A veces por la calle / Carlos Román

A veces por la calle

miro calzones viejos

que van puestos

y se parecen tanto

a un amigo

que ya no los usa

porque donde ahora reside

no hacen falta.

 

A veces por la calle

miro papeles arrastrando

escritos y pienso

que les duelen

frases, nombres

e indiferencias.

Son deshechados

que no encontraron

abrigo en un zafacón.

 

A veces por la calle

miro árboles enjutos

por monóxido

de motores

y sin embargo

siguen aferrados

al sueño de dar

sombra…… apenas.

 

A veces por la calle

miro perros flacos,

desaliñados, nutriéndose

ya de sus propios huesos,

procurando manos,

suplicando ojos

que los vean cachorros

cuando eran bellos.

¡Cuántas cosas que nadie nota!

 

A veces por la calle

miro estatuas

llenas de alma

aprisionadas en bronce

queriendo gritar

que desde su develación

sólo la ven

pájaros

que allí se posan

y perros

que allí orinan……

triste homenaje.

 

A veces por la calle

miro iglesias abiertas

y Cristo al fondo

esperando que alguien

le quite clavos de siglos

que ya enmohecieron

y le infectaron

las manos……

 

A veces por la calle

miro humanidad

de ojos ciegos,

sentidos resentidos,

pensando no sé que,

cuajando naderías,

cargando tristes fardos,

viniendo de quién sabe,

caminando a no sé dónde.

 

A veces por la calle……

 

Carlos Román Ramírez, 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s