La cena de los espiritistas

por Edwin Ferrer

A Juan Almeida todo le iba mal. Un día, su amigo René Busier lo invitó a una sesión de espiritistas y al llegar al cuarto oscuro, la madama se montó en un camello, como tenía sed, pidió un trago de ron y le entró el espíritu de una culebra. Se enredó en el cuerpo de Juan y le dijo:

— Si no haces una gran cena para la navidad, todo te caerá encima y te irá muy mal.

Y así fue, Juan gastó el último centavo que tenía de su bolsillo e hizo la gran fiesta. Cuando sacaron el lechón de la vara, lo pusieron en la gran mesa y cuando lo sirvieron, la madama se convirtió en un caballo y comenzó a patear todas las mesas. Todo quedó arruinado. Lo único que sobró fue el rabito del lechón y todos se peleaban por él. Juan lo agarró en medio de la algarabía, pero la madama se montó en una leona y se lo quitó de las manos.

Como lo había perdido todo, fue al otro día a la iglesia y el pastor le pidió el diez por ciento que le quedaba. Cuando el hombre perdió la fe, se montó en una mula y se fue a orar al monte de los olivos.

©Edwin Ferrer

EEdwin Ferrer  2013l autor es es un puertorriqueño nacido en Salinas graduado Lehman College. Escribe cuentos y poemas de temas entroncados en sus vivencias, en los que perfila personajes comunes con los que todos nos topamos en nuestra convivencia diaria. Sus cuentos estan recogidos en varios libros como Los fantasmas de mi pueblo y Cuentos al aire libre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s