Diálogo Ambiental apoya Plan de Uso de Terrenos de la JCA para Salinas

Comunicado de Prensa

La organización Diálogo Ambiental de Salinas expreso que el plan municipal de uso de terrenos debe corregirse y atemperarse a la presente realidad. En unos comentarios sometidos por escrito a la Junta de Calidad Ambiental el comité describió la situación general de la región de los últimos años:  “La construcción de miles de viviendas y centros comerciales en terrenos agrícolas, áreas inundables y sobre el acuífero, muchas veces rellenando estos con cenizas tóxicas de carbón; sobre explotación, contaminación e intrusión salina en el acuífero; expansión del vertedero municipal; operación de una compañía de chatarra de metal de gran tamaño; y grandes corporaciones dedicadas a la experimentación y desarrollo de semillas genéticamente modificadas que consumen grandes cantidades de agua del acuífero y también utilizan químicos y procesos contaminantes, han puesto en peligro el presente y el futuro de nuestro pueblo.  Todo esto ocurre por una falta de planificación y una visión errada de lo que realmente es el desarrollo”.

La organización ambiental salinense, coincidió con la Junta de Calidad Ambiental en que el incremento de población en décadas anteriores y la actual pérdida de población, el aumento en los costos de energía, el cambio climático, la pérdida de terrenos agrícolas y la globalización económica, entre otras cosas, han reforzado el patrón de desarrollo desparramado en Puerto Rico.

“Establecer el Plan de Uso de Terrenos, así como la Ley de Costas, son procesos de planificación nacional que hace años se debieron llevar a cabo, pero los intereses económicos contrarios a la planificación y al desarrollo ordenado de nuestra isla han logrado detenerlos”, dijo Víctor Alvarado Guzmán, portavoz de Diálogo Ambiental.

Según Alvarado el proceso de preparación del Plan de Ordenamiento Territorial de Salinas, aprobado hace unos años, estuvo plagado de errores e irregularidades que deben corregirse.  “La anterior administración municipal no tomó en cuenta cómo  los múltiples proyectos de construcción afectarían al acuífero.  No implantaron la política pública de preservar terrenos de alto valor agrícola.  Incorporaron una serie de factores como demanda de vivienda de otros municipios, proyecciones erróneas de crecimiento poblacional y existencia de planes de infraestructura no certificadas que resultan en un cálculo exorbitante en cantidades de viviendas y terrenos urbanos requeridos.  A esto se le suma la contradicción interna del documento que por un lado aboga por el uso de terrenos urbanos vacantes y por otro propone expansiones significativas en el terreno urbanizable a densidades muy bajas, incluyendo aquellos al norte del casco urbano del pueblo que la Administración Municipal actual pretende perpetuar. En este caso, el Plan Municipal debiera corregirse a través del Plan de Uso de Terrenos propuesto por la Junta de Planificación”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s