Dicen que silencios sin fondo

 son palabras enloquecidas o suicidas,

descenderás profundo sin hallar

 rastro ni medida.

Dicen que vivir así es una pena,

hay que buscar amor

en otra gente, en otras cosas

pero un alma conversiva

ya no aspira

el perfume rosa

de la vida.

Bajar a un río de sangre

no habrás llegado,

a la raíz de sacramentos

no habrás llegado,

descenderás, descenderás

y descendiendo hallarás

catacumbas del alma

y no habrás llegado.

Dicen que silencios sin fondo

  si lo tuviesen nunca lo sabrías,

son pesares tan hondos,

tan hondos

que antes de llegar

fenecerías.

Mas si llegaras comprenderías

que bajaste al fondo imaginado,

los silencios profundos

procuran a Dios

hacia arriba.

 

              Carlos Román Ramírez