Gracias, compueblanos y lectores

Gracias, familia, por ser tan pacientes con mis faltas;

Gracias, amigos, por los momentos felices que me han hecho vivir.

Gracias, vecinos, por ayudarme a revivir anécdotas cuando los visito.

Gracias, pueblo, por conservar estructuras, entidades y eventos que me llevan a recordar tantas memorias.

Gracias, padres, por haberme criado en una casa humilde;

Gracias, Jesús, por haberme permitido nacer y criarme en un pueblo humilde y rodearme de tanto talento profesional y humano

 Bendiciones a todos!

cuerno de la abundancia

por Charito Ibarra