POETAS

]

Los infelices poetas

se arrastran hacia cualquier dogma.

Se juntan en bandadas depredadoras.

Ocultan la mediocridad que los reúne,

 la ideología que los canceriza.

Patean y aúllan ficciones teatrales,

huéspedes de imperios fascistas.

En manadas, de congreso en congreso.

 

Este poeta busca otra ruta.

La del soberbio lobo solitario.

La del que sabe que no sabe nada.

 

Lo arropa la noche oscura del alma.

Busca un dios que juega a no entregarse.

Un amor más poderoso que la muerte.

 

©Alfredo Villanueva Collado

En el Nuevo día del 3 de noviembre, 2013, Ana Lydia Vega publicó un explosivo artículo sobre los tres nocivos mitos que alimentan la creación poética en Puerto Rico (y en el resto del mundo de habla hispana). Concuerdo plenamente con lo que plantea, puesto que es un tema que he trabajado obsesivamente en mi poesía.   He aquí una muestra, dedicada a ella.