El Revolú / Marinín Torregrosa Sánchez

Los enanitos están en huelga y se apoderaron del palacio del saber.  Reclaman parte de las monedas del tesoro que hay al final del arcoíris para mejorar las condiciones  del palacio.

Pinocho no entiende por qué.

—Si en la isla de los cuentos se vive muy bien. Es una fortuna y un privilegio.

No quiere reconocer que el Lobo Feroz, aunque amigo suyo, se comerá a los Tres Cerditos y va a mancillar a Caperucita. La Ogro en la ribera y la bruja malvada en el Sena… perdón, en la cena, se han dado un atracón de niños crudos.

El Flautista de Hamelín desfiló con los ratones, marchando se han formado en la entrada del palacio. Ni siquiera dejan pasar a Mamá Osa con sopas para los enanitos. A Juan Bobo lo agredieron cuando quiso pasar con su puerca.  Llamaron terrorista al Payaso Trompetilla cuando con manguera en mano pretendía aliviar la sed de los enanitos que llevaban tantos días hambrientos.

—¿Dónde están las hadas madrinas, Aladino con su lámpara maravillosa?

Allá en lo alto de la torre, Humpty Dumpty amenaza con lanzarse.

—¡Cuidado Pinocho!

Otro huevo le cayó encima.

©Marinín Torregrosa Sánchez

Cosas de la fauna política / Félix Ortiz Vizcarrondo

En la pintoresca fauna política nacional se escuchan frases la mar de interesantes, algunas  repletas de falsa humildad, falta de consideración y menosprecio a la verdad.

Sin embargo, en estos días de pre-primarias en Salinas he escuchado algunas frases que  merecen ser consignadas en el anecdotario político local porque rayan en lo inconcebible.  Adivine usted que aspirante hizo estas inesperadas expresiones:

“No hago muchos programas ni cuñas radiales, fotos, pasquines y hojas sueltas porque no me gusta molestar.”

“No uso automóviles con altoparlantes potentes por no causar mucho ruido  y para evitar la contaminación ambiental.”

“No hago muchas caminatas para que no identifiquen la gente que me apoyan.”

Sorprendido por estas revelaciones, espero que a esta persona aspirante a un cargo político no se le ocurra decir:

“Para demostrar que no tengo nada que esconder al pueblo, voy a hacer mi campaña como Dios me trajo al mundo: ¡esnú!”

©Félix Ortiz Vizcarrondo

Cerrado por hoy

Los trabajadores de este Blog rehúsan trabajar en el día de hoy en solidaridad con los estudiantes de la Universidad de Puerto Rico.

Exigen que la administración universitaria deponga su actitud partidista e inicien de inmediato las negociaciones.   Reclaman que dichas negociaciones se conduzcan de acuerdo a lo que la propia Universidad enseña sobre negociación, mediación de conflictos y resolución de situaciones.

Exhortan al estudiantado a  enfrentar la situación como hasta ahora: dando cátedra sobre cuáles son los estilos que deben primar en el ámbito universitario y avivando la esperanza del pueblo  de que algún día su liderato político y gubernamental actue contrario a los desatinados métodos que aplican nuestros actuales dirigentes.

Comentando fotografías, 56: Recién casados frente al Altar

Esta vez presentamos una hermosa fotografía tomada probablemente por un fotógrafo profesional. Pertenece a la colección de Margie Maldonado, cuyo nombre boricua de soltera es Margie Garay Bermúdez.  La familia de Margie, encabezada por su padre Guillo Garay, residió por un tiempo en la calle Palmer, vecinos inmediatos de doña Lilliam Marrero.  Gracias a Margie, disfrutamos de esta foto tomada en febrero de 1957 durante la boda de su tía Iris con Manuel Mundo.   En la foto se aprecia el antiguo Altar Mayor de la Iglesia de Nuestra Señora de la Monserrate y el muro donde se tomaba la comunión de rodillas, según establecía el ritual católico de la época.  Observe con detenimiento la foto y disfrute de una estampa de ayer.

Foto proporcionada por Maggie Garay Bermúdez