Los viajes de Nacho / por Roberto López

Nunca olvida que desde niños compartieron los sueños y delirios que consolaban la falta de juguetes y el hambre. En los vestigios de una grúa a las márgenes del río pasaban las horas fascinados por el libre antojo de la imaginación. En aquellas fantasías, la grúa fue submarino, tanque de guerras, lancha torpedera, tren, camión de basura y ambulancia. Sin miedo de apartarse de la realidad, enfrascaron nobles y heroicas aventuras. Hicieron puentes y rescataron becerros de las turbias aguas de un río rabioso, llevaron víveres, madera y cascajo a los vecinos que invadieron el manglar para construir sus casitas, y con orgullo y rebeldía dispararon a mansalva contra los invasores que por la costa a joder llegaron.

A Nacho le encantaba ser chofer de camión de basura, pero un día, Rosendo se tiró del camión cansado de caracterizar al recogedor de basura municipal:

—Vamos a jugar de otra cosa que Yo no soy Pablo Cola.

Entonces convirtieron la grúa en una poderosa nave espacial, de esas que solo los grandes imperios pueden poseer. Armados hasta los codos despegaron desde el Río Niguas con la misión de explorar el planeta Venus. En mágico vuelo Nacho imitaba armoniosamente los sonidos de los motores de combustión, la propulsión a chorro del cohete, el abrir y cerrar de compuertas y el sonar de las alarmas. Era de admirar la destreza y el orden que navegaba los controles y el prosaico intercambio de mensajes con la torre de control. “Nació para andar en el espacio”, pensó Rosendo.

Pero la misión falló. En pleno despegué a Nacho se le cruzaron los ojos, se trincó y quedó tieso por unos segundos que a Rosendo le parecieron una eternidad. Nacho volvió en sí mostrando una sonrisa amplia y Rosendo comprendió que su amigo era un ser especial y juró apoyarlo firmemente en sus pasos por la tierra. Tristemente cancelaron la misión espacial para jugar los aburridos juegos terrestres.

Y así, ya pisando los cincuenta, han pasado sus vidas inmersos en la cotidianidad, fieles a sus propias rutinas. Rosendo trabaja lejos y visita el pueblo de vez en cuando. Nacho está pensionado y pasa sus días sentado en un banquillo frente a la Alcaldía.

Cada vez que visita el pueblo, le advierten que su amigo está loco, pero Rosendo los ignora porque no encuentra maldad en el desentono de Nacho.

En una de esas visitas habituales, Rosendo y Graciela se encontraron en una insólita rumba de anacoretas. Ella siempre ha sido bella y está como nueva, de tal manera que los hombres más rudos al verla flaqueen y desnudan su alma. Con solo una miradita, Graciela calentó a Rosendo y lo dejó frito en un estado monástico. Tal fue la obscena obsesión que Rosendo juró penitencia, y “entregao” con unas maracas alabó al dios de las petacas; todo a cambio de una noche con Graciela. Cuando acabaron las inútiles alabanzas, se dispersaron las almas según llegaron, con sus corazones huecos …Y ya Rosendo había conseguido lo que tanto codiciaba, una cita con Graciela.

Eran las seis de la tarde y por ella esperaba frente a la alcaldía en compañía de Nacho. Le confesó que ella era el amor de su vida, obra del destino, gracia del cielo… y otros disparates que nauseaban a Nacho.

Nacho aprovechó la condición ilusoria y postiza de Rosendo, alió la quietud de la tarde y el hipnótico tic-tac del reloj de la torre, para tejer un viaje al fondo del mar que le sirvió de parapeto en el sabotaje de un amor fatulo y proteger el pecho de su amigo.

De la nada se materializó un navío fantasma y en un instante anclaron en lo más profundo del mar. Y allí los caracoles cantaban, las algas bailaban y las sirenas paseaban en luminosos caballitos de mar tirando besos envueltos en burbujas.

En esos mágicos mundos estaban nuestros amigos cuando un ruido de bocina inquietó a Rosendo. “tranquilo que es solo la alarma que avisa de una tintorera acechando” dijo Nacho mientras sacaba un arpón para partirla en dos. Y salió de la nave a enfrentar la bestia.

Por una ventanilla Rosendo vio a su amigo cuando heroicamente defendió las criaturas del mar de aquel tiburón que se alejó de prisa para evitar los arponazos de Nacho.

El campanazo de las siete los regresó a la superficie y sintieron olor de frenos quemados.

Miró la hora en el reloj y Graciela no llegaba. Entonces la llamó y al otro lado de la línea una voz más fría que el cierzo invernal se quejó y lo maldijo. “! Muérete hijo de puta, hijo de mil-reputas! Me dejaste a la merced de Nacho el loco, y si no salgo chillando gomas me caga a palos”.

©Roberto López

El autor es un salinese residente en North Virginia donde trabaja en el sistema judicial del estado.  Escribe cuentos y poemas donde se destaca por el tono humorístico y las vivencias de sus años juveniles. Entre sus cuentos estan Esa mancha, Diario de un chango, El jueyito, la trulla del Campito, La escolta y Palomo. Es un asiduo colaborador de Encuentro… Al Sur.

Maileen Torres Rodríguez: una poeta salinense en el exilio

Maileen Torres Rodríguez es natural de Salinas Puerto Rico. Nació en septiembre del 1970. A los 18 años, como la mayoría de los puertorriqueños, salió de su Isla rumbo a los Estados Unidos. Desde hace 22 años reside en la ciudad de New York. Sus padres son Francisco Junior Torres Rosario y Rosal Rodríguez Alicea, residentes de La Playa de Salinas. Ese era su vecindario favorito porque estaba cerca de la belleza inspiradora del mar, cuyo olor y sonido inundaban su alma. De allí su familia se mudo para el campo, El Hucár finca #30, sector al que llamaban Las polleras Picu. De los años en ese lugar escribe: “allí estuve, con mis imaginaciones abiertas y mi corazón lleno de energía, refrescante para mis letras. En ese tiempo no me gustaba enseñar mis escrito, era mi tesoro, solo un enamorado de aquel tiempo logró verlas.”

Su abuelo paterno era Don Francisco Torres (Báez), entre paréntesis porque, según cuenta Maileen, cuando murió la familia se enteró de que ese era su apellido y no Torres. Antes de 1940 era cosa común que muchas personas llevaran apellidos maternos por razón de las leyes matrimoniales o por errores cometidos al momento de inscribirlos en el registro demográfico. Su abuela paterna fue Doña Venancia Rosario. Primitivo Rodríguez, alias Trivilin fue su abuelo por parte de madre y doña Rasa Alicea su abuela materna.

Maileen estudió en la Primera Escuela Superior de Salinas, durante los años de transición hacia un nuevo edificio. Por eso estudió parte en la escuela Luis Muñoz Rivera y el resto en la Stella Márquez.

En la ciudad de Nueva York estudió diseño y computadoras. Durante once años trabajó como supervisora en una empresa privada llamada Retailer and Manufacture. Actualmente hace trabajos de autoempleo lo que según ella le permite mayor tiempo para alimentar sus inspiraciones observando el mundo en que vivimos. Afirma que la mayoría de sus escritos surgen de lo que observa en los ojos de las personas. En ellos, dice, están guardados los secretos y los sentimientos más íntimos que por miedo o vanidad ocultamos. Eso que está dentro de cada quien y de su alma, para Maileen es un detonante que activa su imaginación y la impulsa a sujetar entre las mano el lápiz para empezar a escribir.

Maileen es una poeta nata cuyos escritos revelan el choque entre un idioma materno deficientemente enseñado y la subordinación de este al inglés en un entorno vivencial extranjero. Ella está consciente y confiesa que cuando escribe en español se centra en el mensaje y no se fija en que está deletreando mal o le faltan acentos. Aun así, no se detiene y continua adelante garabateando versos. Es una adicta a la escritura, cosa que puede considerarse el mayor enemigo en su desarrollo escritural. La reflexión sobre lo escrito, el cuidado puesto, el estudio continuo y la mirada de otros, es importante para lograr el producto final. Ella tiene un cajón llenos de sus escritos, que seguramente son los bocetos poéticos para construir la obra de una hacedora de versos con gran potencial.

srs

Obra:

Poemáticos compartidos

Mis poemas entre la bruma y la existencia

Consejo místico / Maileen Torres Rodriguez

Funde tu mente con la luz de la luna
por la noche
y lava tus tristezas en sus rayos.
Siente cómo su mística luz se difunde silenciosamente
sobre tu cuerpo,
…sobre los árboles
y sobre las vastas llanuras.
Détente en un espacio abierto,
con los ojos relajados,
contempla el tenue fulgor del horizonte,
más allá de los límites del paisaje iluminado
por esa luna que está sobre tu sombra.
Deja volar los pensamientos
con el constante batir de tu fuerza interna
y relajate aquí en mis manos,
en mis brazos…
Seré ese aire acariciándote en todos lados,
donde se oculta la incomodidad
que te dejó ese agonizante día.

por Maileen Torres Rodríguez

Maldito amor, bendito amor / Ricki Martínez; interpretado por La India y Tito Rojas

Para escuchar oprima audio

Esta producción discográfica de Tito Rojas tiene una importante presencia salinense en el talento de Ricki Martínez, Víctor Vázquez,Toñito Vázquez y Judimar Colón.  Por eso se convierte en un objeto de colección en la historia de la música de nuestro pueblo.

Comentando fotografías: policías de ayer

Fernando M. Ibarra Delgado mejor conocido por Nando Ibarra, o simplemente por Ibarra, nació en la comunidad Guamaní de Guayama,el 27 de diciembre de 1924.  Actualmente, con 87 años de edad vive en el Hogar Bienestar y Armonía de Coamo.

Durante 23 años trabajó como policía en Salinas, donde procreó familia junto a María Monserrate Hernández, Monsita.  Su familia se compone de 5 hijos, 13 nietos y 2 bisnietos. Sus hijos son: Fernando Ibarra Cintrón, Nandito,  de 58 años, Luis Arnaldo Ibarra Cintrón, Guigui, de 57 años, María del Rosario Ibarra Hernández, Charito, de 48 años, María Monserrate Ibarra Hernández, Mariíta, de 46 años y Fernando José Ibarra Hernández, Fernán, de 44 años.

Como policía compartió  labores con agentes como Horacio Vega, su compadre el policía Carattini, Mariano López, Nacho Rodríguez, Sargento Blakey, Teniente Mattei, Sargento Pérez, Carlos Zambrana, Félix Rivera, Carmelo “Polo” Soto, entre otros.

Luego de 25 años como policía estatal de Puerto Rico, trabajó en empresas como Phillips de Guayama y la Westinghouse de Salinas.  Su último trabajo fue en la Guardia Municipal de Salinas, donde ejerció labores como asistente del comisionado.

A Fernando Ibarra le gustaba jugar pelota y softbol. En esas lides deportivas fue miembro de diferentes equipos. Perteneció a un equipo clase A de Salinas, integrado por peloteros como Rady Ten, Angito Cañamazo, Roberto Grandoné, Santos Alomar, Fernando Rivera, Cuqui Torres y Quique Guadalupe, entre otros. También perteneció a equipos de softbol, como el de Las Ochentas y los Ayaqueros de Demetrio Alomar.   Jossie Alvarado lo recuerda participando en esos torneos con el apodo La muelilla, obviamente  en referencia a su desempeño en el softbol de la zona.

Datos proporcionados por Charito Ibarra

La guerra es un latrocinio: columna de Amy Goodman

Esta columna de Amy Goodman destapa varias verdades que los ciudadanos de los Estados Unidos deberían repudiar sin vacilar.

1. Las guerras de Estados Unidos son una estafa, un robo y un fraude perpetrado en contra de los intereses de la inmensa mayoría del pueblo estadounidense, es decir un negocio que beneficia a unos pocos.

Así lo evidencia el caso de Bunny Greenhouse, una empleada del Ejercito de los Estados Unidos que denunció la concesión por el Cuerpo de Ingeniero de un contrato ilegal de 7 mil millones a una compañía conocida como Kellog, Brown and Root, antes de que el pueblo estadounidense supiera que Estados Unidos invadiría Irak.  Lo más descarado es que dicha compañía pertenecía a la Empresa  Halliburton, cuyo presidente hasta el año 2000 fue nada menos que Dick Cheney, la persona que ocupaba entonces el cargo de Vicepresidente de la nación.

2. Que los gobernantes republicanos y demócratas esconden el hecho de que el actual déficit presupuestario de los Estados Unidos tiene como una de sus causas principales los enormes gastos militares de las guerras en Afganistán e Irak, y ahora en Libia

El economista ganador del Premio Nobel Joe Stiglitz dice que los costos de las guerras en Irak y Afganistán superarán los cinco mil millones de dólares. Por lo que resulta inexplicable que en el debate nacional sobre la deuda no se incluyen los gastos de la guerra.

Amy Goodman afirma “que mientras el Presidente Obama y el Congreso argumentan que la Salud Pública y la Seguridad Social son los dos factores que desestabilizan el presupuesto, el pueblo debería exigirles a ellos que dejen de gastar en la guerra”. 

Los políticos y los medios de comunicación estadounidenses han convencido al pueblo que el déficit presupuestario es causado por los gastos del plan de salud de Obama, las ayudas que se distribuyen en becas para los estudiantes y los subsidios a familias pobres. Inclusive dicen que se debe al Seguro Social, que es dinero que pagan todos los trabajadores. Nada más lejos de la verdad, el enorme gasto militar es razón principalísima en la debacle presupuestaria y la enorme deuda externa de los Estados Unidos. Todos sabemos que el incremento en los costos de los beneficios sociales no se debe a los beneficiarios sino a la avaricia de los proveedores resguardada por la dejadez del propio gobierno y por funcionarios corruptos.

Procede citar lo que escribe Amy Goodman: “El dos veces ganador de la Medalla de Honor del Congreso Mayor Smedley Butler tenía razón hace setenta y cinco años cuando dijo sobre la guerra: «Probablemente, es la estafa más vieja, de lejos, la que deja más ganancia y seguramente, la más despiadada. Es la única cuyas ganancias se cuentan en dólares y sus pérdidas en vidas y que se lleva a cabo para beneficio de unos pocos, a expensas de muchos».”

srs

Leer columna

La guerra es un latrocinio.

Yo soy mi facebook : la antropóloga Paula Sibila dice que las nuevas tecnologías han cambiado nuestra forma de ser

“Nos construimos en función de la mirada de los otros en las redes sociales”, asegura la antropóloga Paula Sibila. Facebook favorece que la apariencia importe más que la esencia de uno mismo

Paula Sibilia es una antropóloga argentina que vive en Brasil y ha publicado un libro de amplia repercusión: La intimidad como espectáculo. “Las nuevas tecnologías –dice– han cambiado nuestra manera de ser, nuestra subjetividad, la forma en la que nos construimos como sujetos. Hay un desplazamiento de eje. El sujeto moderno, del siglo XIX a los años 60 del siglo XX, tenía su eje en su interior, en ser fiel a su esencia y no variarla a lo largo de su vida. Hoy, el eje se ha desplazado hacia el exterior. Nos construimos en función de la mirada de los otros. De la esencia hemos pasado a la apariencia. Los diarios íntimos o las cartas eran un diálogo consigo mismo o con una persona concreta, hoy los blogs, las redes sociales, consisten en la exhibición pública del Yo. Y en muchas novelas autor, narrador y protagonista es la misma persona”.

La introspección, las confesiones, el mismo psicoanálisis intentaban descubrir esa esencia de uno mismo y sus fuerzas oscuras. Según Paula Sibilia, ahora lo importante ha pasado del interior a lo que se ve, al aspecto físico: lo que otros pueden ver es lo que nos define y definimos a los demás. No es algo nuevo. La novedad es que la subjetividad contemporánea necesita desesperadamente la mirada del otro, mientras el Yo burgués del siglo XIX tenía otros recursos, especialmente la cultura letrada, no la de la imagen.

Paula Sibilia considera que hay una parte positiva y otra negativa. La positiva es que ya no necesitamos ser fieles a una identidad, fija, estática, toda la vida, sin desviarnos un milímetro de ella, permitiendo ahora que nos reinventemos y ser más creativos. La negativa es que en los sujetos frágiles ese estar alterdirigidos, esa necesidad de construirse constantemente en base a la mirada de los otros y no en la propia interioridad “excluye la posibilidad de refugiarse en uno mismo.

Mucho más que en otras épocas se está pendiente en las redes de los comentarios, de cuántos amigos se tienen, si gusta o no gusta, de los seguidores. Si lo importante no es la esencia sino la apariencias, necesitas ser visible para existir. La diferencia entre una persona y un personaje es la soledad. Un personaje nunca está solo, siempre hay alguien que los ve o sabe lo que les está pasando. Ya no son los 15 minutos de fama de Warhol, sino todo el tiempo. Y para eso te has de inventar personajes, competir con técnicas de autopromoción personal en el mercado de las miradas, espoleados por la publicidad, el cine o la televisión. Y esa necesidad de cambiar constantemente de identidades –incluida la obsesión por la estética y la cirugía–, genera una subjetividad muy vulnerable y extiende el mal contemporáneo: la ansiedad, pero también anorexia, depresión, pánico, hiperactividad o desconcentración”. Si antes la gente podía seguir el relato cronológico de su vida mediante un álbum fotográfico, con su aura material, ahora las fotos digitales son de usar y tirar, mostrarse un momento en Facebook o Fotolog y luego descartarlas. La identidad deja de ser estable. Se vive una época de transición: la apariencia aún necesita el contrapunto de la interioridad y subsiste la conciencia del desajuste entre la apariencia y lo que uno es.

¿Qué es real y qué es ficción? Tal vez, como dice el poeta Albert Roig: “El 90% no es verdad y sólo el 10 por ciento es mentira”. O –dice la antropóloga de la Universitat de Barcelona Mercedes Martorell– “los personajes que nos inventamos para tener la aprobación de los otros también son reales”. El disfraz revela a veces más de una persona que el espejo.

Fuente: La Vanguardia.Com / 28 de julio 2011.

Autor:   Josep Massot

¿Por qué en Salinas no hay una comunidad que se llame Río Jueyes? / Sergio A. Rodríguez Sosa

Un lector del artículo Barrio Río Jueyes de Salinas del historiador Rafael Torrech San Inocencio escribió un comentario indicando que Río jueyes es un barrio de Coamo y no de Salinas. Aprovechamos ese comentario para ofrecer algunos datos al respecto.

Según datos oficiales el municipio de Coamo de divide en los siguientes barrios:

Coamo Arriba, Coamo Pueblo, Cuyón, Hayales, Los Llanos, Palmarejo, Pasto, Pedro García, Pulguillas, San Idelfonso, Santa Catalina.

Barrios de Coamo

Recordamos que en Puerto Rico el territorio de los municipios se subdivide oficialmente en barrios. Dentro de los barrios hay comunidades y sectores a los que usualmente llamamos barrio, pero que no constituyen legalmente barrios en sí mismo. Así por ejemplo, en el barrio Lapa de Salinas están ubicadas las comunidades Vázquez, Lapa, Sabana Llana y Coco.

¿Por qué nuestro lector afirma que Río Jueyes es un barrio de Coamo? El lector está confundiendo el concepto oficial de barrio con el de sectores o comunidades dentro de un barrio.  Lo que ocurre es que en el barrio San Idelfonso de Coamo hay una comunidad conocida como Río Jueyes, colindante con el sector Mariano Colón de Coamo y con Salinas. El cuerpo de agua que llamamos Río Jueyes marca la frontera entre Coamo, Santa Isabel y Salinas. La comunidad a la que hacemos referencia está en la margen Oeste del Rio Jueyes.  La margen Este del rio también estaba habitada hasta mediados del siglo 20.  En ese punto las casas de un lado y del otro del río recibían el nombre de Rio Jueyes.

Barrios de Salinas

En ambas franjas del rio existían otros sectores rurales cuyos habitantes se aprovechaban de las aguas del rio y de las quebradas de la zona para sus actividades económicas y domésticas. En el territorio existían sectores poblados con nombres como Cedro, Barrito, La Zanja y La Joya. El sector era rico en agricultura y ganadería de carne y lechera. A mediado del siglo 20 en la margen Este del río funcionaban más de una docena de productores de leche y quesos.

Todos la población al lado Este del río fue desalojada de sus comunidades y haciendas en la décadas de 1940 y 1950 para establecer una base militar de los Estados Unidos. De esa manera la población de Río Jueyes del lado de Salinas desapareció. Los desalojados se desparramaron tanto hacia Coamo como hacia el barrio Lapa de Salinas donde se crearon las Parcelas Coco y Vázquez para reubicarlos. El desalojo por razones militares arruinó una importante industria agropecuaria y destruyó los vínculos comunitarios de poblaciones centenarias.

Por razón del desalojo militar el nombre de la comunidad sobrevivió en la margen Oeste del Río y no así en el propio barrio Río Jueyes de Salinas. Posterior a las expropiaciones militar solo quedaron algunos sectores poblados al sur del barrio Río Jueyes, como Cerrillo, El Arenal, Los Poleos, Borinquen y La Playa. A mediados del siglo 20 se creó la comunidad de las Parcelas Ochentas, que a mi manera de ver, es actualmente la concentración poblacional rural más importante del Barrio Río Jueyes, es como decir la nueva comunidad Río Jueyes de Salinas.

©SRS

Libros: Una biografía de Ernesto Guevara / José Manuel Solá

Debido a una avería en un transformador, todo el bloque donde vivo quedó sin servicio de energía eléctrica entre las 10:00 a.m. hasta las 10:30 p.m.

Como viajo en octubre y tendré que pasar un montón de horas en el aeropuerto de Panamá, compré una biografía del Ché Guevara de más de 500 páginas y la guardé en el maletín de mano. Bueno, a la hora de estar sin nada que hacer y sudando como caballo viejo (recuerden que ahora mismo es pleno verano en Puerto Rico) decidí sacar el libro pensando que me dormiría antes de llegar a la página 20. ¡Craso error! La lectura me capturó y no pude dejarlo hasta que las sombras de la noche llenaron mi casa.

Tal vez conocen el libro. Se titula: CHE / La vida por un mundo mejor y el autor es un tal Pacho O’Donell. Bueno, lo de “un tal” lo digo porque yo no conocía su nombre ni su trabajo, pero leo y compruebo que es un escritor argentino formidable.

Pienso que si alguien, a estas alturas, no conoce al Ché, el libro a recomendarle es este. Por supuesto, aún no he completado 1/4 parte del libro, pero por lo leído hasta ahora, es la mejor biografía del Guerrillero Inmortal que yo haya leído. Claro, es lamentable que mucha gente -con los prejuicios que existen por estos lares, busquen trabajos mediocres que confirmen esos prejuicios. Yo se lo recomiendo a la gente que se precie de inteligente, de tener una mente abierta.

Tal vez lo acabe de leer antes de salir de viaje y ese día me busque dos o tres lecturas baratas para matar el tiempo. Porque lo más increíble es que el libro lo conseguí en Walgreen’s…!

José Manuel Solá

.

¿Cómo piensa Anders Breivik? / por Bret Stephens

The Wall Street Journal resume la columna que publicó sobre el atacante de Oslo bajo el título indicado arriba de la siguiente manera:

Bret Stephens cuestiona la caracterización popular de cristiano o de ultraderechista atribuida al gatillero que asesinó un centenar de personas en Oslo, capital de Noruega. Tan importante como la afiliación de Breivik a esos grupos es su medievalismo fetichista manifestado por sus vínculos con un grupo de Caballeros Templarios que se reúne secretamente, así como el diseño de su propio uniforme militar que pide lucir durante su juicio. Igual que Bin Laden y sus seguidores, la visión del mundo de Breivik está definida principalmente a la manera política de los siglos 13 y 14 afirma Stephens.

Esa visión del mundo busca fundamentalmente acelerar un apocalipsis. Al igual que los islamistas que odia, Breivik cree que una pequeña escaramuza que genere caos desencadenará un caos mayor. Este ultraderechista y fundamentalista considera que los medios que cubran su juicio le servirán de propaganda para que más personas se unan a su causa. Eso mismo pensó Bin Laden que provocaría el Atentado del 9 de septiembre contra las torres gemelas y hasta cierto punto logró que su movimiento tomara auge. Breivik escribió antes del acto atroz “hoy te transformarás en inmortal”. Parece que literalmente quería decir eso. Cualquier otra cosas que se pueda decir de esa particular aspiración, difícilmente se la pueda llamar religiosa (¿cuál sería entonces el sentido de una vida después de la muerte?), o cristiana (matar niños en masa no es el principio de ninguna fe cristiana), o conservadora (una tendencia política que es fundamentalmente antiutópica). Es un milenarista: cree que todo tipo de posibilidades de redimirse están al otro lado de una prueba severa de caos y sufrimiento indescriptibles.

Nada que el fanatismo torcido de estos personajes no surge de la nada. ¿No le parece que los bombardeo perpretados por la OTAN con el visto bueno de las Naciones Unidas, contra civiles en los países árabes son una forma de xenofobia e islamofobia?

Fallece el profesor Telesforo Figueroa

Notificamos el deceso del maestro y abogado Telesforo Figueroa. Míster Telesforo falleció el pasado 25 de julio. Durante algunos años trabajó como maestro en la Escuela Superior de Salinas, cuando su sede era el antiguo edificio Luis Muñoz Rivera. Allí impartía las clases relacionadas con la historia de Puerto Rico y los Estados Unidos. En Salinas procreó una familia junto a la también maestra Isaura Torres. En la década de 1960 estudió derecho y una vez autorizado a ejercer dicha profesión se estableció en su pueblo natal Santa Isabel.

Su hijo Julio Arturo Figueroa nos informa que los restos de Mister Telesforo Figueroa estarán expuestos este jueves 28 de julio en la Funeraria El Cemí de Santa Isabel. El sepelio se efectuará el viernes 29 en el Cementerio Municipal de dicho pueblo. Descanse en paz.