En Directo Desde el Salón de las Naciones Unidas Del Escambrón Beach Club

por Roberto Quiñones Rivera

Don Q publicidad antiguaUn amigo coleccionista me regaló una grabación de un programa que fuera difundido hace 75 años por la poderosa emisora radial WKAQ de San Juan.  En esta joya de la historia de la radio, quedó grabado uno de los tantos eventos que trasmitía la emisora fuera de sus estudios.

Como parte de la programación de la emisora, todos los sábados de nueve a diez de la noche, se transmitía un bailable desde el salón Las Naciones Unidas del Escambrón Beach Club del Condado.  Aquellos bailables eran amenizados por la ya famosa orquesta de Rafael Muñoz con sus cantantes José Luis Moneró y Félix Castrillón, quienes estaban dando sus primeros pasos en el mundo musical de aquellos años.

Al igual que hoy día, la emisora necesitaba auspiciadores que pagaran la producción y la difusión por radio del espectáculo.  Esos anuncios publicitarios es lo que quiero traer al recuerdo de los amigos de aquellos años. Sé que aún quedan por ahí consumidores de los productos que auspiciaban aquellas transmisiones.

Los que no podían llegar hasta el Escambrón Beach Club seguían las incidencias del bailable a través de un radio marca “Pilot” o formaban su propio bailable utilizando una victrola “Bronswick”.

Al día siguiente del bailable era necesario un sobito con alcoholado. Para ello se usaban los alcoholados marca “Bella Aurora” fabricado en Ponce o el “Brisas del Caribe”.  Luego del consabido descanso, las damas se refrescaban tomando una ducha con el jabón “John Laúd”.  Este se compraba en las farmacias a diez centavos la pastilla.

Para aquellos que el licor era importante, la variedad era bastante, de Ponce “Don Quijote”, de Hato Rey “Don Rey”, de Arroyo “Ron Venerable” y sin identificar su procedencia se anunciaban “El Matusalén”, “Bocoy”, “Carioca”, y el “Caballito”, todos a 30 centavos la caneca.

En cuanto a vinos se refiere se anunciaba el vino identificado como “Tónico Reconstituyente San Lázaro”.  Este producto se distribuía en las farmacias como un remedio para controlar el cansancio y la debilidad. Pero los componente identificados en su etiqueta indicaban que era mucho más que un simple remedio para el cansancio… el pitorro se quedaba chiquito.

Las cervezas promocionadas en la transmisión eran “Leona” y “Caroline”, esta última era una cerveza ligera.

En cuanto a vehículos de motor se refiere se anunciaban los camiones “Mc” y los automóviles “Nash”, “Ford”, “Pacard”, y uno al cual escribiré su nombre literalmente, el “Willienite”.  El “Nash” del 1940 lo ofrecían por 940 dólares.  El “Ford la oferta era de 845 dólares y el “Pacard, que era ya para gente acomodada, tenía un valor de 1,350 dólares de contado.  Estos vehículos corrían con gasolina “Jack” a 21 centavos el galón.

Y hablando de establecimientos comerciales, las personas de la Isla, como se les llama en San Juan a los residentes del interior del País, cuando visitaban la capital no regresaban a sus pueblo sin antes haber comido en “La Mallorquina”,  sin comprar por tres centavos una libra de pan en “La Euscalduna” o cargar con dulces para los niños de la respostería “La Francesa”

Durante la transmisión invitaban a los oyentes a disfrutar de las carreras de galgos en el Canódromo Quintana los jueves, viernes y sábado y  luego terminar en el bailable con la Orquesta de Mario Dumond a cincuenta centavos la entrada.

Cuando las señoras salían de compras, no podían faltar artículos como la pasta de diente “Ticolino” de cinco centavos, la caja de “Perlina de 10 onzas” a diez centavos, y la barra de jabón “azul” de tres centavo la libra.

Cuando una dama visitaba la farmacia ahí conseguía los productos  “Mitchell”, línea de colorete y lápiz de labios a diez centavos, como también el polvo “Caroma”.  Aprovechaba también para comprar por una peseta una botella de “Pertusin” para la tos y “Multidom” para los dolores a 19 centavos el pomo y en adición un producto llamado “Lidia Pinham” que no pudimos comprender para que se usaba ya que el locutor solo decía “que toda señora o señorita lo necesita en algún momento”.

El esposo mientras tanto, entraba a la “Ferretería Los Muchachos” a comprar una daga  marca “Sanson” de 50 centavos para utilizarla en las tareas agrícolas y por supuesto acudía también a las “Tiendas Padin” donde compraba zapatos “Flushing” de seis dólares.

Son muchos más los productos y establecimientos comerciales que durante la transmisión de los bailables se anunciaban por WKAQ.  Algunos de ellos aún existes y están disponibles, muchos otros pasaron a ser parte de los recuerdos grabados en la historia de la publicidad de Puerto Rico.

Pero no está de más recordar, para revivir vivencias.

 

©Roberto Quiñones Rivera

2 pensamientos en “En Directo Desde el Salón de las Naciones Unidas Del Escambrón Beach Club

  1. Muy jugoso, informativo, el escritor de Roberto, llevándonos por el camino de la historia de nuestra radiofonía a un ayer mágico desde la distancia y quizá no tanto desde la cercanía. Un escrito impresionista sin duda. Muy bueno, lo disfruté a montones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s