Inventario de Enero / José Manuel Solá

MeditacionYo no estoy solo:
tengo todos los árboles del mundo y un poco más allá;
tengo miles, millones, de estrellas que acompañarán mi travesía
a través del universo, hasta donde se alarguen mis palabras.
Me acompaña la música del viento
y una coral de pájaros cantores dirigiendo el concierto de la lluvia.
Hoy hago un inventario de todas mis memorias
y olvido la mitad, pero me sobran tantas
que me con ellas me basta para el llanto, para las alabanzas…
Yo sé que no estoy solo porque
del otro lado del planeta, en Tailandia o el Cáucaso,
alguien, desconocido, está pensando en mi y desde allá me mira y yo lo sé, lo siento.
Yo tengo una camisa, unos zapatos viejos, el agua de la luna,
unas cuantas monedas de cobre en el bolsillo,
un perro que calienta la puerta de mi casa y contempla los cometas azules
desde el horizonte de sus ladridos húmedos de nostalgia.
Yo vivo acompañado de todos los caminos que anduve y de todas las flores
y el verdor de los campos,
de todos los saludos con que me saludaron y tantas despedidas…
Ah… yo vivo en compañía de los ojos que me vieron pasar
y en los que me miré hasta el fin de los tiempos.
Vivo en compañía de las manos que partieron el pan
a la hora de Dios y de las mariposas, del café y de la aurora,
vivo con el recuerdo de barcos que se fueron por océanos de besos y poemas.
Tengo un árbol de naranjas florecido de nubes
y tengo el mes de enero para vivir la vida y ondear la palabra de mis horas más claras.
También tengo la vida más allá de la noche y mi mano la alcanza
y tengo esta mañana de domingo como el gorrión de un beso en estas manos…
¿Cómo estar solo, entonces…?
.
(c) José Manuel Solá  /  11 de enero de 2015

foto: Alberto Gómez

Sandy Alomar será exaltado al Salón de la Fama hoy

El salinenes Santos Alomar Velázquez  (Sandy) será exaltado al Pabellón de la Fama del deporte puertorriqueño en una ceremonia que se realizará  el 25 de octubre en el Hotel Condado Plaza.  Alomar y Carlos Delgado encabezan la lista de 8 inmortales que serán exaltado.

Alomar, receptor con premios de Novato del Año y del Mas Valioso en Juego de Estrellas, se una a su padre Santos Alomar Conde y a su hermano Roberto Alomar Velázquez a la galería de atletas inmortales del   deporte boricua.

Como apunta el cronista deportivo Jossie Alvarado, es la primera vez que a un padre lo acompañan dos hijo en el pabellón de los inmortales de Puerto Rico.  Destaca Alvarado que Salinas es “ciudad de inmortales del deporte”  puesto que 12 de sus hijos han sido exaltado al pabellón del deporte nacional.

Salinenses en el pabellon

Además de Carlos Delgado, máximo jonronero boricua en las mayores serán exaltado hoy:

Juan Laporte: Boxeo
Luís Martínez: Judo
Fabiola Acarón: Tríalo
Domingo Cordero: 400 vallas
Antonio Faz Alzamora: Propulsor del deporte
Israel Peña: Prensa deportiva

srs

Telescopio virtual para todo el mundo vía internet

Ahora cualquier persona puede explorar el espacio de manera virtual utilizando el servicio Worldwide Telescope que recientemente puso a disposición del público Microsoft.

El programa es gratuito y puede descargarse en la página de la organización. Utilizando este telescopio los internautas tendrán acceso a millones de datos e imágenes estelares capturadas por el telescopio espacial Hubble, el Observatorio Chandra de Rayos X y el telescopio Spitzer.

Todos esos datos organizados y programados por Microsoft permiten a todo el mundo explorar las galaxias, constelaciones y planetas lejanos de una manera muy fácil y entretenida mediante una interface intuitiva. Pero además de poder navegar por el espacio por sí solo, el usuario puede escoger varios viajes con la ayuda de guías desarrolladas por expertos.  Además posee un módulo para crear comunidades de usuarios con intereses afines.

El WorldWide Telescope se una a las otras opciones de exploración espacial virtual Google SkyStellarium.

Quién sabe… es un poema / José Manuel Solá

En el amanecer de mi último otoño

no he de mirar nostálgico los tiempos que he vivido 
y sin embargo
sé que las primaveras viajarán la memoria
y me dirán adiós
como dice adiós 
un niño abandonado a un tren que se aleja
y alarga la mirada de espacios infinitos.
Y vendrán las canciones, las risas compartidas,
los poemas que yo quise escribir
y aquellos ideales…
y el vino.
Luego, no pensar nada
ni lamentar el sueño que murió a la intemperie
de los días perdidos. 
Luego… contemplar las montañas que cantan el silencio…
fumarme un cigarrillo…
y eso es todo…

José Manuel Solá
13 de octubre de 2015

Luis Mariano López Santiago y las pequeñas ligas de beisbol

por Sergio A. Rodríguez Sosa

El Equipo de Salinas campeón nacional del Torneo de Béisbol juvenil de la Liga Atlética Policíaca de 1964

Campeones liga Atletica Policiaca 192

A raíz de un comentario que escribi en Facebook sobre Luis Mariano López Santiago la compueblana Anita Rodríguez me envió la foto de un desgastado recorte de periódico donde aparece el equipo de pequeñas ligas de Salinas que ganó el campeonato nacional del torneo de béisbol  de la Liga Atlética Policíaca de Puerto Rico  en 1964.

El policía Luis Mariano López Santiago, asignado a la Liga Atlética Policiaca en Salinas, era el apoderado del equipo. López logró reunir en sus equipos de pequeñas ligas a dirigentes y coach como Francisco Matos y Lefty Espada,  y a jóvenes prometedores como Alberto González, José Valentín, William Cartagena, Walton Serrano, Jorge Lebrón, Rafael Cruz Rivera, José Ledée, José Rodríguez, Doamel Morales Vázquez, Amadis Lugo entre otros. Se desempeñaba como anotador del equipo Johnny Cámara, Junior López Colón, hijo del policía Luis Mariano López, coordinaba el manejo y traslado de los equipos y René González era el carga bates. Presumo que habrá más fotos sobre estos acontecimiento deportivo en espera de ser divulgadas. Mientras aparecen más fotos, solicitamos a nuestros lectores que mencionen los nombres que faltan de los integrantes del equipo. Como se sabe, esta fue la primera vez que un equipo de pequeñas ligas de nuestro pueblo ganó un campeonato nacional.

En 1974 entreviste a Luis Mariano López a raíz de retirarse de la Policía de Puerto Rico.  Por razones diversa los apuntes tomados en esa ocasión quedaron al recodo esperando la oportunidad para ser dados a conocer. Mariano murió pero afortunadamente Ruddy Antonio Rodríguez promovió la idea de recordarlo nominando  con su nombre una liga que agrupaba todas las pequeñas ligas de béisbol de Salinas.   El tiempo paso y paso la vida de Ruddy y la memoria colectiva se oscureció de olvido.  Por suerte, un grupo de ciudadanos nuestros crearon el Caney de la Fama del Deporte Salinense.  Una entidad dedicada a difundir el conocimiento sobre las hazañas deportiva y a honrar la memoria de los deportistas destacados.  En 1995 esa entidad incluyo entre los inmortales del deporte salinense al equipo de pequeñas ligas campeón nacional del torneo de la Liga Atlética Policíaca de 1964 y a su apoderado Luis Mariano López. Hoy, a pedido del cronista deportivo Jossie Alvarado, desempolve las datos tomadas durante la entrevista a Perango, realizada en los ancestrales terrenos de nuestros antepasados, en el Patio Ortiz con los cuales redacte el siguiente artículo:

Luis Mariano López y las pequeñas ligas de Salinas[1]

Luis Mariano López Santiago (2)

Luis Mariano López Santiago nació el 3 de enero de 1916[2] en el seno de una familia cuyas raíces en Salinas se remontan a muchos antes de la fundación del pueblo.    De hecho, parte de los terrenos donde se erigió el pueblo pertenecían a sus antepasados.  Su padre, Mariano López Martínez murió meses ante de su nacimiento. Era natural de Dorado y como muchos otros puertorriqueños, se trasladó a Salinas en busca de un trabajo en la gigantesca Central Aguirre.   Luisa Santiago Ortiz, su madre, era entonces una joven que vivía al regazo del hogar de sus padres y de la casa de su abuelo Francisco Ortiz ubicada en el mismo centro de la población.

En una época en que pocos jóvenes podían completar estudios secundarios logró graduarse de octavo grado.  Eso automáticamente significaba para un adolescente comenzar a trabajar. Por eso, terminado su octavo grado comenzó a trabajar como peón en las haciendas cañeras. Luego fue ayudante de listero de Paco Sánchez, un líder político que luego se convirtió en alcalde de Salinas.

Como muchos jóvenes boricuas, agobiados por la situación de explotación laboral prevaleciente en Puerto Rico, optó por ingresar voluntariamente al Ejercito de los Estados Unidos en 1942.   Tenía 26 años y los Estados Unidos estaban inmerso en la Segunda Guerra Mundial. Afortunadamente para él, los intereses estratégicos de los Estados Unidos sustentados por la Doctrina Monroe y las necesidades militares de los Aliados permitieron que  los Estados Unidos obtuviera el derecho de establecer bases militares en las colonias británicas ubicadas en el Caribe.[3]. Como consecuencia, se establecieron artillerías de costa en la isla de Trinidad.  Luis Mariano López fue destacado en plena guerra  mundial al Regimiento 52 de Artillería de Costa en Trinidad desde el 1942 al 1945.

Terminada la guerra se retiró del ejército con tres años y ocho meses de servicio. Cuando regresó  a Salinas fue empleado por una de las tiendas de la corporación Aguirre como vendedor de helados al por mayor. Luego decidió  dejar el trabajo para terminar el cuarto año de escuela superior valiéndose de los beneficios ganados como veterano de guerra. Una vez obtuvo el diploma de  cuarto año se trasladó a la escuela vocacional de Cayey a estudiar plomería.  Fue también en esos años que su primo Roberto Rivera Santiago y él se enamoraron de unas chicas del barrio Vertero, nombre deformado a Vertedero.  Junto a su compañera de toda la vida Gladys Colón procreó cinco hijos: Luis Mariano, Nilda, Digna, Marizell y Lilliana, primos que de adultos emigraron a los Estados Unidos.

Mientras estaba estudiando plomería en Cayey, su amigo José Alfredo Rodríguez Capó lo convenció de solicitar  ingreso a la policía.  Envió la solicitud y lo llamaron a examen.  Dejó  los estudios de plomería e ingresó a la academia.  En 1951 se convierte en miembro de la Policía de Puerto Rico. Ese año comienza a trabajar como policía en Coamo.  En 1954 fue trasladado a Caguas. Estando de servicio en la ciudad criolla comienza a padecer de úlceras estomacales que lo llevan a la sala de operaciones.  En 1957 consigue que lo trasladen a Salinas, distrito que en ese momento comandaba Luis E. Torres quien lo ubica en posiciones de servicio especial.

En 1958 fue nombrado oficial de la Liga Atlética Policiaca (LAP).  En ese momento Félix E. Mangual dirigía a nivel estatal dicha entidad.  Ramiro Rodríguez era el encargado en el área sur y en Salinas tenia a cargo la LAP el policía Horacio Vega, a quien sustituyó en el cargo.  La LAP es un programa de prevención de la delincuencia existente en muchos países.  Está dirigido a proporcionar orientación y entrenamiento deportivo a jóvenes de ambos sexos en deportes como el futbol, beisbol. baloncesto y atletismo. El programa se lleva a cabo a través de los departamentos de policía con la ayuda y donativos de entidades comerciales, deportivas y comunitarias.

Una vez asumió el puesto comenzó a organizar y reclutar jóvenes para vigorizar la Liga Atlética Policiaco local. Bajo su dirección la participación juvenil en la liga creció, así como la cantidad de actividades realizadas. Fruto de su labor fue organizar equipos y torneos de  volibol, baloncesto, atletismo y beisbol,  Además organizaba otras actividades recreativas como juegos, giras y campamentos a lugares como el Monte del Estado, Isla de Cabra y Cayey.

Durante sus quince años como oficial de la Liga Atlética Policiaca de Salinas su labor fue entusiasta y extraordinaria. Los equipos de la LAP de Salinas bajo su tutela siempre se destacaron en la zona de Guayama, donde competían equipos de los pueblos de Arroyo, Cayey, Guayama, Patillas y Salinas.   Igualmente fue destacada su participación a nivel del área sur y a nivel nacional.  A nivel de la zona de Guayama sus equipos lograron varios campeonatos en atletismo, volibol y beisbol. A nivel del Área Sur sus atletas ganaban primeros, segundos y terceros lugares cada año y  en una ocasión el equipo de atletismo de Salinas fue el campeón de Atletismo de la zona sur. Cabe destacar, sin embargo, que sus  mayores logros fueron en el beisbol y en las carreras de carro Derby-Soab box.

En beisbol sus equipos lograron tres campeonatos en la zona de Guayama.  También fueron dos veces campeones de la región sur de la LAP. En la década del 1960  el equipo de beisbol de la LAP de Salinas era un poderoso trabuco donde participaban jóvenes como Alberto “Berto” González, Luis Walton Serrano Vega, José Valentín, William Cartagena, Jorge Lebrón, Rafael Cruz Rivera, José “Bucky” Rodríguez, Doamel Morales Vázquez, Amadís Lugo, Virgilio “Morsa” Sanabria, José “Cheo” Ledée, Pablo “Pirule” Colón, Orlando “Lan” Sánchez, Roberto “Tito Cheche” Ortiz, Julio “Tolón” Rosa, Ernesto Rodríguez, Carlos Chopa, Benjamín “Bin”  Rivera, Héctor Morales, José Enrique Martínez, Gilberto Guzmán, Guillermo “Guillo” Mateo, Rafael Cruz, René González, Johnny Cámara, Junior López, entre otros, bajo la dirección Paquito Matos y Lefty Espada y la supervisión incidental de Carlos “Chaleco”Cintrón. Ese trabuco logró un subcampeonato frente a Sabana Grande y se proclamaron campeones nacionales en 1964 cuando derrotaron en el estadio Hiram Bithorn al equipo de Toa Baja. Una estruendosa caravana de automóviles partió desde el Hiram Bithorn hacia Salinas.  Luis Mariano López convalecía en su casa luego de una urgente hospitalización. Cuando entraron a la zona urbana, antes de  recorrer con alegría las calles y barrios, llegaron hasta su hogar a entregarles eufóricos el trofeo obtenido.

Equipo Campeón Liga atletica policiaca 1964En las carreras de carros Soab Box Derby el equipo organizado por Mariano López participo durante la década de 1960  en competencias de zona, regionales y nacionales.  Las carreras de carros Derby sin motor impulsados por gravedad  es un programa juvenil en el que los jóvenes participantes tienen que ingeniar y fabricar el carro con el cual van a competir.  El equipo de Salinas,  con escasos recursos, no solo ganó carrera sino también fue premiado por diseño e ingenio.  El equipo fue tres veces campeón de la zona de Guayama. En Coamo logró el primer y tercer lugar en las competencias de la región sur.  En el campeonato celebrado en San Juan  de carros Derby el grupo de Salinas finalizó entre los cinco primeros lugares.

Dado su éxito como promotor deportivo en la Liga Atlética Policíaca de Salinas fue nombrado supervisor auxiliar de la zona de Guayama,  En 1974, luego de veinticinco años de servicio público en la Policía de Puerto Rico y a la edad de 57 años se acogió a la jubilación.  A partir de entonces y hasta que la salud se lo permitió se entregó a sus aficiones: la mecánica, la reparación de radio y tv y la pesca, falleció en agosto de 2004.  

Luis Mariano López le dio cuerpo y forma a una tradición de pequeñas ligas de béisbol cuyos frutos se han visto en las figuras de peloteros y de promotores deportivos como  Osvaldo Pérez, Rubén Ortiz Vega, Carlos Ortiz y María Zayas.

©Sergio A. Rodríguez Sosa

[1] Rodríguez Sosa, Sergio A.  Entrevista a Luis Mariano López Santiago. Salinas, P.R., 1974.

[2] Registro Demográfico. Salinas. Libro de Acta de Nacimiento 1913-1926, folio 461.

[3] Conn, Stetson, and Fairchild, Byron. U.S. Army In World War II. The Western Hemisphere: The Framework of Hemisphere. Washington, D.C.: Government Printing Office, 1964

Cuando Jesús confronta nuestros “embelecos”: el divorcio y la niñez

Un repaso para contextualizar el matrimonio, el divorcio y el valor de los niños en la cultura judeocristiana.

Por Samuel Caraballo-López

Hay dos temas en el texto para este domingo 4 de octubre, Día de Comunión Mundial, que deben ser considerados con mucha sensibilidad por cada creyente. Estos temas que se encuentran en Marcos 10: 2-16, y  que tienen muchas pertinencia para nuestra realidad,  son el divorcio, y el trato a los niños. Esto relatos fueron puestos juntos para ayudar al predicador, que no quiera lidiar con el tema del divorcio, a que pueda optar por la bendición de los niños, que “parece” ser mucho más placentero y fácil de  manejar.  Sin embargo, no debemos evadir esta oportunidad para tratar tanto  los asuntos de matrimonio  como de familia que emanan del pasaje mismo.

El divorcio era un tema candente en el tiempo de Jesús, y es posible que muchos de mis lectores sean divorciados, y les interese esta lectura de hoy.   Es importante decir que el divorcio fue y sigue siendo un asunto complicado, tanto en el primer siglo, como hoy en día. Había diversas perspectivas tanto entre los judíos como entre los romanos sobre este asunto, y específicamente dentro del judaísmo. Permíteme hacer una breve explicación sobre la visión del mundo antiguo sobre el matrimonio y la familia.

  1. El mundo era patriarcal, y las esposas eran consideradas una propiedad del marido. Entre los judíos, técnicamente, solo el esposo podía divorciarse, y no la mujer, salvo en casos especiales (algunos casos de lepra).  En la sociedad romana, una esposa podía divorciarse de su esposo.
  2. Los matrimonios no eran basado entre dos personas que se amaban, sino que era manejado como un asunto de estatus y consideraciones de honor entre dos familias. El divorcio, por lo tanto, podría ser complicado. El mejor ejemplo que tenemos de esto es la dinastía  de Herodes, que utilizaba el matrimonio y el divorcio para manipulaciones políticas y obtener ventajas a nivel internacional, y aún dentro de los círculos judíos.[1]
  3. Los textos bíblicos sobre la postura judía con relación al divorcio se encuentran en Deuteronomio 24: 1-4. Este es el texto que los fariseos utilizan como referencia para probar a Jesús sobre los fundamentos para el divorcio.
  4. En la cultura judía en el tiempo de Jesús, el honor y la vergüenza eran factores que determinaban la conducta. Las personas siempre estaban muy dispuestas para recibir personas que su compañía les incrementara su propio honor.   Para dicha sociedad los niños tenían un bajo estatus, por lo tanto no se percibía valor alguno en su compañía.  Nunca los niños eran homenajeados o exaltados, ni se les celebraba el cumpleaños, porque carecían de honra en dicha cultura.

En el texto bíblico de hoy, unos fariseos se acercan a Jesús, con la intención de probarlo, sobre el mandamiento que Moisés había establecido sobre el divorcio (Deuteronomio 24: 1). El cuestionamiento de los fariseos a Jesús no tenía que ver con la legalidad del divorcio, sino con lo que constituía un fundamento apropiado para justificar el divorcio.

Existían dos (2) escuelas rabínicas que se habían expresado y asumían posturas sobre este texto: La escuela rabínica liberal de Hillel, y la escuela rabínica conservadora de Shammai.  Para Hillel cualquier cosa objetable era motivo para dar carta de divorcio, esto incluía hasta quemar la comida.  Sin embargo para Shammai, solo el causal de fornicación era motivo para dar carta de divorcio.

Jesús asume, en el texto de hoy, una postura independiente a estas dos escuelas rabínicas. La realidad, dice Jesús a los fariseos, es que el mandamiento de Moisés de dar carta de divorcio, fue motivado por la “dureza del corazón” de ustedes, y no porque fuese la voluntad de Dios.

Jesús reconoce que el divorcio dado por Moisés era una provisión remedial a la condición caída en que el ser humano se encontraba.  Un corazón endurecido guarda resentimiento, miedo, intolerancia, aspereza, desconfianza, venganza, intransigencia, violencia e inseguridad, lo cual lleva a las personas que integran una pareja o familia a repudiarse, a convertirse en enemigos/rivales, a buscar la manera de lastimar al otro. El propósito de este remedio era  para que de alguna manera se pudiese prevenir, paliar o detener el daño que los componentes de un matrimonio pudieran infringirse.

Ahora bien, aunque existía una motivación remedial en la concesión de Moisés, también ésta generaba situaciones que afectaba a la parte más vulnerable de la relación, sea a la mujer o a la pareja fiel (sea el hombre o la mujer).    La mujer en la sociedad judía era la parte más vulnerable porque era la repudiada en una cultura en que solo los hombres técnicamente se podían divorciar. Por otro lado en la sociedad romana se permitía también el divorcio a la mujer, lo que también podía ocasionar daños al hombre. El comentario privado que Jesús hace a sus discípulos plantea que cuando una de las partes repudia a la otra (hombre o mujer), motivado principalmente por iniciar una nueva relación con otra persona, comete adulterio (versos 11 y 12) .  (vea el caso de Antipas y Herodías)[2].

Es importante considerar el argumento de Jesús, que se remonta a la Creación misma. Cuando Dios creo al hombre  y la mujer, los formó para que existiese complementariedad  y pudiesen entrar en una relación permanente de pareja, donde ambos, aunque diferentes, dependían el uno del otro (Génesis 2: 18-24).En ese matrimonio que Dios estableció,  la complementariedad se configura como conyugalidad, y así llamamos cónyuges al varón y la mujer que viven su complementariedad en el matrimonio. Jesús expresa este concepto claramente:

 “y los dos vendrán a ser una sola carne.  De manera que ya no son dos, sino una sola carne.  Por tanto, no separe el hombre lo que Dios unció en un mismo yugo” (Marcos 10: 8-9).

En este ámbito, Jesús establece que  la complementariedad adquiere un relieve especial, pues da lugar a un vínculo que es, de suyo, indisoluble, exclusivo y fecundo. Jesús en su interpretación establece que la voluntad y propósito de Dios fue desde el principio que un hombre y una mujer entablaran una relación sostenida en el amor, el respeto y la complementariedad, que les enriqueciera a ambos, fomentando la felicidad.  Esa siempre ha sido la voluntad de Dios para el matrimonio!

Por otro lado, y vínculado a lo anterior, en los textos de Marcos 10: 13-16, se describe el momento en que algunos padres traían sus niños/as a Jesús para que les diera su bendición. Se esperaba que los discípulos después de haber oído los discursos anteriores de Jesús con relación a los niños (Marcos 9:37), su actitud hacia los vulnerables fuese otra. Sin embargo, ahora los encontramos reprendiendo a los adultos que acercaban a sus pequeños para que Jesús los bendijera. ¡Observen como el conocimiento previo, producto de la cultura y la tradición puede  bloquear el nuevo conocimiento, aunque venga de Dios!

La sociedad de aquella época, tal como suele suceder también en la actualidad, no miraba a los niños como dadores de honra y honor, por lo tanto los minimizaba. Hay personas, inclusive, que creen que los niños y las niñas no necesitan de Jesús. Jesús ciertamente se indigna y les dice:

“Dejad a los niños venir a mí y no se lo impidáis, porque de los tales es el reino de Dios’”  (Marcos 10: 14).

Este pasaje bíblico revela que para Jesús, la recepción que debemos tener hacia los  niños y niñas, que son símbolos de la vulnerabilidad (al igual que las repudiadas de la perícopa anterior), es la misma que debemos manifestar hacia el Reino de Dios. El Reino de Dios no se debe buscar porque nos da honra, honor y privilegios, sino que con desprendimiento, sin buscar ningún interés de nuestra parte, nos acerquémonos a este sin esperar nada, solo agradecidos. Solo así comprenderemos lo que significa el Reino de Dios y experimentaremos la gracia transformadora del Espíritu que es quien produce el gozo que nos trae fortaleza.  Muchas bendiciones.

[1]  Vea, La Danza de Salomé: Cuando la verdad es decapitada, en samcaraballo.me/2015/07/11/la-danza-de-salome-cuando-la-verdad-es-decapitada.

[2] Ibid.

Rebloguedo de Sin Miedo a Pensar