Comentando fotografias: los niños de primer grado de la Escuela Palmer en 1953.

Igual da la existencia ayer que la existencia hoy.  Estas ahí, grabado en el cartón que sostiene la vida. Estarás ahí hasta que no quede un pedazo del cartón, y si la digitalizan, hasta que se apague el servidor que guarda tu binaria imagen.

Estarás porque ese retrato es a la vez, metáfora y anti metáfora.  Tu existencias es efímera, por eso, toda analogía perecerá cuando se extinga el pensamiento.

Pero mientras tanto, sigue siendo ese, aunque el caparazón que cargas hoy en nada se parezca al que cargabas ayer.  Lo bueno de esta especie es que con mayor facilidad puedo distinguirte de otros, aun cuando tu caparazón no es el mismo.  Al rato de voltear la mirada no puedo distinguir una rana de otra, ni una gaviota de otra. En cambio a ti, aunque no eres exactamente igual ahora, puedo distinguirte del resto de los rostros a punto de extinguirse, grabados en ese retrato.

Seguramente has contado los años transcurridos.  Pero los años, tal como los contamos, no dan la cantidad exacta.  En años van 60, pero en meses van 713.  Quizás en otra ocasión puedas calcular los días, si quieres.

Nada es extraño en el reloj de nuestras vidas, por eso, de qué vale decir “parece que fue ayer”. ¡Claro que no es hoy!  Sí…, fue ayer, y disfrútalo antes de que ocurra lo inevitable. Cuando ya no puedas ver el retrato de 1953.

Primer grado escuela Pazalmer de Salinas, 1953

**

Primer grado Esc. Palmer Grupo A 001

 

Texto por Sergio A. Rodríguez Sosa

Fotógrafo: Sin confirmar Guerrero