Escuela Godreau, calle Miguel Ten

Una Mirada a los Problemas del Sistema de Educación Pública

por José Santiago Rivera

Por décadas se han enumerado las razones que afectan la calidad de la enseñanza pública del país. También se han implementado cambios con la intensión de mejorar el sistema de educación, que se ha quedado rezagado. Las medidas de política pública hasta ahora no han logrado su objetivo, porque se copian de otros sistemas de enseñanza con problemáticas diferentes.

Una verdadera reforma educativa requiere de un honesto compromiso de la elite política del país. De un genuino deseo de mejorar nuestro sistema de enseñanza, reconociendo que una buena educación de la población es fundamental para el desarrollo económico y social del país. La estabilidad en el sistema educativo prevalece cuando los intereses políticos partidistas lo permiten.

Es clave el reconocimiento genuino de los problemas que afectan la educación en general. Cuando estos se logran identificar, el conocerlos permite encontrar las correctas soluciones. No se puede continuar aceptando la mezquindad de algunos con intereses particulares; que se enriquecen proponiendo reformas educativas ineficaces. En los últimos cincuenta años, ninguna propuesta de reforma educativa ha mejorado la educación en Puerto Rico. El único aumento significativo en educación es el del mal uso de fondos, tanto estatales como federales.

El Departamento de Educación (DE) está altamente politizado lo que dificulta la solución a los problemas. Los políticos no están en función de solucionar problemas, sino de crearlos. Los gobernadores han tratado de nombrar educadores que no sean activistas políticos para dirigir DE. No hay que ser ingenuo para darse cuenta que la politización está entronizada en los subalternos. En esos ayudantes de carrera y directores regionales que permanecen o sobreviven a los cambios de gobierno y que le rinden cuentas a los políticos y quienes, dependiendo del color con que se miren, avalan los contratos millonarios que no rinden frutos. Contratos que enriquecen a empresarios, amigos de políticos y a afiliados políticos. Los problemas en la educación pública del país no son tan sencillos como lo ven los políticos, ni tan difíciles como para que no tengan solución.

El problema fundamental de la educación, es el monstruo llamado Departamento de Educación. Con un secretario a nivel de gabinete, que no alcanza a conocer una tercera parte de los problemas que aquejan al departamento que dirige. Ni de la dejadez e ineptitud de muchos subalternos a nivel gerencial y de supervisión. Un Secretario de Educación en control del poder político que termina imponiendo las condiciones bajo las cuales se debe dirigir la educación.

Los problemas comienzan con el gigantismo en el DE, seguido de la irracional burocracia que más que resolver problemas crea otros. Añádale a eso el fracaso de los líderes sindicales del magisterio quienes dividen a los maestros y enfocan sus protestas y energías en situaciones particulares ajenas a la realidad de la verdadera problemática en la educación pública. Sin olvidar, la merma significativa en la calidad de los profesionales de la educación que gradúan las universidades.

Un país bien educado es la mejor garantía para el desarrollo de una sólida y exitosa economía, es su mayor recurso y su mejor inversión. ¿Cuál es la razón para que el gobierno no le dé la prioridad que merece la educación pública? ¿Por qué los recursos nunca son utilizados de forma adecuada? Un presupuesto enorme le es asignado a la instrucción pública y esta no mejora. ¿Realmente le importa a quienes gobiernan el que la calidad de la enseñanza no avanza en relación al aumento en el presupuesto asignado? ¿Les ha importado a dónde van a parar parte de los dineros de ese presupuesto? Son muchas las interrogantes, las preguntas sin respuesta.

Como ciudadano responsable y con una gran preocupación por la eficacia en la enseñanza pública, quiero hacer mi aporte en busca de soluciones. Se trata de reconocer los verdaderos problemas, identificar y encontrarle soluciones a esos males de la educación.

En primer lugar, nuestro país no necesita la construcción de nuevas escuelas, cuando las actuales están en uso solamente un treinta por ciento del tiempo. Lo que necesitamos es acondicionar adecuadamente las existentes y aumentar el tiempo de uso. De inicio hay que romper con el paradigma del horario de ocho de la mañana a tres de la tarde en el sistema público de enseñanza. No hablamos de un horario extendido para tutorías y actividades extracurriculares, es horario regular dedicado a la enseñanza y el aprendizaje. No se trata de la construcción de enormes y costosas estructuras para acomodar multitudes de estudiantes. Son las existentes con matrículas adecuadas y controlables.

El mejor disuasivo para evitar el vandalismo en las escuelas, es poblar sus alrededores. Que las mismas queden en medio de áreas residenciales. Que no estén en áreas aisladas, donde no se promueve el urbanismo, la sana convivencia ni el sentido de pertenencia.

La mejor manera de controlar el gigantismo y la burocracia en el Departamento de Educación, no es creando regiones educativas subordinadas a un control central, eso no es descentralizar. Estas regiones deben funcionar de forma independiente, lo cual las haría creativas, competitivas y en continua búsqueda de la excelencia académica. Existiría un mejor control del dinero asignado y menos corrupción. El mejor control del sistema educativo comienza con la separación de los grados primarios, hasta el sexto grado, de los grados intermedios y superiores, del séptimo hasta el duodécimo. Funcionando como agencias apartes y con presupuesto separado.

¿Qué cosas ocurrirían con estos cambios? Un mejor control del funcionamiento del sistema público de enseñanza. Un mejor uso del presupuesto asignado y una disminución significativa de la deserción escolar.

Mucho se habla de la deserción escolar y de las posibles causas. Las conclusiones de los expertos en la materia no han resuelto, ni tan siquiera mermado este mal de la educación. La causa principal es la frustración. Las causas que llevan a la frustración están en un sistema de enseñanza ineficiente a nivel elemental. Esos grados primarios son fundamentales en la formación del carácter de cada estudiante, Son los años que van definiendo los talentos y los intereses particulares de cada niño. Fracasan porque quienes tienen la responsabilidad de identificar sus limitaciones y deficiencias, no muestran el interés, el compromiso ni la capacidad para ayudarlos a superar las mismas. El fracaso merma el interés y el entusiasmo en el alumno y produce la frustración que lleva a la deserción escolar.

La importancia de una buena formación en esos grados, es fundamental en el futuro exitoso de cada estudiante. De ahí la necesidad de crear una agencia aparte, con personal bien entrenado y altamente cualificado para atender las necesidades reales de estos estudiantes. Tienen que crearse especialistas y maestros bien cualificados que estén comprometidos con una formación adecuada de los estudiantes a ese nivel. Formación que los conduzca con más seguridad y confianza al nivel secundario.

Por el compromiso de una educación de calidad, las universidades no pueden, ni deben seguir bajando los requisitos de admisión a la facultad de pedagogía, donde se forman los maestros del país. La calidad de la formación de esos profesionales, no únicamente en pedagogía sino también en la materia de especialidad, es vital en la preparación de los futuros maestros.

Es responsabilidad de quienes dirigen el DE, no seguir desviando fondos para darles contratos millonarios a allegados de los partidos políticos, que en nada ayuda a una mejor calidad de enseñanza. A los miles de maestros que por un puñado de monedas extras pierden su integridad y claudican principios convirtiéndose en cómplices de esos contratistas de tutorías fatulas hay que advertirle que con sus actos le roban a miles de estudiantes la posibilidad de un mejor ofrecimiento académico y de una mejor calidad de vida.

Los líderes sindicales del magisterio, con afiliación política, en realidad no luchan por los verdaderos intereses de los maestros, ni del estudiantado del país. La división sindical de los maestros en nada los favorece, un solo gremio sindical es lo más recomendable. La razón de ser del magisterio son los estudiantes. Las luchas y el interés principal de los líderes sindicales del magisterio, siempre tiene que ser a favor del estudiantado; pues con ello se benefician por igual los maestros.

Todos los componentes del sistema público de educación tienen que ser parte activa en busca de las soluciones de los problemas que los afectan. No pueden seguir aceptando que solo se les permita opinar y que esa opinión continúe cayendo en oídos sordos, es ser protagonistas en la búsqueda de soluciones. Una verdadera reforma requiere de un legítimo interés de los proponentes. Compromiso y honestidad de todos los componentes, incluyendo a los padres.

Los obreros de la educación y sus dirigentes no deben delegar en políticos la decisión de cuáles son los mejores métodos de enseñanza y menos aún como utilizar los cientos de millones de dólares asignados a la enseñanza pública del país.

Un gobierno responsable empezaría identificando el mal uso de los fondos públicos, estatales y federales en educación. Evaluar y eliminar a quienes supervisan y se lucran con las ineficientes e innecesarias tutorías extracurriculares. Que ese dinero se utilice para mejorar la enseñanza en el tiempo lectivo.

La prensa, no debe hacerse de la vista larga ante la enorme “malversación” de fondos públicos, por políticos, sus allegados y los contratistas de educación. La prensa tiene las herramientas y el poder para una verdadera fiscalización de quienes se lucran con los dineros del pueblo y dejar de ser foro de expresión del juego político de los que intentan justificar el continuo mal uso de los fondos públicos.

Los legisladores íntegros y honestos, deben enfrentar con valentía a los ineptos dentro de su grupo que obstaculizan el logro de una mejor calidad en la enseñanza y son cómplices del desvío y “malversación” de los fondos públicos asignados a educación.

El Departamento de Educación, tiene que ser uno de los principales defensores de la cultura del país. No hay que insistir en ser mera copia del sistema norteamericano. Hay que fortalecer y desarrollar nuestra propia cultura. En cada pueblo del país existen personas con talento en las diversas facetas del arte y la cultura. Hay que integrarlos de manera creativa al proceso educativo para estimular y desarrollar el quehacer cultural.

©José Santiago Rivera

3 pensamientos en “Una Mirada a los Problemas del Sistema de Educación Pública

  1. Hola mi nombre es Karina Torres y estoy haciendo un trabajo de las limitaciones de la educación en Puerto Rico, me gustaría saber quién es usted para citarlo

    Me gusta

  2. Saludos Charito, un abrazo. Mas que ese fastidioso miedo a decir la verdad de lo que nos afecta a todos como ciudadanos, esta la falta de compromiso con nuestro país, esa sumisión y dejadez que nos mantiene atados a políticos a quienes poco le importa el bienestar del pueblo. Cuando el pueblo soberano tome acción sobre los problemas que nos afectan a todos, sin delegar y deje de sentirse inferior, solo entonces lograremos levantar a Puerto Rico. Solo se hace justicia verdadera cuando se dice la verdad y se actúa con honestidad.

    Me gusta

  3. WAO -que Bueno esta este articulo! A veces me pregunto si, usted y yo estuvieramos, “trepaos” en esos puestos, que hariamos? Porque es BIEN facil criticar; sin embargo, cuando “nos ponemos los zapatos del otro,” quiza cambiemos de opinion.

    No se, aqui el problema somos TODOS….sabemos muchisimo, pero se actua poco…me va entendiendo querido autor?….El problema esta en nosotros mismos….criticamos tanto, pero hacemos NADA. Y que por donde comenzamos? Cambiando actitudes, comenzando con nosotros mismos…o sea, estamos todos “jalando la soga” para el lado de cada uno y se esta logrando NADA. Hasta que dejemos esos fastidiosos miedos que nos estancan pa’ echar nuestro pueblo pa’ lante con valentia, sacrificio y trabajo duro…..no solo Educacion se quedara igual…sino que nuestro pais sufrira consecuencias que pueden ser prevenidas….

    Still love u, no matter what?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s