Busco al Chupacabras, pero por menos de…

por Marinín Torregrosa Sanchez

Chemo chupacabrasHabía una vez un país en quiebra, entonces apareció de la nada un animal con patas largas y un rabo descomunal. Tenía además unas alas enormes, tan y tan grandes que arropo al país con ellas… Con sus afiladas garras atrapo al país por la misma Cordillera Central y se lo llevó volando hasta el mismísimo infierno…Oh! ¿Y ahora? ¿Quién podrá defendernos?

El Señor de los Milagros enfurecido con aquel animal despiadado abrió todas las nubes cargadas de lluvia y encendió todos los “breakers” de la caja de Seguridad. Truenos y relámpagos, lluvias, temblores se hicieron sentir en todos los confines del universo…

Llego entonces un angelito blanquito…con alas azules, blancas y rojas… De corona llevaba 50 estrellas. Se presentó en el infierno y al temible Chupacabras le reclamo:

-Vengo en busca de la estrella numero 51.

Y así, tranquilamente le entregaron a la isla, maltrecha y herida, ultrajada por su propia descendencia…

© Marinín Torregrosa Sánchez

Noche de Amor y Poesia

por Marinín Torregrosa SánchezLiga de poetas 2

El sábado 23 de febrero en La Casa del Poeta una vez más la Liga de Poetas del Sur patrocino una exquisita velada. Los versos bajaban por las escaleras del balcón en la antigua casa de Palés Matos. Las notas musicales caían del frondoso árbol situado en el patio. Alumbrados por la luna llena desfilaron poetas, músicos y cantantes, de Caguas, San Lorenzo, Salinas, Guayama y San Juan.

Entre ellos José Ernesto Hernández Delgado, joven escritor de Caguas. El joven poeta salinense Angel Isian, las jóvenes Natalie y Julie Laporte, Zelma Marah Hernández, José Mateo, el arquitecto Jorge Ortiz Colom, el declamador Jorge L. Conde y en el acompañamiento musical Eduardo Gualdi.

 La liga de Poetas del Sur ha sido invitada para participar en el Festival de Poesía Internacional en Puerto Rico a celebrarse del 15 al 20 de abril, dedicado al poeta Luis Palés Matos. Ademas tendrá a su cargo la actividad de cierre de dicho festival donde participaran poetas de otros países, la misma se llevara a cabo el 20 de abril en Guayama.

Para más información pueden comunicarse con la escritora Nora Cruz, gestora cultural del pueblo hermano y brujo de Guayama.

Un cafecito: drama en dos actos

cafePersonajes:

Cliente (CT), el comprador de café

Starbucks (SB), Alberto, el dependiente de turno 

Roberto (R), el cajero

Panadero, dueño de panadería

 

ACTO 1: CLIENTE VA A UN STARBUCKS

 

Cliente (CT):“Buenas tardes. Un café por favor…

Starbucks Empleado (SB): – “Buenas tardes. Bienvenido a Starbucks de Garden Hills Plaza, donde servimos el mejor café del mundo. Soy Alberto su “cofi tender” de turno. ¿En qué puedo servirle?”

CT:“Bueeenas taaardes. Le repito: un café por favor…

SB:“De qué tamaño lo desea?”

CT:“Chico. Sírvame uno pequeño, un pocillo”

SB:“No tenemos pequeño. Tenemos Tall, Grande, Gigante, Súper Grande y Máximum … ” (Los pendejos no pueden ponerle nombres normales a los tamaños de un trapo de vaso)

CT:“Cuál es el más pequeño de todos esos?”

SB:“Es el TALL”

CT:¿Qué… “Tall” no significa “alto” en Español?… ¿Alto es igual a grande??”

SB:“No sabría decirle señor… ¿Cómo quiere su café?”

CT: (Suspiro de resignación) “Mmm… con leche.

SB:“Si, pero lo quiere descafeinado, expreso, americano, puertorriqueño, italiano, colombiano, venezolano, brasileño…

CT:“¡Quiero un café café, nada de descafeinado ni de otras pendejadas raras… un café normal con leche!

SB: – “¿Latte?”

T:“¿Qué? ¿Qué cosa latte?”

SB:“Que si lo quiere latte…

CT:¡Lo que quiero es un café con leecheeee…! ¡No sé cómo le digan ahora!”

SB:“¿Quiere agregar un sabor? Tenemos vainilla, caramelo, chocolate, canela, moka y el nuevo sabor del mes: chocobanana.

CT: -“¿Cómo? No gracias, quiero un café… café más leche, o sea café con leche… Café con leche y ya! …

SB:“Ok… déjeme ver… tengo leche de soya, leche condensada, leche evaporada, leche de coco, leche entera, descremada, semi-descremada, sin lactosa, non-fat, crema líquida, en polvo y crema chantilly, todas de vacas contentas, orgánicas, no transgénicas y de empresas ecológicas, autosustentables y socialmente responsables…

CT:“Estás jodiendo, ¿verdad?”

SB: – ¿?

CT:“Mira, mejor déjalo, sin leche… y no sé cómo le digan aquí al azúcar, pero si se puede, lo quiero con azúcar, y si eso es mucho problema pues me lo tomo amargo, sin azúcar…

SB:“No, señor, cómo cree!… no es ningún problema, pero puedo ofrecerle azúcar glass, azúcar negra, estándar, refinada, de caña, de remolacha, orgánica no transgénica, Splenda, sacarina, miel de abeja, miel de maple, fructosa…

CT:“¡Con azúcar, AZÚCAR! Azúcar normal… ¡Carajoooo!

SB:“OK, señor… esteee… ¿lo quiere frío o caliente?”

CT:“¡Pues caliente… Es lo lógico”

SB:“Es que puede ser caliente, frío, con hielos, helado, frapucchino, o sea, con hielo frappé, con nieve de café, de chocolate, de vainilla, de moka y el nuevo sabor del mes: chocobanana…

CT:“¡Caliente! ¡Caliente!… No entiendo… ¡Qué desesperación!”

SB: (Impávido) “¿Regular o cappuccino?”

CT:“Pues regular… ¿Te refieres a esos que aparecen con nievecita? ¿Esos que piden para ponerle crema y chispitas y todas esas huevadas?”

SB: (Impávido) “Se llaman “toppings” o sea adicionales o condimentos, señor… ¿”Para aquí” o “para llevar”? “

CT:“¿Cuál es la diferencia??

SB:“Si es “para aquí” se lo puedo servir en taza de cerámica y si es para llevar se lo debo de servir en contenedor desechable.”

CT: (Esforzándose para mantener la calma) “¿Y si es “para aquí” y lo quiero en contenedor desechable?”

SB:“Mmmmmm…” (condescendiente) “está bien se lo puedo servir “para aquí” en contenedor desechable.

CT: (Mueve la cabeza de un lado a otro en señal de reproche)

SB:“Disculpe, cuál es su nombre?” (Agarra un vaso desechable, una pluma y comienza a escribir)…

CT: (Mirando suplicante al cielo) “¿Mi nombre? ¿Para qué quieren mi nombre? ¿Acaso también tengo que mostrar mi identificación para comprar un café? ¿Qué les pasa, se han vuelto locos??

SB: (Impávido y dando toquecitos con el lápiz sobre el mostrador)

CT:“Está bien, me llamo Pepe…

SB:“Muy bien, señor Pepe. Sale un café… café tall caliente, sin leche y sin el sabor nuevo del mes (chocobanana) y sin ningún topping, “para aquí” pero en contenedor desechable, con azúcar normal… ¿Alguna otra cosita? ”

CT: (Mira al empleado de arriba a abajo con desprecio)

SB:“Gracias por venir a Starbucks de Garden Hills Plaza donde servimos el mejor café del mundo. Lo atendió Alberto, su “cofi tender” de turno… ¿Alguna otra cosa que pudiera hacer por usted?”

CT:“Se me ocurren algunas, pero mejor me callo”

SB: (Interrumpiendo) “Lo paso con mi compañero Roberto nuestro cajero de turno… (Pepe camina un paso y se enfrenta a un sonriente cajero de turno: Roberto)

Roberto (R):“¡Buenas tardes! Bienvenido a Starbucks de Garden Hills Plaza, donde servimos el mejor café del mundo. Soy Roberto su cajero de turno, ¿en qué puedo servirle?

CT:“Voy a pagar un café…”

R: (Observando atento su pantalla) “Señor Pepe, usted pidió un café-café tall caliente, sin leche y sin el sabor nuevo del mes (chocobanana) y sin ningún otro condimento, “para aquí” pero en contenedor desechable, con azúcar normal… ¿Es correcto?

CT: (Silencio, mirando fijamente al cajero)

R:“¿No desea agregar a su compra nuestra promoción de la semana que son dos galletas por $9.90 o 3 galletas por $19.90? Tenemos de nuez de macadamia y de nuez de castilla, de avena con arándanos, de kiwi con fresas y el nuevo sabor del mes: chocobanana, que combinaría con su café si lo hubiera pedido de chocobanana…

CT: (interrumpiendo con gritos desaforados) ¡¡¡NOOOOOOOOOOOO, QUE SÓLO QUIERO UN CAFÉÉÉÉÉ, ME CAGO EN LOS DUEÑOS DE STARBUCKS Y EN USTED!!!”

R: (Impávido) “Está bien, señor Pepe, son $10 dólares.”

CT: (Vociferando y con la cara color púrpura) “¿¿¿Quéeeeeeee???? ¿¿¿10 dólares por un café de mierda????”

R: (Impávido y con la mano extendida para recibir el dinero)

CT: (Mirando intermitentemente a Alberto, a Roberto y los clientes espantados en el lugar) “¿Saben qué? Cambié de idea .. ¡Ya no quiero ninguna mierda de café y todos ustedes se van pal CARAJO……….!!!!

R:- “Señor Pepe, fue un placer atenderlo, soy Roberto, su cajero de turno. Que le vaya bien, esperamos que haya disfrutado su estancia y regrese nuevamente a Starbucks de Garden Hills Plaza, donde servimos el mejor café del mundo…”

 

 ACTO 2: EL MISMO CLIENTE VA A UNA PANADERÍA CUALQUIERA

 

Panadero: (Muy ocupado, como siempre, revisando papeles y haciendo cuentas, sin levantar la vista) – “¡Buenaaaaas….”

CT: “Un café con leche por favor…

Panadero:“Ahí en el mostradorcito está todo. Agarre lo que quiera y aquí le cobro… Es un dólar.”

CT:“Aquí tiene el dólar… Gracias, mi hermano, mi mejor amigo,… Que tú y toda tu familia sean muy felices por el resto de su vida…

Panadero: (Observando asombrado a aquel hombre que se aleja con aire satisfecho mientras toma el primer sorbo de su café con leche) “No cabe duda que aquí en este trabajo uno se encuentra con cada loco!…

Recibido por correo, Autor desconocido

Pobres Ricos o Ricos Pobres

Opinión

por Pepo Santiago

Como llamar a los llamados pobres de este país, si pobres que viven como ricos, o ricos con apariencia de pobres. La cultura del mantengo, como definen los antropólogos el fenómeno social, producto de las mentes oportunistas de quienes dirigen al país y de las dádivas que recibimos mediante fondos federales de la gloriosa nación norteamericana, han provocado la debacle social y económica de Puerto Rico. Causando que más del cincuenta por ciento de la población no produzca ni bienes ni servicio que nos lleven a una economía sustentable. Creando personas que viven sin ninguna clase de compromiso a favor del país. Provocando que alguna gente obtenga a cambio, no beneficios que ayuden a una mejor calidad de vida para todos, sino, lujos y comodidades sin el más leve esfuerzo. Ese es el único beneficio que hemos obtenido del dichoso mantengo, un Puerto Rico destruido, tanto en lo social, como en lo económico.barriospobres

Por eso hay personas con etiqueta de pobres, recibiendo todas las ayudas del gobierno: subsidio de agua, luz, teléfono, vivienda, un plan de salud, que no paga ni los deducibles a médicos y laboratorios y son propietarios de automóviles de lujo y otras extravagancias. Lujos que no pueden darse la mayoría de las personas que producen para sostener la economía del país. Siempre proclamando el “hay bendito” para los pobres que viven como ricos y enriqueciendo a los políticos que son electos por el voto de los pobres ricos.

Si evaluáramos concienzudamente la crisis social y económica existente a nivel mundial, nos daríamos cuenta de que esta es causada por los líderes que gobiernan las naciones del mundo. Nuestros políticos de oficio con su continua malversación de fondos públicos y su constante agresión contra todo el que difiere de sus posturas— esa represión y ese control de la vida del ciudadano común que no les permite el pleno desarrollo y bienestar— es una de dos razones por la cual nos encontramos en esta monumental crisis. La otra es la maldita cultura del mantengo que nos está llevando día a día a ser menos productivos.

Mientras otras naciones con una cultura de trabajo basada en la producción de bienes y servicios van saliendo de la crisis, nuestros líderes continúan la lucha para aumentar el mantengo. Dádiva que asegura el consumo de los bienes y servicios que produce o apadrina la nación que nos tiene bajo sus alas protectora. Ayudamos, o nos obligan, a fortalecer su economía mientras la nuestra continua en picada. Un verdadero engaño, que ironía hacerle creer al pueblo de Puerto Rico que lo están ayudando, cuando la realidad es que lo están destruyendo económicamente.

SaludLos político de oficio extendieron la cultura del mantengo a un plan de salud del gobierno para beneficio de los pobres ricos que ni trabajan ni generan ingresos, aun cuando consumen más y mejores bienes y servicios que la mayoría de la pocos trabajadores que todavía producen y que no cualifican para los beneficio que ostentan los pobres ricos. ¿Por qué ha resultado en un fracaso el plan de salud del gobierno?

Veamos el siguiente ejemplo, dona Paula va al veterinario con su perrita de raza por la cual pago trescientos dólares a un tratamiento que costo doscientos cuarenta dólares. Sale de la oficina más que satisfecha y sin quejas por los costos. Dos días más tardes va a sala de emergencia y arma tremendo reperpero por que le cobraron cinco dólares de deducible. A quien trabaja y no puede darse el lujo de un perro de raza y sus cuidos, ni tiene derecho a la tarjeta de salud del gobierno, le cobran cincuenta dólares en sala de emergencia. Son los políticos de oficio, sus amigos que administran las aseguradoras y los pobres ricos que van a sala de emergencia hasta por la picada de un mosquito, puesto que no pagan o pagan un bajo deducible, quienes tienen en quiebra el plan de salud del gobierno y provocan el encarecimiento y la pobre calidad de los servicios médicos.

¿En manos de quien está la solución? En los políticos de oficio que gobiernan al país, quienes por miedo al voto castigo de los pobres ricos, no resuelven. Descalificar a los que trabajan, que son los que aportan al fisco, de los beneficios del gobierno no es lo justo. La solución, todos los ciudadanos deben en mayor o menor grado tener derecho a los beneficios. Que todos paguen por la tarjeta de salud de acuerdo a sus ingresos, pero reconociendo que todos los ciudadanos responsables del sustento de una familia tienen ingresos. Que se acepte la obtención de un buen cuidado de la salud como la primera opción para cada ciudadano. Que aun cuando los costos varíen todos tengan la responsabilidad de pagar deducibles por los servicios medico hospitalarios y laboratorios. Que aun cuando se sigan cobrando las primas del Fondo del Seguro del Estado y la ACAA, la planta física y la administración de esas entidades sean eliminadas o anexada a las instituciones hospitalarias del país y los fondos pasen a ser parte de un único plan de salud para toda la población. Un plan al que cada empleador o compañía privada tenga la obligación de aportar por cada persona empleada.

Estas alternativas eliminarían la carga fiscal que representa el actual sistema de salud del gobierno, convirtiéndolo en uno sustentable. Si a esto añadimos un enfoque a la prevención y no a la cura de enfermedades se cumpliría con el compromiso de una mejor calidad de vida para toda la ciudadanía.

©Sebastiopolo

Decimario Josueniano

 
CLARITO Y SIN DESVARÍO
Alegre canta el zorzal
Y en su trino melodioso
Al cielo emite gustoso
Valiente canto triunfal
Grandiosa gesta inmortal
De la campiña y del río
Cuya historia en el cantío
Del ave se oye narrando
Y en versos voy yo cantando
Clarito y sin desvarío.
 
EL AMOR
El amor es una flor
Que florece donde quiera,
En invierno o primavera
Si se le pone atención.
Es sentimiento, emoción
Una cosa inexplicable
Es un estado inefable
Que nos lleva de la mano
A un universo lejano
Donde todo es realizable.
 
¿CUANDO?
Un beso te quise dar
Aquella vez en el parque.
Pero me volví cobarde
Al momento de besar.
Hoy quisiera regresar
Y ya no encuentro el camino.
El caprichoso destino
De madeja lo cubrió.
¿En qué momento murió
Aquellos que estuvo vivo?
 
MOTIVOS PARA LLORAR
El dulce olor de la caña
Respiro a veces sonando;
Mi paladar saboreando
En su recuerdo se baña
Y la nostalgia se ensaña
En mi espíritu dolido…
La ausencia da al afligido
Motivos para llorar.
¡Como lacera el estar
Distante del lar querido!
 
FLAGELO
El gallo en la madrugada
Llorando canta su pena
Y en el hogar la colmena
El alma siente arrugada.
En la calle alborotada
La gente busca consuelo,
Porque la patria en el suelo
Se siente y no puede más
Con tanta mediocridad
Que es de todos, el flagelo.
 
RECUERDOS VIEJOS, LEJANOS
Recuerdos de amores vanos
A mi vienen, entre ratos,
La plaza, el parque, tan gratos
Recuerdos viejos, lejanos.
La muchacha que en mis manos
Puso el fruto de su amor,
La que bebió el clamor
De mi primer arrebato.
La que guarda mi retrato
Y yo conservo su flor.
 
SOLO POR CURIOSIDAD
Por si no te vuelvo a ver,
Me llevo, amor, lo vivido,
Lo demás dejo escondido
En las sombras del ayer.
Pero quisiera saber,
Solo por curiosidad,
Si me amaste de verdad,
Al igual que yo te amé,
O fui en tu vida un traspié
Que te dio infelicidad.

Josue-santiago de la cruz©Josué Santiago de la Cruz

Turismo: Un viaje por la ruta ciclista Los Pinchos

Ciclismo de montaña en Salinas

Los ciclistas de montaña tiene en Salinas dos rutas donde recrearse, practicar o competir: la Ruta Olímpica y la Ruta Los Pinchos.  Ambas transitan entre los montes adyacentes al Albergue Olímpico. Trillos espectaculares donde el fanático en bicicleta cura su fiebre y pasión y pone a prueba sus habilidades.  Parajes naturales del candente bosque sureño por donde el ciclista sube cuestas empinadas y desciende rápidamente dando saltos o enfrentando obstáculos.  Circuitos de campo traviesa para elevarle la adrenalina tanto del ciclista profesional como del novato.  En este deporte las técnicas de pedaleo, acondicionamiento físico y los equipos protectores son imprescindibles para no terminar con una rodilla pelá, un rasguño en un codo, o peor, con una pierna o brazo enyesao.

Pero los menos versados en ese deporte pueden recorrer las rutas de Salinas con toda la calma cuando no compiten los expertos.  Eso sin aspirar a romper ningún record, y menos romperse el jocico. Actividad recreativa ideal para subir y bajar los montes con el único propósito de ejercitarse, recrearse o perder algunas libritas.

Si usted es un aficionado al ciclismo, llegue al Albergue Olímpico o a la Casa de los Pinchos en Salinas con su bicicleta de montaña, o como mejor suena al oído de los boricua, por aquello de parecernos a los gringos, con su mountain bike y pregunte dónde están las rutas de ciclismo de montaña.  Disfrute su día y siéntase feliz de contribuir a la economía de un pueblo que tiene un déficit de 8 millones, una deuda municipal de 10 millones y un desempleo oficial rampante de 25%.

El negocio La Casa de los Pinchos en el sector Rabo el Buey es lugar de inicio y llegada del circuito que ha sido bautizado como la Ruta Los Pinchos.  El video que sigue, puesto en Internet por José D. Crespo de León, es ideal para que los no aficionados como Yo simulen recorrer parte de la ruta y disfruten de sus fascinantes trillos. ¡Anímese! Y recorra con estos ciclistas la Ruta Los Pinchos.

srs

Los Pinchos en temporada seca

Al fin de la jornada… / José Manuel Solá

José Manuel Sola
Confieso
que me duele la aurora,
que me engaña la luz de la alborada,
que hasta la línea azul del horizonte se rompe con mi aliento,
que no encuentro mi voz,
que hasta el aire me falta…
Y así me voy muriendo de tristeza,
así me voy perdiendo de mí mismo…
Me retiro al vacio del silencio
donde la estrella cae de mis manos
como el filo encendido de una lágrima.
Confieso que estoy solo:
digo que no me importan
amigos ni enemigos.
Digo que me volví por estas calles
sin mirar al pasado que agotó la existencia de los ángeles,
sin volver la mirada.
Confieso que me marcho
a donde no me alcancen las palabras,
al olvido de todos y de todo.
Regreso a la raíz,
a la semilla…
Aquí dejo mi piel, mis alas rotas…
Voy de regreso
a la intención de Dios, tal vez.
Vuelvo a la nada…
 
(c) josé manuel solá – 2012 – en “Las últimas hojas de octubre”

El Diluvio

por Edwin Ferrer

Nadie le creyó a Pao el sepulturero cuando oteó el horizonte y anunció en el barrio Borinquen un Diluvio. Era un hombre trigueño y bajó desde el monte Caroberto pálido tal si usara la crema de Sammy Sosa. Había recibido instrucciones de Pello Judío que recogiera cada especie por pareja de animales y las transportara en un arca a una tierra segura.

Con la madera del Bar de Mingo, el cual estaba clausurado, construyó una gran embarcación y en los compartimientos echó una pareja de perros satos, una de gatos barcinos, otra pareja de las palomas de doña Geña, garzas, pollos marruecos, cabras etc., etc.

El rio Niguas furioso con sus achocolatadas aguas acorraló el barrio y comenzó a inundarse. Nada se veía desde el malecón hasta la Isidora y la barca emprendió viaje al garete. Las aguas se tardaron cuarenta días y Pao soltó una paloma que se posó en “Los Solares”. Luego dijo:

—Hemos llegado a la tierra prometida y aquí nos multiplicaremos, pero que contrallado, se me olvidó la “chacharicha.”

Toda la tribu quedo atónita y comenzaron a ponerle presión a Pao.

—Si no regresas la “chacharicha” nos separaremos de la tribu.

Pao envió a Toño Guinea a buscar la “chacharicha”.  El río estaba al borde del malecón y no se atrevió cruzar a nado pero hiso una balsa de troncos y logró llegar a la otra orilla.

Feliz y contento divisó la “chacharicha” casi congelada, triste y llorosa frente a un árbol de ucar porque había perdido su pareja.

Toño la convenció, la amparó y los dos regresaron a la tribu. Allí le construyeron una mediagua muy bella que daba frente a “Villa Estaca”. Cuando se fue a dormir a su nuevo hogar le dieron unos mareos y escalofríos que daban señal que estaba embarazada. Esa misma noche se escucho un “tri, tris, tris” y cuando salió afuera, debajo de los socos de la pocilga, estaba su pareja y desde ese dia se multiplicaron las chacharichas y se regaron por los cañaverales.

©Edwin Ferrer

Un libro sobre la historia del béisbol Doble A

El libro Béisbol Doble A: esta es la historia de Pedro Carlos Lugo Pérez es el primero en su clase en Puerto Rico.   Se trata del único proyecto editorial puertorriqueño que desarrolla exclusivamente el tema de la pelota Doble A.  El primero tomo de esta obra, concebida en dos tomos, esta disponible en el mercado desde principio de año. Este primer tomo recoge las primeras 15 temporadas, desde sus inicios en 1939 hasta el 1953. La obra es una recopilación de datos que cuentan el origen de este béisbol bajo el auspicio directo del gobierno hasta instituirse como una liga de béisbol aficionado independiente de la tutela gubernamental. El Segundo tomo, próximo a publicarse, recopila datos estadísticos del periodo de 1954 hasta 2012.Doble A libro

El autor es un reconocido periodista deportivo santaisabelino radicado en Ponce, su pueblo adoptivo. Su relación con el béisbol Doble comenzó en Salinas como anotador de los  Peces Voladores. Posteriormente se convirtió en estadístico del Circuito Superior de Béisbol Aficionado y más tarde, Jaime Ruiz Escobar lo reclutó para las transmisiones radiales de los Peces Voladores. A partir de entonces se desarrolló su carrera como comentarista y escritor deportivo, tanto de eventos nacionales como internacionales.

Los dos tomos de Béisbol Doble A: esta es la historia, sin lugar a dudas se convertirán en punto de partida para futuras investigaciones sobre el béisbol en Puerto Rico, en espacial sobre la pelota pueblerina que tantas pasiones y entusiasmo genera a lo largo y lo ancho de Puerto Rico.