El escándalo del monopolio mediático mundial

Seis grandes compañías trasnacionales controlan desde el 2011 el 90% de los medios de comunicación en los Estados Unidos. Sus productos noticiosos, de entretenimiento y comerciales se difunden a través de medios nacionales en los cinco continentes llegando de esa manera a la mayoría de la población mundial.  Los principales medios en muchos países son empresas afiliadas y dependientes de esas seis gigantes estadounidenses.

La globalización de los medios de comunicación es concebida como el mecanismo idóneo para controlar maneras de pensar, fomentar hábitos de consumo y provocar actitudes frente a situaciones particulares o cotidianas.  En común acuerdo esas empresas mediáticas deciden que va a leer, ver y escuchar el gran público.  Deciden qué ocultarle a la gente cuando se ven afectados los intereses políticos y económicos de sus empresas y de los poderes que las sustentan. Pero no solo eso, invaden sin miramiento la privacidad de los usuarios de la Internet y de la telefonía digital.

Las matrices mediáticas, la propaganda publicitaria, el glamur y la ilusión de objetividad son algunos de los elementos que los  medios de comunicación iluminados utilizan para propósitos de dominación. Así es como sutilmente determinan que causa apoyar o repudiar, con quien la gente debe simpatizar, quien tiene una imagen bondadosa o malvada, que personalidad gubernamental es sustituida para preservar el sistema o que defecto hay que destacar para manchar la reputación de una figura pública o alimentar el rumor y el bochinche como entretenimiento masivo.

Cuando se trata de ocultar ocurre lo mismo, se obvian acontecimientos importantes desfavorables y se destacan otros menos importante o baladí. Se oculta la verdad y se privilegian las medias verdades para manipular la opinión pública con el fin de sembrar desasosiego, crear falsas crisis o provocar guerras y conflictos de conquista.

Los ejemplos son innumerables. Si quiere verlos trate de descomponer cualquier matriz mediática e identifique las motivaciones. Reescriba de manera positiva o de forma opuesta cualquier titular.  Observe los adjetivos que se utilizan para describir un hecho o persona. Contraste el enfoque de una noticia e identifique que otros enfoques se obviaron. Recuerde que la veracidad se fabrica por lo cual  puede ser producto de la tergiversación y no necesariamente es la verdad. En fin, aprenda a leer, ver o escuchar críticamente la información que se le brinda.  Siempre es posible que le estén metiendo gato por liebre.

srs

Media Cosolidation (Infographic de Frugal Dad)

la ilusión de escoger 2

Un pensamiento en “El escándalo del monopolio mediático mundial

  1. Pingback: Alfabetización mediática: ¿por qué estamos desinformado y manipulados? | ENCUENTRO... AL SUR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s