Canadá honra el talento beisbolero de Roberto Alomar

El pasado sábado fue exaltado al Salón de la Fama del Béisbol Canadiense el estelar segunda base de los azulejos de Toronto, Roberto Alomar. El 10 veces ganador del Guante de Oro de las Grandes Ligas recibió con alegría la distinción y dijo sentirse orgulloso de haber vestido el uniforme del los azulejos, con cuya gorra prometió algún día recibir idéntica distinción en Cooperstown.  Alomar, que también es miembro del Salón de la Fama del Béisbol Latinoamericano, por no mencionar los de su país de origen,  fue víctima de la visión prejuiciada de algunos cronistas deportivos que impidieron fuera exaltado al Salón de la Fama del Béisbol Estadounidense a pesar de sus incuestionables méritos.

El salinense, nacido en un hospital de Ponce, posee un extraordinario récord beisbolero, que lo coloca entre los grandes de todos los tiempos de ese deporte. Es también el ídolo de una enorme fanática en los Estados Unidos y el Mundo.  En Puerto Rico, es inspiración para cientos de niños que desde las pequeñas ligas buscan emularlo.  Ese hecho lo ejemplariza la expresión de admiración y cariño  manifestada recientemente por el cayeyano Christian Colón, seleccionado por los reales de Kansas City en la cuarta ronda del sorteo de novatos para las Grandes Ligas.

Se espera que en la próxima votación para la exaltación del Salón de la Fama del Béisbol de Estados Unidos se superen los prejuicios y nuestro Roberto Alomar ingrese victorioso a ese pabellón con la gorra de los azulejos en la cabeza y la bandera puertorriqueña en el corazón.

srs