerciales. No se llegó a construir todos los proyectos propuestos, pero los que sí se hicieron aportan negativamente a la sobre extracción de agua y la impermeabilización de los terrenos: se saca más agua del acuífero pero entra menos.

A principios del 2011, mientras advertíamos que la crisis del agua en Salinas seguiría agudizándose por la sobre construcción de urbanizaciones y que el riesgo de quedarnos sin agua era real y el gobierno lo agudizaba por dar permisos indiscriminadamente, el ex alcalde de Salinas, Carlos Rodríguez Mateo, decía que ni 20 centros comerciales afectarían el acuífero, y junto a la Legislatura Municipal daban su endoso a la apertura del Pozo Buono en la comunidad de Godreau para llevar agua a las nuevas urbanizaciones. Esto a pesar de la evidencia científica presentada por los hidrólogos José Rodríguez del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) y Vicente Quiñones, asesor de la comunidad, sobre la situación crítica del acuífero y de las más de 400 firmas que se habían entregado en el 2010 en contra de la apertura del Pozo Buono.

Actualmente, según el DRNA, el acuífero de Salinas presenta un caso de sobreexplotación muy preocupante. En el caso de este acuífero, el mismo sirve como fuente de abasto para todo el municipio de Salinas. Al igual que el acuífero de Santa Isabel, la sobreexplotación del mismo ha causado un descenso de hasta 26 pies bajo el nivel del mar en los niveles freáticos. La intrusión salina se ha movido tierra adentro, limitando la potabilidad del agua en estas zonas lo que ha llevado a comerciantes y residentes a tener que cerrar sus pozos. En medio de una sequía que ha empeorado la crisis del acuífero, en Salinas y Santa Isabel se siguen construyendo urbanizaciones y proponiendo nuevos centros comerciales. Mientras el DRNA toma pasos para proteger y recuperar el acuífero, los municipios y las otras agencias siguen poniendo en peligro nuestros abastos de agua. Las administraciones municipales parecen no tener ningún plan sobre cómo manejar la realidad que nos impondrá el cambio climático, donde cada año la temporada de sequía podría extenderse.

ahorro-hogar-goteo-grifo.jpg
Recuerdo cuando algunas personas decían que los ambientalistas estaban en contra del progreso. Sin embargo, los ambientalistas tenían razón. El “progreso” al cual nos empujaron muchos desarrolladores, gobernantes y personas con poder económico, nos han traído a un mundo que imaginábamos sólo podía suceder en otros países o en la memoria de la historia pasada: cargar con cubitos de agua para bañarnos. Hace falta una planificación concertada, donde se le de participación activa a las comunidades, para tomar acciones dirigidas a proteger y renovar nuestro acuífero. No podemos vivir de sequía en sequía, esperando que un huracán nos salve, mientras las agencias siguen llenando los acuíferos con cemento. A ver si ahora le hacen caso a los ambientalistas.

Recibido vía correo-E

Vital la protección de los acuíferos del sur / Víctor Alvarado Guzmán

Comunicado de Prensa

No se perderán empleos en la agricultura

El Comité Diálogo Ambiental de Salinas reafirmó su apoyo a la iniciativa del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) de clasificar los acuíferos del sur como Área Crítica y rechazó que esto represente pérdidas de empleo para los agricultores.

No podemos cambiar la realidad de que el acuífero está en estado crítico y si no tomamos acción hoy la situación va a empeorar”, aseguró Víctor Alvarado Guzmán, portavoz de Diálogo Ambiental. Durante años Dialogo Ambiental ha luchado para que el acuífero no llegara al estado que se encuentra actualmente. “Ni siquiera se respetó la moratoria que el DRNA estableció y se continuaron endosando y dando permisos a proyectos de construcción de urbanizaciones y centros comerciales que no tenían realmente agua para funcionar. Se les quitó el agua a las comunidades de los pueblos para dársela a las nuevas construcciones, y el resultado es un acuífero en estado crítico y pozos de agua dañados por la intrusión salina”, comentó Alvarado. En la actualidad en Salinas se siguen construyendo urbanizaciones y proponiendo centros comerciales, lo que terminará por dejar sin agua a miles de residentes salinenses.

Por otro lado, señaló que es incorrecto que la designación de Área Crítica vaya a representar pérdida de empleo en la agricultura. “El DRNA no está dejando sin agua a los proyectos agrícolas. Está sustituyendo los pozos por canales de riego u otras formas de utilizar el agua. Por ejemplo, en Santa Isabel la mayoría de los 40 agricultores del área no usan agua del acuífero. Desde el 2005 se vienen desarrollando unas especies de lagos o vasijas de retención que recogen el agua de escorrentía (superficial). Esto tiene 3 fines: evitar inundaciones en las comunidades, inyectar agua al acuífero y utilizarla para riego en los campos agrícolas. Actualmente hay 13 de estos lagos en Santa Isabel y han funcionado muy bien. Eso se puede hacer en Salinas y otros pueblos agrícolas. Incluso ese método ha resultado más costo-efectivo para los agricultores”,

Los funcionaros actuales del Departamento de Agricultura que hace unos años impulsaron la sobre construcción de urbanizaciones en terrenos agrícolas contribuyeron “a acrecentar la crisis de los abastos de agua bajo la pasada administración, y ahora se oponen a proteger el agua que usamos todos. Hay que proteger el acuífero, porque para algunos es nuestro único abasto de agua”, terminó diciendo el portavoz de Dialogo Ambiental.

Apoyan designación de Área Crítica de los acuíferos del sur

Comunicado de prensa

Salinas, Puerto Rico – El Comité Diálogo Ambiental de Salinas apoyó la propuesta del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) de declarar como Área Crítica el sistema de acuíferos del sur y solicitó se ampliaran las áreas de estudio.

Durante las vistas públicas realizadas el pasado 12 de diciembre de 2014, en el Centro de Bellas Artes de Guayama, Víctor Alvarado Guzmán, portavoz de Diálogo Ambiental, felicitó al DRNA por tan importante paso para proteger el agua de la presente y futuras generaciones. “Desde la fundación de Diálogo Ambiental, hace casi 19 años, hemos venido luchando por proteger y preservar el acuífero del sur. El tiempo nos ha dado la razón, aunque es una lástima que lleguemos a la crisis para entonces tomar acciones concretas.
2014-12-12%2B10.19.52.jpg

El DRNA reconoce que la peor condición en su acuífero la presenta Salinas, seguida de Santa Isabel. Ambos Municipio, incluyendo parte de Ponce, estarían clasificados como “Área de interés primario” lo que conllevaría que no se considerarán la construcción de pozos nuevos, extracciones nuevas ni aumento en extracciones, entre otras medidas remediativas. Otra medida a mediano plazo sería la sustitución de los pozos agrícolas por la utilización de los canales de riego, acción que se ha establecido en otros municipios. En otra clasificación de “Área de interés secundario” estarían Arroyo, Guayama, Juana Díaz y Coamo, ya que sus acuíferos presentan contaminación, pero aún no en estado tan grave.

La propuesta del DRNA contó con el endoso de organizaciones ambientales, residentes y de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), pero fue rechazada por el representante de una organización de compañías de semillas transgénicas, que incluye a Monstanto y Pioneer, y un agricultor. “La posición del representante de las semilleras transgénicas es que no les cierren sus pozos de agua, pero al parecer no le importaría que les cerraran sus pozos a los hogares de los salinenses. La protección del acuífero es deber de todos”, comentó Víctor Alvarado.

Por último, el portavoz ambiental propuso ampliar los estudios hidrológicos que se han hecho en Salinas. “Es importante saber cómo ha afectado la apertura del Pozo Buono en la comunidad de Godreau al sistema del acuífero, añadir pozos de monitoreo al norte de Playa y Playita, y evaluar cuál es la condición general del Río Nigua, pues durante la presentación del hidrólogo José Rodríguez se ha comprobado la importancia de los ríos para los acuíferos. La protección de nuestra agua debe ser prioridad para todos”, terminó diciendo Víctor Alvarado Guzmán.