Comentando fotografías: policías de ayer

Fernando M. Ibarra Delgado mejor conocido por Nando Ibarra, o simplemente por Ibarra, nació en la comunidad Guamaní de Guayama,el 27 de diciembre de 1924.  Actualmente, con 87 años de edad vive en el Hogar Bienestar y Armonía de Coamo.

Durante 23 años trabajó como policía en Salinas, donde procreó familia junto a María Monserrate Hernández, Monsita.  Su familia se compone de 5 hijos, 13 nietos y 2 bisnietos. Sus hijos son: Fernando Ibarra Cintrón, Nandito,  de 58 años, Luis Arnaldo Ibarra Cintrón, Guigui, de 57 años, María del Rosario Ibarra Hernández, Charito, de 48 años, María Monserrate Ibarra Hernández, Mariíta, de 46 años y Fernando José Ibarra Hernández, Fernán, de 44 años.

Como policía compartió  labores con agentes como Horacio Vega, su compadre el policía Carattini, Mariano López, Nacho Rodríguez, Sargento Blakey, Teniente Mattei, Sargento Pérez, Carlos Zambrana, Félix Rivera, Carmelo “Polo” Soto, entre otros.

Luego de 25 años como policía estatal de Puerto Rico, trabajó en empresas como Phillips de Guayama y la Westinghouse de Salinas.  Su último trabajo fue en la Guardia Municipal de Salinas, donde ejerció labores como asistente del comisionado.

A Fernando Ibarra le gustaba jugar pelota y softbol. En esas lides deportivas fue miembro de diferentes equipos. Perteneció a un equipo clase A de Salinas, integrado por peloteros como Rady Ten, Angito Cañamazo, Roberto Grandoné, Santos Alomar, Fernando Rivera, Cuqui Torres y Quique Guadalupe, entre otros. También perteneció a equipos de softbol, como el de Las Ochentas y los Ayaqueros de Demetrio Alomar.   Jossie Alvarado lo recuerda participando en esos torneos con el apodo La muelilla, obviamente  en referencia a su desempeño en el softbol de la zona.

Datos proporcionados por Charito Ibarra

About these ads

8 pensamientos en “Comentando fotografías: policías de ayer

  1. A Fernando Ibarra lo recuerdo muy bien porque aparte de ser esposo de Misis Hernández “Monsita” la cual fue mi maestra de quinto grado en la Escuela Palmer, era muy buen amigo de Bin de la Cruz y visitaba mucho Talas Viejas. Yo soy de La Carmen y compartía mucho con ellos. También en los torneos de softbol que se llevaban a cabo en el pueblo. Lo recuerdo con mucho cariño por su buen sentido del humor. Desde Chicago los saluda Raúl Díaz Suarez “el indio de La Carmen”.

    Te gusta esto

  2. Me considero amigo de Fernando. Muchas veces me veía y me decía “revólver a la orden.” Ejemplificando como era él como policía se decía que entregó su libreta de imponer multas igual que se la entregaron, que nunca le multó a nadie. Intercedía para poner la paz. A pesar de haber nacido en Guayama los salinenses lo considerabamos como nuestro. Las últimas veces que lo vi fue en la iglesia católica y en la panadería. Siempre nos saludabamos efusivamente.

    Te gusta esto

  3. Gracias por sus comentarios tan lindos hacia mi padre! Y Sergito, correccion, disculpame, amigo querido:

    Nosotros somos 6 hijos en total:
    Los dos de Arroyo: Nandito y Luis Arnaldo (son los primeros de papi con su primera esposa)

    Los cuatro de Salinas: Mariita, Fernan, Manolo y yo (con nuestra madre, Monsita)

    Abrazos,
    - charo

    Te gusta esto

  4. Bien merecido homenaje que le hace “Encuentro al Sur” a tan formidable ser humano que es Ibarra. Abrazos salinenses. Josué.

    Te gusta esto

  5. Ibarra fue más que un policía, un verdadero protector de su pueblo y un gran servidor público. Nunca maltrato la gente si no, que los protegió para que nunca tuvieran problemas. Un hombre alegre, un gran deportista y un gran amigo, no solo de los adultos pero amigable con la juventud también. Si los policías de hoy en día fueran como Ibarra el pueblo fuera una utopía. Estos servidores públicos merecen un homenaje y ser recordados como gente ejemplar que supieron establecer el orden sin tener que macanear a nadie. De lo contrario: el que cometía una fechoría venia de rodillas a pedirle perdón a estos grandes de la uniformada.

    Te gusta esto

  6. Tremendo servidor público y amigo… como que en la época de policía de Ibarra tenían un poco de más autorización para usar el sentido común y aplicar la ley de acuerdo a lo que el oficial veía en la intervención que fuera. No recuerdo y estoy casi seguro de que Ibarra no tuvo problema alguno para ejercer su trabajo al intervenir con alguien que estuviera violando la ley. Hoy día la mayoría de las veces el policía es la razón… ejemplos de ello son por una parte, el caso Cáceres, vilmente asesinado por un supuesto agente del orden público y por la otra, la fuerza de choque,que ya tiene fijada en su mente la idea de usar sin pensar el roten y cualquier otra cosa que pueda hacer daño al ser humano.

    Te gusta esto

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s