Proyecto de Energía: el gato que pasaron por liebre

Opiniones / Política

Víctor Alvarado Guzmán

logoAEE+copy.jpg

Ante la expectativa que todos tenían hace unas semanas sobre la aprobación en la Cámara de Representantes y el Senado de Puerto Rico, del Proyecto Sustitutivo sobre el tema del “futuro energético” de Puerto Rico, como mago astuto el gobierno logró pasar un “gato por liebre”, y al parecer nadie se dio cuenta del truco.

Mientras las partes se ofuscaron en las “garras” de la Comisión de Energía creada y los medios de comunicación le servían de avanzada política al presidente del Senado y sus intenciones de privatización, la politización partidista se entronizó en las entrañas de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). La Sección 5 de la Ley Núm. 83 de 2 de mayo de 1941, según enmendada, conocida como la “Ley de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico”, establecía que el Director Ejecutivo no podía ser una persona que “haya sido miembro de un organismo directivo a nivel central o local de un partido político inscrito en el Estado Libre Asociado de Puerto Rico durante el año previo a la fecha de su designación”. Incluso se establecía que la Junta de Directores de la AEE tenía que evaluar los méritos del candidato a Director Ejecutivo, “tomando en cuenta la preparación técnica, pericia, experiencias y otras cualidades…”. Todo esto fue eliminado durante el proceso en la Cámara de Representante, aprobado en el Senado y que de un momento a otro el gobernador convertirá en ley con su firma. Es importante señalar que en los proyectos discutidos originalmente en el Senado, impulsado por el senador Bhatia, esa enmienda no estaba propuesta. Y en la práctica lo que hace este proceder es legalizar la politización de la posición de Director Ejecutivo de la AEE, porque ahora hasta Eduardo Bhatia podría ser mañana Director Ejecutivo de la Autoridad.

Por otro lado, las elecciones para escoger un nuevo representante del interés público en la Junta de Directores de la AEE se ha convertido en otro flanco político. Según información pública difundida a través de medios de comunicación, de los seis candidatos oficiales, al menos tres de ellos tienen un vínculo directo con el Partido Popular Democrático (PPD). Uno es un ex candidato a senador popular, ex Comisionado Electoral y actual consultor del PPD en el Senado, otro trabajó en Fortaleza bajo Anibal Acevedo Vilá (quien ha sido señalado por su relación con las empresas de energía renovable) y otro es Contratista actual de la Cámara de Representantes. De ganar uno de estos tres emisarios políticos del PPD, en teoría podríamos tener 7 nombramientos políticos de 9 miembros en la Junta de la AEE y, con la enmienda de la Cámara de Representantes al Proyecto de Energía, el propio Director Ejecutivo podría ser un líder popular.

Las preguntas brotan: ¿quién propuso esa enmienda? ¿A quién beneficia? ¿Para quién el PPD está preparando el puesto de Director Ejecutivo? ¿Cómo es posible que el gobernador por un lado proponga una versión boricua del “Hatch Act” para supuestamente despolitizar las agencias, y por otro lado intenta convertir oficialmente a la AEE en un comité del PPD?.

Es de extrañar el silencio general en la discusión pública sobre este asunto tan importante. Quizás cuando nos demos cuenta del truco, ya la liebre este privatizada y tendremos que conformarnos con el gato.

Enviado por El Patriota del Sur

Un pensamiento en “Proyecto de Energía: el gato que pasaron por liebre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s