Plan Decenal de la Educación Pública / Pepo Santiago

plandecenaleducaciónHasta el día de hoy 31 de agosto de 2013, las estrategias para mejorar la educación pública no han sido efectivas por varias razones fundamentales que tratare de enumerar y exponer con la mayor claridad posible.

Lo que todos saben es que el Departamento de Educación está altamente politizado y conociendo cómo funcionan los políticos, esto dificulta la solución a los problemas que afectan a la agencia. Los políticos no existen en función de solucionar problemas, sino de crearlos. Todos los gobernadores del país han tratado de nombrar educadores que no sean activistas políticos para dirigir el Departamento de Educación. No hay ni que pensar en su ingenuidad, para no darse cuenta que la politización está en los subalternos, en esos ayudantes de carrera que permanecen o sobreviven a los cambios de gobierno. Esos funcionarios estatales y directores regionales que les rinden cuentas a políticos sin escrúpulos y quienes son responsables de evaluar los cientos de contratos millonarios que se otorgan que no rinden frutos. Contratos que enriquecen a empresarios amigos de políticos y a afiliados políticos. Los problemas en la educación pública del país no son tan sencillos como lo ven los políticos, ni tan difíciles como para que no tengan solución.

Los problemas empiezan con el gigantismo en el Departamento de Educación, seguido de la irracional burocracia que más que resolver problemas, crea otros adicionales. Continúan con los líderes magisteriales quienes aportan muy poco para una mejor calidad de enseñanza, enfocando sus protestas y energías en situaciones particulares ajenas a la realidad de la verdadera problemática en la educación pública. Y se agudizan con una merma significativa en la calidad de profesionales de la educación que gradúan las universidades.

Un país bien educado es la mejor garantía para el desarrollo de una sólida y exitosa economía, es su mayor recurso y su mejor inversión. Entonces,  cual es la razón para que el gobierno no le dé la prioridad que merece la educación pública. ¿Por qué los recursos nunca son utilizados de forma adecuada? Un presupuesto extraordinariamente enorme le es asignado a la instrucción pública y ésta no mejora. ¿Realmente le importa a quienes gobiernan, el que por décadas la calidad de la enseñanza no ha avanzado en relación al aumento en el presupuesto asignado? ¿Les ha importado a donde van parar los dineros de ese presupuesto? Son muchas las interrogantes, las preguntas sin respuesta.

Como ciudadano responsable y con una gran preocupación por la eficacia en la enseñanza pública, quiero hacer mi aporte en busca de soluciones. Es reconocer los verdaderos problemas, esos males de la educación, identificarlos y encontrarle soluciones.

Leer más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s