Busco al Chupacabras, pero por menos de…

por Marinín Torregrosa Sanchez

Chemo chupacabrasHabía una vez un país en quiebra, entonces apareció de la nada un animal con patas largas y un rabo descomunal. Tenía además unas alas enormes, tan y tan grandes que arropo al país con ellas… Con sus afiladas garras atrapo al país por la misma Cordillera Central y se lo llevó volando hasta el mismísimo infierno…Oh! ¿Y ahora? ¿Quién podrá defendernos?

El Señor de los Milagros enfurecido con aquel animal despiadado abrió todas las nubes cargadas de lluvia y encendió todos los “breakers” de la caja de Seguridad. Truenos y relámpagos, lluvias, temblores se hicieron sentir en todos los confines del universo…

Llego entonces un angelito blanquito…con alas azules, blancas y rojas… De corona llevaba 50 estrellas. Se presentó en el infierno y al temible Chupacabras le reclamo:

-Vengo en busca de la estrella numero 51.

Y así, tranquilamente le entregaron a la isla, maltrecha y herida, ultrajada por su propia descendencia…

© Marinín Torregrosa Sánchez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s