reencuentro 2 (2) (1)

Y nuevamente… / José Manuel Solá

Aprendí contigo, de tu respiración incandescente,

que nada termina,

que el cosmos es un girasol inmenso diluido por ratos en el tiempo

y florece, renace a lo lejos en cualquier noche clara;

aprendí que no hay comienzos ni pérdidas,

tan sólo incidencias infinitas;

que el recuerdo no muere ni hay olvidos eternos,

que la magia en tus besos y las lágrimas tienen el mismo origen,

que en tí todo es principio, es despedida, es “…quédate…”,

que no existen fronteras en nuestros universos

ni hay poder mayor que el canto de los pájaros.

Contigo yo aprendí que tus besos, tu forma de mirar y tus caricias

le dan alas al sueño, salvan nuestras mañanas… nos hacen inmortales

y que encienden las lunas del verano.

Aprendí que en una región que hoy desconozco,

por ese mar de estrellas que hoy no alcanzo,

en la hora no escrita, habremos de encontrarnos.

Nuevamente.

 

(c) José Manuel Solá ~ 18 abril 2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s