De huracanes y postes del tendido eléctrico / por Roberto Quiñones Rivera

**

Tras el paso de los huracanes Irma y María por nuestro terruño se ha visto la triste realidad y conocido la verdadera crisis. Desde el azote estamos padeciendo lo que conlleva perder los servicios básicos que nos impone el progreso.  Los huracanes también dejaron expuesto el problema causado por unos postes de madera en la urbanización La Monserrate que son motivo de preocupación para la hilera de casas que colinda con el Río Salinas.

La urbanización, que fue construida a fines de la década del cincuenta, se compone de unas 83 viviendas y su bloque D colinda por el oeste con el Río, que aunque es un río tranquilo, ya que no tiene corrientes de agua vivas, cuando la naturaleza lo determina se vuelve peligroso causando inundaciones cuyas aguas han llegado hasta la Plaza Las Delicias de Salinas en varias ocasiones.

Temiendo que las las crecidas del río afectaran sus vidas y propiedades los vecinos residentes del bloque D solicitaron al alcalde de esa época, Társilo Godreau, iluminar la parte colindante con el río utilizando la línea de postes existentes detras de las casas desde los cuales se conecta el servicio de energía eléctrica en los bloques C y D.  La gestión del alcalde fue exitosa y la Autoridad instaló los focos que iluminarían la ribera del río.

Cerca de 15 años más tarde, la AEE sorprendió a los residentes con una comunicación que indicaba que tenían que pagar un retroactivo por el consumo de luz de dichos postes.  Alegaban que los postes cumplían un fin privado porque los focos alumbraban los patios de las residencias y no hacia el río.  Recuerdo vagamente que mi cuenta sobrepasaba los doscientos dólares y la amenaza de que si no pagaba se llevarían los focos instalados.  Por supuesto que varios vecinos se opusieron y se negaron a pagar  y  ademas se exigió que no removieran los focos.  De esto van cerca de 15 años ya y lo único que hizo la AEE fue que dejaron de dar servicio de mantenimiento a los postes: bombilla fundida, bombilla que nunca se han sustituido.  En  específico a uno de los postes situados en la colindancia con mi terreno,  hace más de 10 años, le pusieron una franja de metal de cuyo contenido me enteré recientemente. La marca advierte al personal de la AEE que el poste está podrido y que tenían que tener cuidado al trabajar en el mismo.

Por supuesto los huracanes Irma y María se han encargado de que los dos postes situados en mi terreno tendrán que ser sustituidos porque quedaron en muy mal estado y constituyen un grave peligro ya que con una brisa adicional caerán sobre la casa.

En diciembre, mientras me encontraba en los Estados Unidos restablecieron el servicio eléctrico en la urbanización.  Por no encontrarme en la isla no pude aplaudir ni gritar cuando llegó la luz.  Pero cuando regresé me esperaba una sorpresa.   La instalación que hizo la AEE me defraudo al punto de que si hubiera estado en la casa no hubiera permitido que instalarán la electricidad. Luego de invertir más de cien dólares en comprar materiales, que ellos mismos me recomendaron, no los utilizaron y la trenza que alimenta la casa la bajaron desde mismo poste podrido del que originalmente se conectaba la casa.  El problema es que este poste está a un soplo de viento de 30 millas para caer sobre la casa.  Usaron el mismo poste que desde hace más de 10 años está identificado por la propia  AEE  con un rótulo de metal que indica que está podrido y que advierte a los celadores que no lo suban porque puede partirse o caer. De modo que activaron la luz del sector utilizando los postes podridos a punto de caer sin considerar que es primera prioridad evitar riesgos a la vida.

©Roberto Quiñones

El apagón post Huracán María / foto de Eugenio Martínez Rodriguez

**

Estampa del apagón post Huracán María

Mirando esta foto uno podría pensar que es la expresión poética del encuentro esplendoroso de un fotógrafo con un paisaje nocturno.  También especular sobre los estados de ánimo que motivan el vínculo entre el espectador y el paisaje.   Amor o desamor,  felicidad o congoja, tranquilidad o miedo.  Pero cuando se mira bien o se conoce el motivo del autor se descompone la sensación inicial que produce la imagen.

El sujeto y punto de enfoque se altera y el que era antes pasa a segundo plano.  Ahora no es necesariamente el contraste entre sombra y luz. La mirada entonces se enfoca en lo que apenas sale de la sombra, en lo que apenas alumbra la luz.  Y ahí, en el casi centro de la foto, se activa el verdadero estado de ánimo del fotógrafo, lo que quiere expresar.  Los postes, el foco y el alambrado eléctrico entretejidos entre la sombra y la luz natural nos sugieren sutilmente falta de luz eléctrica. La composición, tal ves intencionalmente, tal vez involuntariamente, trasmite el mensaje de que se está en medio de un apagón eléctrico.

Esta foto, tomada por el Lcdo. Eugenio Martínez Rodriguez, abrumado por tantos día sin luz y energía eléctrica es ciertamente un documento para recordar el apagón post huracán María visto desde La Playa de Salinas.

Texto: Sergio A. Rodriguez Sosa /  Foto: Eugenio Martínez Rodríguez

Comentando fotografías: El comité organizador del Carnaval Abey de 1996

El Carnaval Abey de 1996 se celebró en el fin de semana del 25 al 28 de abril.  En la foto figuran algunos de los  miembros que integraron el Comité Organizador de aquella edición,  Ese año el tradicional carnaval fue dedicado a Carlos Manuel Ortiz Rivera, Calín  y el actor Eddie Miró participó como el Gran Mariscal del desfile. La Reina juvenil fue Paris Guzmán Angleró y la infantil Julie Marie del Valle Ramos.    Las actividades artísticas incluyeron  la cantante Giselle, Caña Brava, Zafra Negra y Andy Montañez y su Orquesta. Aunque no están los 14 miembros que integraron el comité quizás nuestros lectores recuerden los nombres de los que figuran en la fotografía.

carnal-abey-1996-directiva-3

Comentando fotografías: Honra a una cepa de líderes comunitarios del ayer

Se nos olvida que somos hijos del pasado y que el presente se disipa a cada bocanada de aire imperceptiblemente.  La memoria suele ser corta y desaparece tras cada muerto desconocido.  El oficio de historiar en el seno de la comunidad amortigua el olvido pero las muerte lo traicionan, cosa que el historiador  busca superar no siempre con éxito, porque antes que él debió existir un registrador.  Tras las huellas andadas va el historiador para recolectar pedazos de pasados y montar la narración que reconstruye el extinto acontecer

Esta foto, publicada por René Santos en Facebook es un registro de la vida comunitaria del poblado Coquí en particular y de Salinas en general.  Registros como este ayudan a mitigar la pérdida de memoria, que tanto empobrece la autoestima y debilita la identidad.  Porque esa imagen es un instante tras la cual hay historias de vida, luchas comunitarias y divergencias.

Publicamos la foto con la intención de que los espectadores ayuden a describirla, a identificar las personas y a comentar lo que sepan en torno a ellas. Asimismo, donde y cuando se tomó la foto. La base para esa identificación son los nombres de Julio Famanía, Pedro Espada, Mister Colón y Arcilio Bahamonte. Es sencillo: indique la fila y la posición de izquierda a derecha que ocupa la persona en la foto.

**

gente-de-el-coqui-de-salinas

Los que se graduaron en 1956

En mayo de 1956 se llevó a cabo la 28ª graduación de cuarto año de la Escuela Superior de Salinas.  En esa ocasión uno 86 adolescentes completaron los requisitos que los hacia merecedores del diploma de escuela superior.

La escuela superior de Salinas se estableció inicialmente en el histórico edificio escolar Luis Muñoz Rivera, inaugurado en 1925. La primera graduación de cuarto año se realizó en 1928 y estaba compuesta de siete estudiantes.

Recientemente un grupo de los alumnos de la clase de 1956 se retrataron frente a la antigua alma mater antes de ir a celebrar el 60 aniversario de su graduación.

Gracias a Yolanda Cerrera, esposa de uno de los miembros de la clase, le presentamos la foto que captó ese instante.  Además incluimos una copia digital del programa anunciando los actos de graduación. La misma se realizó el 29 de mayo de 1956 en el Salón de Actos de la Escuela Luis Muñoz Rivera, antigua sede de la Primera Escuela Superior de Salinas.

miembros-de-la-clase-de-1956

Como parte del 60 aniversarios se efectuó una misa en recordación a los miemisa-clase-1956-2mbros de la clase graduada del 1956 ya fallecidos en el templo parroquial Nuestra Señora de la Monserrate.

Estos adolescente de 1956 rememoraron sus años escolares en una actividad de confraternización  efectuada el día del reencuentro en septiembre de 2016.

Vea:

Programa de graduación

Lista de los graduados

 

Comentando fotografías: Los Campeones de la Liga Willie May 9-10 de 2016

Los Bulldogs de Salinas Puerto Rico participaron este año en los torneos que auspicia anualmente la American Amateur Baseball Congress. y se proclamaron campeones mundiales en su categoria.

Este campeonato marca un hito en la historia exitosa de las pequeñas ligas en Salinas. Historia que han protagonizado cientos de niños y jóvenes guiados por la dedicación de decenas de apoderados, entrenadores, padres, líderes recreativos y voluntarios. Lo menos que podemos hacer es mencionar sus nombres para que en el futuro se recuerde que fueron parte de esta hazañas.

Oficialmente se nos ha proporcionado los nombres de las personas que aparecen en la foto.  La foto que presentamos tiene tres filas de personas.  En la primera, hay tres, en la segunda 13 y en la tercera 8. De acuerdo a ese arreglo las personas en la foto son las siguientes:

*

IMG_20160802_172645_large

Primera fila: Joek Rivera, Roberto López, Miguel Mateo.

Segunda fila: Eliezer Rosario, Yadiel Santiago, Janwill Gutiérrez, Ediel Rivera, Joel Santiago, Janmanuelle Roche, Gabriel Rivera, Jeancarlos Santiago, Gadiel Maldonado, Jeremy Aponte, Jose Reyes, Kirlos Colón, William Cruz.

Tercera Fila: Sr. Kelvin Ortiz (director del torneo de la AABC en Puerto Rico), Sr. Alexis Rosario (presidente de liga local de Salinas), Sr. Wilfredo Gutiérrez (entrenador), Sr. Roberto López (dirigente), Sr. Anibal Negrón (anotador), Sr. Angel Rivera (entrenador), Sr. Kirlos Colón (entrenador) y la Sra. Dyarelis Hernández (apoderada de los Bulldogs).

El Congreso Estadounidense de Béisbol Aficionado (AABC, por sus siglas en inglés) es una organización beisbolera fundada en Nuevo México en 1935.  El AABC organiza actividades para jugadores entre las edades de 8 a 19 o más y que participan en las ligas de béisbol aficionado afiliadas. Los jugadores proceden de ocho divisiones que posee actualmente la entidad integradas por ligas de los Estados Unidos, Puerto Rico, México y Canadá. Las divisiones son: Stan Musial, Connie Mack, Mickey Mantle, Sandy Koufax, Pee Wee Reese, Willie Mays, Roberto Clemente y Single Age.

Las ligas admitidas a la AABC tiene que estás formada al menos por cuatro equipos y celebrar torneos locales en que cada equipo juegue 6 o más juegos.  El campeón de cada liga pasa a jugar en el torneo interligas de cada estado o país.  El ganador de dicho torneo pasa a jugar un torneo donde participan los campeones de varios estados y países de una región.  Finalmente los ganadores de cada región se disputan la serie mundial. La AABC es una de las organizaciones beisboleras que más ha contribuido al desarrollo de talentos reclutado por las grandes ligas.

La  Liga Municipal Hermanos Alomar Velázquez (LMHAV), apadrinada financieramente por Roberto Alomar,  fue creada en 2014 gracias a la política deportiva impulsada por el municipio de Salinas.  En su formación participaron la alcaldesa Karilyn Bonilla Colón, el departamento de recreación y deportes municipal, reconocidos deportistas salinenses y el propio Roberto Alomar, quién de forma entusiasta favoreció la propuesta.

Prontamente se pagaron los derechos para que la liga, los equipos y los árbitros se registraran en la AABC.  Una vez admitida, la LMHAV estaba habilitada para participar en los torneos interligas que la AABC patrocina en Puerto Rico y en la serie mundial que celebra la entidad anualmente.

En menos de 30 meses los apoderados, entrenadores y técnicos de los equipos participantes en la LMHAV realizaron un trabajo encomiable que colocó a la liga en ruta al éxito.  Gracias al trabajo realizado el equipo campeón del torneo local 2016 de la LMHAM, los Bulldogs de Salinas se proclamaron campeones de Puerto Rico, lo que les dio el derecho a participar en la serie mundial de la AABC.

El juego de campeonato mundial fue entre los Cardenales de Springfield y los Bulldogs de Salinas. En un emocionante partido, con el marcador empatado a 6 carreras, un cuadrangular de Joek Rivera en la parte superior de la séptima entrada puso a los Bulldogs de Salinas al frente, ventaja que la defensiva del equipo mantuvo hasta el final proclamándose de esa manera campeones mundiales de la división Willie May, categoría 9-10.  Rivera, quien también lanzó 5 1/3 entradas, fue nombrado Jugador Más Valioso de la serie.

Los Bulldogs fueron recibidos calurosamenten por el pueblo de Salinas  a principios de agosto durante el Festival Gastronómico El Mojo.

por Sergio A. Rodríguez Sosa

Comentando fotografías: Maestros de pasadas generaciones de estudiantes de Salinas

La educación juega un papel vital en el crecimiento integral de las personas.  Ella no es un proceso perfecto, como todos los quehaceres humano, pero a falta de ella estaríamos más vulnerable a los peligros que provoca la ignorancia.

La educación no es un don privativo de los maestros pero son ellos el recurso humano que destinamos a idear, organizar y ejecutar el proceso educativo.  La escuela es la institución donde ocurre formalmente el proceso educativo de los individuos y el maestro el agente seleccionado para llevarlo a cabo.

En la primera mitad del siglo 20 ejercieron ese magisterio decenas de persona en Salinas.  Roberto Quiñones Rivera nos proporciona un retrato donde figuran algunos maestros y maestras que regenteaba las escuelas públicas de Salinas.  Los que fueron alumnos durante los años 1940 a 1950 recordarán los rostros.  Seguramente alguno que otro de estos maestro podrán ser identificados para recuerdo de las pasadas generaciones y conocimiento de las presentes.

Comente esta foto e indique en cuál de las tres filas y en qué posición de izquierda a derecha se encuentra el maestro y maestra que recuerde,

Maestras de Salinas siglo 20 (3)

Comentando fotografías: Clase graduada de la Primera Escuela Superior de Salinas, 1952

Uno de los momentos significativos de la vida, son las graduaciones.  Por un feliz instinto humano al cabo del tiempo de graduarse, los que compartieron ese instante de la vida, buscan reencontrarse, tal vez para repasar lo que ha sido de cada cual pasado los años.

Probablemente las chicas y chicos en esta foto celebraban el 32 aniversario de haberse graduado de la Primera Escuela Superior de Salinas, cuando su sede ubicaba en la nonagenaria Escuela Luis Muñoz Rivera. Los integrantes de este grupo deben haber nacido entre 1937 y 1939, es decir hace unos 77 o 79 años.

El reencuentro escolar se celebró en el edificio del Club Salinas en la calle de La Playa.  La foto fue proporcionada por Ricky Sánchez y forma parte  de los recuerdos de su familia.  En ella aparece su madre Lillian E. Rodríguez Ayes, hija de Don Pablo Rodríguez y Luz M. Ayes (doña Nena) y viuda del recordado Manolín (Angel M. Sanchez).

Aunque se escapan algunos nombre, los rostros son todos conocidos para los baby boomer que estudiaron en la Muñoz Rivera.  Pero no crea que Julín Jiménez González era uno de los graduados,  Llegó allí porque estaban invitadas las maestras de la clase, entre ellas Ms. Santos y  Ms. Polanco.

Quizás alguno de nuestros lectores recuerde el año en que se tomó la foto o pueda identificar a las personas captadas por el lente en dicha ocasión.

srs

Clase graduada 1952 de la Primera Escuela Superio de Salinas Luis Muñoz Rivera

Comentando fotografías: Las graduaciones 14ta y 16ta de la Primera Escuela Superior de Salinas

En 1918, Stella Márquez Morales, una mujer de estatura diminuta, fue nombrada Superintendenta del Distrito Escolar Salinas-Santa Isabel.  Había nacido en Ponce y era bisnieta de un terrateniente español llamado  Nicolás Márquez.  Su bisabuelo se estableció inicialmente en Santa Isabel  y con el tiempo compró unas tierras en el barrio Río Jueyes de Salinas, creando una hacienda que llamó Isidora, enalteciendo así el nombre de su hija mayor.

Los comienzos de la labor de Stella Márquez como cabeza del distrito escolar fueron difíciles debido al estado de las escuelas y la educación en Salinas y Santa Isabel. La falta de profesionales naturales de la región, especialmente maestros, la motivó a luchar por el establecimiento de una escuela superior en Salinas.

Felizmente, convenció a las autoridades municipales a que financiaran totalmente la construcción y funcionamiento de la deseada escuela superior.  En 1924 se construyó el edificio que fue inaugurado en 1925 dedicado a la memoria de Luis Muñoz Rivera. La recién inaugurada escuela estaba dotada con los mejores mobiliarios e instalaciones de la época, al punto de no tener que envidiar ninguna otra escuela superior del país. Abrió contando con biblioteca, teatro y laboratorios.  Era financiada casi totalmente con fondos municipales y aunque no había la cantidad de estudiantes requerida para establecer una escuela superior, fue autoriza a funcionar como tal por el Comisionado de Instrucción de Puerto Rico.

Pero no solo logró Stella Márquez  crear una escuela superior y organizar el primer año, sino que se las ingenió para organizar el cuarto año con sólo siete estudiantes.  En un Puerto Rico que le negaba el derecho a la educación a las grandes mayorías y que estaba plagado de analfabetismo,  contra viento y marea en 1928 se realizó la primera graduación de la Escuela Superior de Salinas.  Josefa Monserrate, Julita Semidey, Nemesia Rivera, Rosaura Vázquez, Ada Martínez, Santiago Santiago y Enrique Renta, cinco chicas y dos chicos,  fueron los primeros graduados de la Escuela Superior de Salinas, hace 88 años.

En esta ocasión, Roberto Quiñones nos proporciona dos fotos sobre los graduados de las 14ta y 16ta graduaciones de la Primera Escuela Superior de Salinas. Estas fotos de las clases de 1942 y 1944 recogen los rostros de los compueblanos que en aquellos años lograban graduarse de cuarto año.  Entre ellos, quizás se encuentre el retrato de alguno de sus abuelos, padres y familiares, en el momento de graduarse de la Escuela Superior de Salinas, cuando su sede era el histórico edificio Luis Muñoz Rivera.  Nuestra Primera Escuela Superior, que ahora se llama Escuela Stella Márquez Morales, en honor a su fundadora, tiene una hermosa historia de 91 años educando compueblanos nuestros, entre los que se cuentan la mayoría de los que colaboramos en Encuentro… al Sur.

©Sergio A. Rodríguez Sosa
Bibliografía
Márquez Morales, Stella.  Memoria de mi vida profesional y la temática la historia de la Escuela Superior de Salinas. [San Juan, P.R., 1978]
 
Foto 1: Clase de 1942
Clase1942[1]
 Foto 2: Clase de 1944
 Clase 1944Fotos proporcionadas por Roberto Quiñones
Pulse dos veces sobre las fotos para ampliarlas.