Decimario Josueniano

 
CLARITO Y SIN DESVARÍO
Alegre canta el zorzal
Y en su trino melodioso
Al cielo emite gustoso
Valiente canto triunfal
Grandiosa gesta inmortal
De la campiña y del río
Cuya historia en el cantío
Del ave se oye narrando
Y en versos voy yo cantando
Clarito y sin desvarío.
 
EL AMOR
El amor es una flor
Que florece donde quiera,
En invierno o primavera
Si se le pone atención.
Es sentimiento, emoción
Una cosa inexplicable
Es un estado inefable
Que nos lleva de la mano
A un universo lejano
Donde todo es realizable.
 
¿CUANDO?
Un beso te quise dar
Aquella vez en el parque.
Pero me volví cobarde
Al momento de besar.
Hoy quisiera regresar
Y ya no encuentro el camino.
El caprichoso destino
De madeja lo cubrió.
¿En qué momento murió
Aquellos que estuvo vivo?
 
MOTIVOS PARA LLORAR
El dulce olor de la caña
Respiro a veces sonando;
Mi paladar saboreando
En su recuerdo se baña
Y la nostalgia se ensaña
En mi espíritu dolido…
La ausencia da al afligido
Motivos para llorar.
¡Como lacera el estar
Distante del lar querido!
 
FLAGELO
El gallo en la madrugada
Llorando canta su pena
Y en el hogar la colmena
El alma siente arrugada.
En la calle alborotada
La gente busca consuelo,
Porque la patria en el suelo
Se siente y no puede más
Con tanta mediocridad
Que es de todos, el flagelo.
 
RECUERDOS VIEJOS, LEJANOS
Recuerdos de amores vanos
A mi vienen, entre ratos,
La plaza, el parque, tan gratos
Recuerdos viejos, lejanos.
La muchacha que en mis manos
Puso el fruto de su amor,
La que bebió el clamor
De mi primer arrebato.
La que guarda mi retrato
Y yo conservo su flor.
 
SOLO POR CURIOSIDAD
Por si no te vuelvo a ver,
Me llevo, amor, lo vivido,
Lo demás dejo escondido
En las sombras del ayer.
Pero quisiera saber,
Solo por curiosidad,
Si me amaste de verdad,
Al igual que yo te amé,
O fui en tu vida un traspié
Que te dio infelicidad.

Josue-santiago de la cruz©Josué Santiago de la Cruz

9 pensamientos en “Decimario Josueniano

  1. Es pasada la media noche y no puedo irme a la cama sin antes expresar mi agradecimiento a ENCUENTRO AL SUR y sus lectores/colaboradores por el grande honor que me dispensan. La poesía es voz del alma, dicen. Y si eso verdad, y aunque no lo fuere, cada uno de ustedes, al apreciar y respetar el trabajo que hacemos los que buscamos dejar algo escrito antes de partir a las regiones del misterio, hace poesía. O la validan, que es igual de importante. GRACIAS a TODOS. Les prometo que no dejaré de hacer lo que tengo que hacer, con ustedes en mente. JSC

    Me gusta

  2. Conocí a Josué en la escuela y siempre me impresionaba porque era un amigo fuera de liga. Lo veía como un ser inquieto, por sus conocimientos. Nunca dejo de ser el humilde amigo, pero yo sabía que el tenia otras inquietudes. Y esas inquietudes eran la POESIA. Josué que Dios siga iluminándote la mente, para que sigas escribiendo. Gracias por permitirme ser tu amigo.

    Me gusta

  3. Desde que conocí a Josué allá en los parajes de Salinas vi en él un potencial literario que me enorgullecía. Siempre me gustó más el poeta que el narrador, pero puedo decir que en ambos géneros merece elogios. Esta micro selección de su decimario que he publicado en Encuentro Al Sur posee un frescor y ritmo exquisito que sin ser yo trovador las he cantado al estilo salinense deleitándome sobremanera. Bravo por nuestro compueblano.

    Me gusta

  4. Un aplauso a la excelencia, eres en verdad un virtuoso, adelante continua haciendo Patria con la fuerza del verso.

    Me gusta

  5. Son oro puro literario y de gran sonoridad para cantar o recitar. De las dos formas las ensayo y vaya que elocuente fraseo. Josué, te la comiste. Sigue con la jodienda que me gusto.

    Me gusta

  6. Amigo Josué, poeta: Dejando establecido que no soy “de fácil elogio” le digo que hacía años añoraba leer unas décimas como las suyas. Puede dar mis palabras por auténticas. Nuestra patria necesita más voces como la suya. Bendita sea su palabra.

    Me gusta

  7. Mi abuelo me puso a excavar unos hoyos para las vigas de una verja y cada vez que le preguntaba si me quedaron bien, el rechazaba el trabajo haciendo una trompa bien fea. Y así estuve trabajando durísimo por largas horas hasta que los hoyos quedaron redonditos, profundos, exactos, a la medida y al gusto de mi abuelo. Entonces en un idioma extraño para mí, él dijo con gusto ¡eeeculecua! Como para decirme que di en el clavo. Sin más que añadir amigo Josué, aquí humildemente reconozco tu obra de arte con un enfático ¡eeeeeculecua!

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s