El viajero / Edwin Ferrer

pajaroSiempre decía que su vida estaba hecha pedazos. Luchando en el combate de tantos años su aliento cedía a la idea de la muerte que lo obsesionaba.

—Quisiera salirme de mí, morir conmigo mismo. Hacer una cruz sobre mi frente y sin saber de lo bueno o de lo malo apartarme de todo y no caer en las garras del exilio. Que me entierren en tierra fértil. En una tumba que mire hacia la Isidora, aunque la hagan al revés. Donde la verde montaña quiebre desde su altura un rebaño de cabras sin pastores. Y al final, que hagan con mi levadura un místico pan y se lo den a los pichoncitos del nido de la Iglesia de la Virgen de la Monserrate.

Cuando despertó llamo a la Rosa del Monte para embarcar su mudanza desde Texas y se puso a rezar.

©Edwin Ferrer

2 pensamientos en “El viajero / Edwin Ferrer

  1. Muy Bueno Edwin! me atrapó. Después medité en la añoranza y todas las consecuencias de llevar la tierra dentro del alma.

    Me gusta

  2. Edwin”’Bravo. Es siempre refrescante la manera tan genial de presentar aspiraciones, querencias del paisaje primario, divagaciones de intimas soledades y sobrecogedoras preocupaciones del alma. Te felicito. !Piu Avanti, como decia Almafuerte.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s