Donde quiera hay julínmania

por Dante A. Rodríguez Sosa

aeropuertos 2La semana pasada acudí a un aeropuerto dominicano para tomar el avión de regreso a Puerto Rico. Pasado los puntos de chequeo me senté en un área tranquila cerca de la puerta de abordaje a esperar que llamaran los oficiales de la línea aérea. Repasaba las noticias cuando llegó una señora cincuentona y se acomodo tres asientos de separación de donde me encontraba. Sin miramiento alguno charlaba en voz alta. Decía:

— ¡Ahhhh! ¿Pero qué es lo que esta pasando?

Apartó el celular de su oído y lo miró con cara de asombro e incredulidad.

Prosiguió la conversación:

— Pero ven acá. Acabo de llegar de Orlando desesperada y muy preocupada porque me llamo Teodorina diciéndome que estabas hospitalizada en intensivo; que te iban a desconectar las maquinas y que le habían puesto rótulos de venta a todas tus propiedades.

— Ahora llamo por teléfono y la primera que me contestas eres tú.

—Oye; ¿Como estas?

—! Qué bueno!

La señora mantiene su celular en el oido alrededor de un minuto. Entonces con voz desconcertada dice:

—Esa gente siempre han sido malas.

Luego de terminar la conversación pude notar la cara de pesadumbre de la señora, quien al mismo tiempo se apretaba los labios para retener un incipiente impulso de lanzar una carcajada.

Finalmente llamaron al abordaje. Vi que la dama se acostó en los asientos y pareció quedarse dormida.

4 pensamientos en “Donde quiera hay julínmania

  1. Jose Manuel: Mis palabras son muy pobres para significar el drama infinitamente humano que vi y escuche.
    Charito: Julin Jimenez, el de la Guaguita, fue notorio por su enfermiza mania de propagar la infundada muerte de personas muy queridas en Salinas. Ataques de histeria, arreglos florales y coronas que fueron recibidas por los propios difuntos y viajes intempestivos fueron algunos de los resultados de estas pesadas bromas. En este caso notaras la entremezcla del interes economico con los sentimientos genuinos de pena, por la estimada familiaridad entre las partes que conversan. A la Senora no le quedo otro remedio que reirse de si misma. Paso en Santo Domingo y puede pasar en cualquier parte.

    Me gusta

  2. Jajajajaja – y que tiene que ver la “julinmania” con esto? Expliquenme por que estoy ATRAS! Ay Viznen!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s