Me siento incómodo con la prensa, amigos

por José Manuel Solá

Una opinión entre amigos

Cuando Mónica Puig ganó en las Olimpiadas, el periódico Primera Hora Publicó en su portada la palabreja más usada por las llamadas “yales” y el sindicato de presidiarios que se identifican como “los ñetas“. No tengo que repetirla para que usted la reconozca. Desde entonces, cada vez que Puerto Rico o un puertorriqueño alcanza un triunfo y el orgullo patrio-emocional hace que levantemos nuestra bandera nacional, la vulgaridad es vociferada, sea a través de Primera Hora, sea por Facebook u otros, en particular por personas con unos grados educativos que, entonces, quedan en un lamentable estado cuestionable.

¿Cuál es el propósito? ¿Dañar o ensuciar la cultura nacional, nuestro idioma, nuestra dignidad, la herencia y valores de nuestros padres? De ser así, ¿por qué y para qué? ¡Quién sabe! Lo que sí sé es que esas expresiones, propias de gente cafre* por demás tienen por efecto que la gente, especialmente la gente joven, piensen que el relajo, la vulgaridad y el patriotismo son sinónimos. Que vulgaridad y la identidad nacional son sinónimos.

Que la palabra soez y la cultura son una misma cosa. Obviamente, no lo son. Pero con una sola palabra manchan permanentemente la lengua castellana que heredamos de nuestros padres y nuestros maestros.

Esos jóvenes harán suyo el desprecio y la burla contra la puertorriqueñidad.

Y todavía los dueños del periódico quieren hipócritamente que apoyemos su museo familiar. Esa es su cultura.

Da vergüenza.

Me he sentido incómodo con esa situación y necesitaba desahogarme. Mi única sugerencia, si es que usted está de acuerdo conmigo, es que si algún amigo o amiga hace esa expresión frente a usted, permanezca en silencio, no la apoye ni le ría la “gracia”. Con eso no se levanta nuestra bandera.

Yo

*grosera, vulgar, con mal gusto

200 y pico canales… / por Saray Pavón

200 y pico canales y ninguno interesante.
Los ascensores siguen subiendo como si nada.
Bajo la mano desde mi pecho, toco mi ombligo,
el ombligo es la primera cicatriz.
Sigo bajando. Me toco el amor propio con los dedos
mientras en la pantalla sale algo sobre la inmigración
con anuncios de Coca-cola de fondo.
Hay demasiada gente en contra. En contra.

Aquí niños temiendo los martes 13,
la carretera se abre y los ejes de las ruedas
bailan frenéticamente, las palabras cubren
y nos desvelan a todos.

Allí, sin artificios inútiles, hace un frío terrible
y los pájaros se caen de los árboles,
aquí ahogamos la voz en alcohol,
nos movemos por impulsos sexuales,
la gente tiende a auto-castigarse.
el poema se quiebra en mi voz.

Con la otra mano cambio de canal.
Es difícil masturbarse cuando
la justicia está poco receptiva.
En el 16 están poniendo una película de serie b,
en el 17 un debate con uno de esos políticos
de los que tienen cerebro-pelo.
Sigo tecleando. Invierto el sentido de mis caricias.

Ha llovido tanto desde entonces
que ya nada es como era.
Me gustaría poder decir esa frase.
Pero todo sigue igual.
Aunque los carriles-bici se expandan por la ciudad
como venas por el cuerpo,
seguimos dependiendo
de nuestros cinco sentidos corporales
y los días pasan uno tras otro.

200 y pico canales y ninguno interesante.
Los ascensores siguen subiendo como si nada.
La inmigración se sigue viendo como un problema.
No consigo concentrarme.
Me echo de menos.

 

Saray Pavón© Saray Pavón (Andalucia 1984)

 

La degradación del debate público / Centro Para Una Nueva Economía

Por: Sergio M. Marxuach

Daniel Patrick Moynihan, el ya fallecido senador por el estado de Nueva York, solía decir que en Estados Unidos se estaba definiendo “la normalidad hacia abajo”. La implicación de su advertencia era que había que subir los estándares de lo que la sociedad norteamericana esperaba de sus ciudadanos, de sus universidades, de sus políticos, en fin, de todas sus instituciones, si se quería evitar la decadencia de esa sociedad. Parece que el tiempo le ha dado la razón.

En Puerto Rico ha sucedido algo muy similar con la calidad de nuestro discurso público. Cada año la vara se baja más y más. A la mayoría de los ciudadanos no les interesa hacer preguntas o cuestionar lo que hacen nuestros gobernantes y repiten como papagayos lo que dicen los “yihadistas de su partido”, como les llama Benjamín Torres Gotay. En el mejor de los casos exigen que se les explique todo en “arroz en habichuelas”, en 140 caracteres o menos, o en reseñas periodísticas que no excedan 500 palabras.

Este fenómeno es interesante porque, de acuerdo con las estadísticas oficiales, los niveles de escolaridad en Puerto Rico han aumentado significativamente durante los últimos cincuenta o sesenta años. Sin embargo, la calidad del discurso público en Puerto Rico, y en muchos otros países también, se ha deteriorado peligrosamente durante ese mismo periodo. Le sugiero que vaya a la biblioteca de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras y busque un microfilm de cualquier ejemplar del periódico El Mundo publicado en 1964. Se dará cuenta de inmediato que las noticias en aquel tiempo no se escribían en “arroz y habichuelas” y los editoriales y columnas de opinión usualmente excedían las 1,500 palabras. Todo esto en un Puerto Rico donde la tasa de escolaridad era aproximadamente la mitad de lo que es hoy.

¿Cómo se explica esta aparente paradoja? Creo que, como para todo fenómeno social, no existe una sola explicación sino que es el producto de la confluencia de varios factores. Primero, la educación primaria y secundaria en Puerto Rico, tanto en escuelas públicas como privadas, ha perdido su norte. El objetivo de esa educación debe ser, nos dice Meira Levinson, profesora en la Escuela Graduada de Educación de Harvard, en su libro No Citizen Left Behind (Harvard, 2012), “enseñarles a nuestros jóvenes el conocimiento y las destrezas para alterar y trastornar las relaciones de poder directamente, a través de acción cívica, pública y política”. Las escuelas no son centros de cuido sofisticados o de almacenamiento masivo de niños, ni lechoneras para embutirles el cerebro como morcillas con una mogolla de datos, fechas y eventos “históricos” de manera más o menos aleatoria. Son lugares para enseñarles a pensar, a discernir los buenos argumentos de los malos y para crearles una conciencia cívica, ética y moral de lo que implica (y significa) vivir en una democracia.

Segundo, se ha desvirtuado la misión de la Universidad de Puerto Rico, el centro de educación superior más importante del País. Esto se debe, en parte, a que la Universidad ha tenido que dedicar una cantidad cada vez mayor de recursos para remediar las deficiencias de los estudiantes que se gradúan de escuela superior con unas lagunas intelectuales enormes. En parte, a que se ha dedicado, especialmente durante los últimos treinta o cuarenta años, mayormente a entrenar empleados y gerentes para compañías multinacionales en vez de enseñar destrezas de pensamiento crítico. Y en parte también a la burocratización y politización de todo el sistema universitario público. El resultado ha sido dos, tal vez tres generaciones de puertorriqueños que se han acostumbrado a vivir sin pensar críticamente, y que no cuentan con la capacidad cívica, o la voluntad moral, necesaria para participar eficazmente en el debate público.

Tercero, los medios de comunicación también han contribuido ya que se han dedicado a entretener más que a informar, a reseñar crímenes de la manera más burda y sensacionalista, a repetir la propaganda de las oficinas de comunicación gubernamental y a darle tribuna a cualquier político de marquesina con tal de que diga una barbaridad que cause controversia.

El problema es que, para que una democracia moderna funcione adecuadamente, se necesita que los ciudadanos participen activamente en la polis. Los problemas que aquejan a una sociedad moderna son complicados y requieren un esfuerzo, aunque sea mínimo, por parte de los ciudadanos para entenderlos. Si no, el debate público se degrada inevitablemente.

Lamento informarle que la diferencia entre el IVU y el IVA no se puede explicar en 140 caracteres o menos; que entender las consecuencias de la degradación del crédito de Puerto Rico o de la reestructuración de por lo menos parte de nuestra deuda pública va a requerir que usted tenga que hacer un esfuerzo para educarse sobre estos temas; y que las deficiencias y las fallas que aquejan a la Autoridad de Energía Eléctrica no se pueden explicar en un “sound bite” y en “arroz y habichuelas”.

Si usted no está dispuesto a participar, educarse y pensar críticamente sobre los asuntos públicos que nos afectan a todos, entonces no se queje cuando su factura de luz siga aumentando, cuando le impongan un IVA de 15% sin explicarle la razón, cuando vaya al Centro Médico y tenga que esperar seis horas para que lo atiendan mientras se encuentra tirado en una camilla en el medio de un oscuro y tenebroso pasillo, o cuando no hayan maestros suficientes al comienzo de clases.

No se queje tampoco si las elecciones son una burla, si la impunidad y la corrupción son rampantes entre la clase gobernante y si la violación de los derechos civiles es constante, empezando por la corrupta Policía de Puerto Rico. En resumen, no se queje si en Puerto Rico todas las modalidades de rendición de cuentas son ineficaces, porque usted constituye una parte esencial del problema al no informarse bien y exigirles estándares de desempeño más rigurosos a nuestros oficiales públicos.

El autor es Director de Política Pública del Centro para una Nueva Economía. Esta columna fue publicada originalmente en El Nuevo Día el 26 de octubre de 2014. 

 

Reblogueado desde Centro Para UnaNueva Economía

La degradación del debate público.

Publicada obra periodística (Im)posturas, de Gazir Sued

La obra (Im)posturas: antología de escritos periodísticos e investigativos, arte y fotografía (2003-2013)constituye un acercamiento inquisitivo y crítico sobre una diversidad temática de interés social y de pertinencia política que no desmerece con el paso del tiempo. La mayor parte de los temas tratados durante un periodo de diez años (2003-2013) preservan su vigencia actual por varias razones: ya porque remiten a problemáticas -reales o imaginarias- que todavía no se han resuelto; o a condiciones que, si bien afectan dimensiones sensitivas de la vida social, singular y colectiva, no suelen ser consideradas con debida seriedad y constancia en los medios (in)formativos, o siquiera pensadas como objeto de interés o de preocupación social.

Entre la diversidad de publicaciones se tratan temas puntuales sobre cuestiones legales y jurídicas (criminales, judiciales y penales); filosóficas, teóricas y científicas; culturales; morales y religiosas; históricas, éticas y políticas.

En esta antología de escritos periodísticos/investigativos y fotografías, se condensan críticas radicales al imaginario social reinante; a sus fuerzas ideológicas y a los modos de vida y prácticas en que se materializan, muchas veces en detrimento de los derechos humanos y de las libertades civiles que debieran caracterizar a nuestra sociedad, y que, por el contario, constituyen parte sustancial de lo peor de la misma.

La esperanza que anima de fondo este trabajo es que, indistintamente de su temáticas particulares, sirva de algún modo como instrumento de cambio y justicia social. Al menos, que incite a dudar y a repensar esas prácticas, entendidos y creencias que nos han inculcado desde la infancia y que nos empujan a resignarnos y a conformarnos con la realidad actual.

A tales fines, a la postura crítica de los escritos le acompañan propuestas concretas sobre proyectos de reformas institucionales, derogación de leyes y enmiendas constitucionales. Pero las propuestas más difíciles de concertar son las que tienen sus impedimentos arraigados en tradiciones culturales anacrónicas y en las mentalidades que las celan irreflexivamente y conservan obstinadamente. El elemento integrador de esta antología es su carácter pedagógico, englobado en una ética libertaria, esperanzadora y revolucionaria…

Proyecto La Grieta

Contacto con el autor: Gazir Sued

(787) 226-0212

gazirsued

http://www.facebook.com/gazir

***Versión Digitalizada (Formato PDF) disponible

***CONTACTAR AUTOR PARA DESCARGA DIGITAL O ENVÍO POR CORREO

Datos biográficos del autor:

Gazir Sued es escritor e investigador, conferenciante, profesor, periodista y cineasta. Obtuvo su doctorado en Filosofía del Derecho, Moral y Política (Ética y Sociología) en la Universidad Complutense de Madrid, y su maestría en Sociología en la Universidad de Puerto Rico. Ha dictado cursos de Filosofía, Ética, Historia y Sociología en las principales universidades de Puerto Rico. Además, ha publicados varios libros interdisciplinarios y numerosos escritos periodísticos e investigativos sobre diversos temas, como la cuestión de la guerra; la influencia de las religiones en las políticas de gobierno y las leyes; la crueldad contra animales; la desobediencia civil y los derechos humanos; el derecho penal; la violencia política y criminal; el prohibicionismo y la guerra contra las drogas, entre otros. Actualmente investiga y escribe varios libros sobre la historia del derecho penal y la pena de muerte en las Américas y en Puerto Rico.

Publicaciones periódicas en Salinas conocidas hasta 1986 / Héctor Martínez

Revista Abeyno 001Notas de la historia del periodismo local

La tradición periodística en Salinas se recoge en los periódicos y hojas sueltas producto del deseo de mantener informado al público salinense.  Aquí les presento en orden cronológico descendente las diversas publicaciones locales que se encuentra en la Biblioteca Pública de Salinas.  Seguramente antes de 1989 hubo otras publicaciones locales de las que aún no tenemos evidencia.

  1. El Coquí – Instituto Cultural y Deportivo del Coquí, 1986
  2. Salinas hoy: crónicas de pueblo, 1987
  3. Comentando: revista de Salinas, 1983
  4. Guajana, 1977
  5. Carta mensual – Centro Cultural de Salinas, 1977
  6. El Militante, 1972
  7. El Coquí, 1971
  8. Ahora, 1971
  9. Revista Abeyno – Movimiento Vanguardia,1969
  10. El Yemín – Anónimo,1969
  11. Clarín – Movimiento Vanguardia, 1969
  12. La Barba: periódico del poder, del amor y la paz – Ed. Clancy Morales,1969
  13. Alerta,1968
  14. El Látigo: semanario defensor de los trabajadores,1939
  15. Rescate, 19??
  16. Satán, 19??
  17. El Coquí – Partido Socialista Puertorriqueño, 19??
  18. Abey, 19??

Publicaciones estudiantiles

  1. Candela, 1974
  2. Acción estudiantil,1971
  3. Ecos estudiantiles – Escuela Guillermo Godreau, 1971
  4. Faro – Escuela Intermedia S.U. del Coquí,1969
  5. Forcejeo – Escuela Superior de Salinas Luis Muñoz Rivera,1959

© Héctor Martínez, 1986

Otra radio comunitaria nace hoy por la paz, donde nacía la guerra

El Periodico Comercio y Justicia de Argentina reporta el inicio de Radio Vieques 90.1 FM

 
Una especial experiencia de comunicación autogestiva, en Puerto Rico. Radio Vieques, desde un rincón del Caribe donde los portaaviones estadounidenses se ejercitaban para el combate.

Por Javier De Pascuale

La nueva comunicación, la que está en manos del público, la comunicación de medios sociales, la de las radios y canales comunitarios, se extiende por el continente.

Gracias a nuevos marcos regulatorios ya aprobados tanto en Argentina como en Venezuela, Ecuador y otros países, o en franco avance legislativo, como en Uruguay, o en debate -como en Brasil-, la comunicación desconcentrada, desmonopolizada es una realidad emergente en muchos países de la América profunda.

radio-vieques

Puerto Rico, ese archipiélago caribeño desgajado de América Latina por el colonialismo estadounidense, no escapa a esta realidad y, así como hace un lustro inauguraba su primera emisora comunitaria (Radio Casa Pueblo), hoy, precisamente en el día de hoy, da a luz a un nuevo emprendimiento comunicacional autogestivo: Radio Vieques.

Como su nombre lo indica, la nueva radio transmite desde la isla de ese nombre, ubicada a diez kilómetros al este de la isla Grande de Puerto Rico. La isla Nena -como supo llamarla el cantautor puertorriqueño Luis Llorens- tiene una historia apasionante y terrible a la vez, que jalona especialmente el hecho de que de allí surja una nueva voz comunitaria al espacio radial del continente, esta vez portadora del claro concepto de “voz de la resistencia”.

Vieques supo ser el único rincón de esa región de las Antillas que visitó Simón Bolívar. Su belleza es tanta como su historia y el cerro de la isla aún está dominado por el fortín Conde de Mirasol, que supieron construir los españoles hace muchos, muchos años. Un fuerte que albergó una triste cárcel pero que hoy ha sido ocupado por el Instituto de Cultura Puertorriqueño.

Donde había un polígono
Del riñón de esta organización nace la nueva emisora comunitaria que se sumará, con su primera emisión en la mañana de hoy, al espectro de radios públicas constituido por Radio Universidad de Puerto Rico, WIPR Radio y Radio Casa Pueblo. Sólo que la de Vieques sobreviene en el mismo espacio donde una pequeña comunidad, munida de gomeras, piedras y una profunda convicción, supo derrotar al mayor ejército de la historia de la humanidad.

Desde el 1 de mayo de 2003, la Marina estadounidense se retiró de la isla y hoy, diez años después, los mismos resistentes lograron superar el mal trance histórico y sacar a relucir su voz, sus ideas, su música puertorriqueña a su país y al mundo.

Sí, al mundo porque Radio Vieques transmitirá también por Internet desde el sitio http://www.radiovieques.net. Desde las 8 de esta mañana, hora argentina, pondrá al aire su programa Las Voces del Este (por las comunidades orientales de Puerto Rico), seguido desde las 10 por tres bloques de música (local, latinoamericana y mundial) y por la tarde retransmitirá los programas Democracy Now y el informativo de Pacífica (cadena comunitaria norteamericana), entre otros contenidos.

Otra voz, otra radio, otra comunicación construida socialmente en otro rincón del mundo. Uno quizás muy especial, símbolo de resistencia pero también símbolo de paz, para un mundo que parece estar necesitándola.

Encuentro Comunitario para la Democracia Participativa

Los días 15 y 16 de esta semana se llevará a cabo el Primer Encuentro Comunitario por la Democracia Participativa auspiciado por La Iniciativa de Eco Desarrollo de la Bahía de Jobos (IDEBAJO), Knight Foundation y Fundación Comunitaria de Puerto Rico. El evento se efectuará en la Barriada Morales de Caguas y tratara asuntos como el libre acceso a la información y desarrollo económico endógeno.

La actividad, es organizada por la Iniciativa de Eco-Desarrollo Bahía de Jobos, Inc., (IDEBAJO), que coordina Wanda I. Rodríguez.  IDEBAJO es una organización sin fines de lucro integrada por de un conjunto de organizaciones dedicada a crear proyectos de desarrollo comunitario basado en los recursos que tienen a su alcance desde una perspectiva sostenible. De esa forma se busca conservar el ambiente y desarrollar micro-empresas comunitarias.  En esa gestión se promueve el eco turismo destacando los encantos naturales, históricos y culturales de las comunidades.

Las charlas principales serán dirigidas por el periodista Javier De Pascuale, fundador de la Cooperativa de Trabajo Comercio y Justicia en Argentina; y Marcos Arzuaga, coordinador regional de la Fundación Logros en Uruguay.

Los temas focales del Encuentro serán: medios de comunicación comunitarios para el acceso a la información, experiencias de organización comunitaria y la relación con el gobierno, estrategias para conseguir y compartir información pública que sea relevante para las comunidades, participación y acceso a la información, incubadoras comunitarias, entre otros.

El Municipio Autónomo de Caguas es anfitrión del evento, que se celebrará simultáneamente en varias localidades de la Ciudad Criolla. Además, se han unido como colaboradores del proyecto la Fundación Ángel Ramos, Fundación Segarra Boerman e Hijos, Banco Santander de Puerto Rico y Scotiabank.

Los espacios son limitados, pero todavía puede registrarse a través de la página electrónica http://www.idebajo.com

*****

hoja-de-promocic3b3n-encuentro-democracia-participativa 2

*****

¿Que es IDEBAJO?

 

 

El escándalo del monopolio mediático mundial

Seis grandes compañías trasnacionales controlan desde el 2011 el 90% de los medios de comunicación en los Estados Unidos. Sus productos noticiosos, de entretenimiento y comerciales se difunden a través de medios nacionales en los cinco continentes llegando de esa manera a la mayoría de la población mundial.  Los principales medios en muchos países son empresas afiliadas y dependientes de esas seis gigantes estadounidenses.

La globalización de los medios de comunicación es concebida como el mecanismo idóneo para controlar maneras de pensar, fomentar hábitos de consumo y provocar actitudes frente a situaciones particulares o cotidianas.  En común acuerdo esas empresas mediáticas deciden que va a leer, ver y escuchar el gran público.  Deciden qué ocultarle a la gente cuando se ven afectados los intereses políticos y económicos de sus empresas y de los poderes que las sustentan. Pero no solo eso, invaden sin miramiento la privacidad de los usuarios de la Internet y de la telefonía digital.

Las matrices mediáticas, la propaganda publicitaria, el glamur y la ilusión de objetividad son algunos de los elementos que los  medios de comunicación iluminados utilizan para propósitos de dominación. Así es como sutilmente determinan que causa apoyar o repudiar, con quien la gente debe simpatizar, quien tiene una imagen bondadosa o malvada, que personalidad gubernamental es sustituida para preservar el sistema o que defecto hay que destacar para manchar la reputación de una figura pública o alimentar el rumor y el bochinche como entretenimiento masivo.

Cuando se trata de ocultar ocurre lo mismo, se obvian acontecimientos importantes desfavorables y se destacan otros menos importante o baladí. Se oculta la verdad y se privilegian las medias verdades para manipular la opinión pública con el fin de sembrar desasosiego, crear falsas crisis o provocar guerras y conflictos de conquista.

Los ejemplos son innumerables. Si quiere verlos trate de descomponer cualquier matriz mediática e identifique las motivaciones. Reescriba de manera positiva o de forma opuesta cualquier titular.  Observe los adjetivos que se utilizan para describir un hecho o persona. Contraste el enfoque de una noticia e identifique que otros enfoques se obviaron. Recuerde que la veracidad se fabrica por lo cual  puede ser producto de la tergiversación y no necesariamente es la verdad. En fin, aprenda a leer, ver o escuchar críticamente la información que se le brinda.  Siempre es posible que le estén metiendo gato por liebre.

srs

Media Cosolidation (Infographic de Frugal Dad)

la ilusión de escoger 2

Sigue la Gremalmanía

Gremal Maldonado combatirá en las próximas semanas contra el nivel económico superior que obviamente poseen los otros candidatos del concurso de canto Ídolos de Puerto Rico.

Una parte del negocio de estos concursos es la venta de votos.  Ganar esta competencia depende de la cantidad de votos que se compren a favor de los concursantes. El papel del jurado es imprimirle un tono de controversia al espectáculo y emitir juicios, no siempre acertados, con la idea de estimular la mayor participación de votantes.

Como ese es el criterio de selección más poderoso, por  no pensar que sea el único, quién más dinero tenga más votos podrá comprar.

Pero cabe la posibilidad de que ocurra un milagro y miles de televidente se vuelquen a votar por el concursante que cuenta con menos recursos económicos.  Si los televidente se animan a comprar votos seguramente haran la diferencia y triunfará quien logre el respaldo popular.

Gremal Maldonado llegó al concurso cargando solo su potente voz y unas ganas inmensas de superación. Esta hija de una humilde barriada puertorriqueña rodeada de circunstancias que poco importan a las elites económicas de este País, merece triunfar para que ese potencial artístico natural se eduque y remonte musicalmente.

Votar por ella debe recordarnos que desperdiciar los talentos de nuestra gente empobrece la calidad de vida y troncha las aspiraciones de muchos jóvenes. La Patria somos nosotros, la Gente, y en la medida que potenciar los talentos de la gente sea lo primero, más rica y potente será la Patria.

SRS

Invitan al foro “Elecciones 2012, cobertura en tiempos de redes”

Enviado por CLP

Las redes sociales y su impacto en la cobertura noticiosa de nuestras próximas elecciones es el tema del foro conmemorativo del décimotercer aniversario del Centro para la Libertad de Prensa en Puerto Rico (CLP), que se llevará a cabo el miércoles 17 de octubre en el Teatro Emilio S. Belaval, en la Universidad del Sagrado Corazón, sede del CLP.
“Elecciones 2012: Cobertura política en tiempos de redes” contará con la participación de seis conocedores de la política puertorriqueña y las transformaciones que las redes han suscitado en el escenario mediático de la Isla. Estos son: el licenciado Benny Frankie Cerezo, analista político en Radio Isla; el publicista Andrés Claudio, presidente de Grey Puerto Rico; el doctor Luis Raúl Cámara, especialista en ciencias políticas y director asociado del Programa de Honor de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras; los periodistas Vanessa Colón, editora de planificación en El Nuevo Día, y Rafael Lenín López, reportero de Radio Isla y de Noticentro, Canal 4 . La licenciada Julizzette Colón Bilbraut, reconocida analista de las redes sociales, serála moderadora del foro, que comienza a las 7:00 p.m.

El Vocero ahora no vale nada

Nadie le exige a El Vocero editado por el comentarista político Luis Dávila Colón que sea neutral. Tampoco que no defienda las causas que le venga en gana. Ni que asuma posturas sesgadas sobre los asuntos que son noticias. Es su potestad ejercer un periodismo amarillento, manipular los asuntos escondiendo las diversas versiones y demonizar figuras contrarias a sus agendas políticas. Es potestad del periódico acallar en sus páginas a los columnistas y lectores que no comulgan con sus ideas así como alterar la información que recogen sus reporteros.

Es problema de El Vocero triturar su credibilidad, dañar su reputación periodística y ganarse el repudio de la mayoría de los habitantes de Puerto Rico. Es potestad del El Vocero vender su virginidad periodística al mejor postor. Pero también es potestad del Pueblo aborrecer que utilicen dineros de todos los contribuyentes, penepé, populares, independentistas, no afiliados y apolíticos, para convertir a El Vocero en la gacetilla oficial del gobierno bajo el manto de un medio privado independiente. Por esa razón continuamente en la calle se repite la frase: EL VOCERO AHORA NO VALE NADA.