Payaso de medianoche… / José Manuel Solá

Pues… hoy quiero invitarlos a mi fiesta, los invito a danzar, cantar… ¡vamos!… ¡los invito a la vida! Pinten de colores vivos los paraguas y pinten de color las bicicletas.

O vengan como estén, es decir, pueden dejar las máscaras si así lo desean… aunque es posible que el mundo ya no los reconozca. Y no teman, esto que ven rodando por mi rostro no son lágrimas, no es dolor ni tristeza, es que estuvo lloviendo en el camino y ya ustedes saben: la lluvia nos alcanza. Pero miren mi máscara, esta sonrisa grande, esta alegría inmensa, tanta felicidad que se me salta que, aunque las lloviznas haya desdibujado un poco, sigue ahí, en el rostro que aún no se derrumba. Mi máscara… compañera de oficio. Y sí, es posible que oculte un vacío grande como la vida misma, es posible… Pero no importa: mi oficio es reír y hacer reír, pues… ¡nada más importa!, los invito a la fiesta.

Y si me ven llorar, no se preocupen; es función del payaso, parte de la comedia. Vengan con todo lo que tienen, descorran la cortina, canten desaforados, suelten globos al aire con estrellas y lunas, tiren besos al aire desde la palma de sus manos y rueden por la arena, llénense esos ojos con la dulce locura de esta vida alucinante, hasta que el público aplauda con delirio….

Después, siéntense aquí, a mi lado. Y pensemos….

José Manuel Solá

20 abril de 2015

Salinas / José Santiago Rivera

mapasalinas1Salinas tiene la distinción de ser el único pueblo por el cual pasan dos de las tres principales carreteras del país. La Carretera Número 1 que atraviesa toda la cordillera central, pasando por la famosa cuesta llamada La Piquiña hasta llegar a Salinas y de ahí toda la costa sur hasta Ponce. Esta ruta que era la principal vía de acceso entre las dos principales ciudades del país ahora es la autopista 52. La otra es, la Carretera Número 3 que se origina en San Juan atravesando los pueblos costeros del noreste, este y sureste de Puerto Rico terminando en el pueblo de Salinas donde se fusiona con La Carretera Número 1 y con la Autopista 52.

El barrio Playa  de Salinas  es conocido en toda la isla por los famosos restaurantes de mariscos: El Capitán, de Manolo Correa, El Pola’s place, el restaurante Doña Bárbara y El Ladis Place. Este último iniciador del sabroso mojo isleño, cuya fama se extendió allende los mares. El Roble, con sus siete potencias (sopa de mariscos y otras carnes) se unió luego a esta cuarteta de lugares donde se consumían los más suculentos mariscos.

Ubicaba en Salinas una de las más prosperas centrales azucarera, La Central Aguirre. Fue tan portentoso su desarrollo que creo un próspero poblado corporativo dentro del municipio de Salinas. Con su propio teatro, su hotel de elegante fachada y hasta sus propio código de correo y teléfono. Su iglesia metodista, sus escuelas, su campo de golf y sobre una colina el majestuoso hospital donde nacieron muchos salinenses. Los actuales nacen en hospitales de otras municipalidades.

Es Salinas poseedor de grandes extensiones de terrenos fértiles, para el desarrollo de la agricultura, con una bahía donde se puede desarrollar una gran marina. Un amplio Mar Caribe para el crecimiento de una sustentable industria pesquera. La naturaleza proveyó a nuestro pueblo de  Salinas con suficiente belleza para la creación de una prospera industria turística.

De su gente ni hablar. No solo su sencillez y honestidad, también su hospitalidad con todos. Ha tenido a través del tiempo grandes exponentes en todas las facetas del arte. En los deportes ni se diga, campeones a granel y para grandeza mayor uno de sus hijos tiene un sitial en Cooperstown. De la belleza de sus mujeres ni hablar, una Miss Puerto Rico y una Miss Universo dan fe de ello.

Siendo Salinas un pueblo tan céntrico, con esa ubicación de privilegio y tantos atributos ¿Por qué no se desarrolló hasta convertirse en una gran ciudad? Si, en una ciudad, de las mejores del país. ¿Dónde está la razón del estancamiento? Pueden ser varias las razones que incidieron en esto, la más significativa: la falta de verdadero liderato de quienes lo han administrado.  Alcaldes con poca capacidad administrativa, otros con poca iniciativa, faltos de compromiso y sin visión de futuro. Tal vez todos bien intencionados, pero mal asesorados.

La política tiene una particularidad que embrutece a quienes incursionan en ella, principalmente por esa persistente creencia de que sus prioridades y su lealtad están con el partido político al que pertenecen y en los colaboradores políticos.  Un alcalde bien intencionado, con un equipo de trabajo mediocre y sin compromiso con un buen servicio al pueblo, es desastroso.

El compromiso, ese deber primordial tiene que ser con el bien común del pueblo que le confió la poltrona municipal. Ninguna prioridad ni lealtad puede ir por encima del desarrollo social y económico. Cuando eso no ocurre, terminamos en lo que somos. Un pueblo que se ha quedado atrás en relación a otros pueblos con menos atributos.

Un administrador exitoso es aquel que escoge el mejor recurso humano para conformar su equipo de trabajo. Es aquel que tiene confianza en ese equipo, que sabe delegar funciones, pero a la vez es un eficiente supervisor. Es el que logra ganarse el favor y la aceptación de todo un pueblo, venciendo el fanatismo político que divide y embrutece. Su nobleza resalta cuando ofrece la misma calidad de servicio y las mismas oportunidades a todos sus conciudadanos.

No basta tener alcaldes bien intencionados que no dejan huellas. Huellas más profundas que las de un gigante caminando sobre la arena mojada. Es la hora de líderes visionarios, comprometido con el desarrollo sostenido que nos convierta en lo que debimos ser desde hace mucho tiempo, una gran  ciudad.

 

José Santiago Rivera

2015_04_20_00_03_220001

Kansei : un libro de Josué Santiago de la Cruz

por Sergio A. Rodríguez Sosa

1

¿Qué me traerá

volando en lontananza

esa gaviota?

jsc

Este libro de micro poemas al estilo de la métrica del haiku japonés que me ha llegado a las manos deslumbra. Es un matojo vigoroso de sensaciones físicas y mentales como pocos en la literatura miniaturista puertorriqueña.  Me atrevo a decir que si las agrupaciones literarias nacionales superan los círculos viciosos autorales y metropolitanos, este libro debe brillar entre los mejores libros de las letras puertorriqueñas publicados este año. Por cierto, hasta ahora, es el libro más voluminoso de poemas al estilo japonés publicado en la literatura puertorriqueña. Acercamientos anteriores al género son los libros Sushi (2009) de Samuel Medina, ganador del primer certamen de poesía de la UPR (82pp) y Microgramas de sol (2013) de Luis Francisco Cintrón (40pp).

A lo largo de 164 páginas se presentan trescientos espacios poéticos que producen respuestas psicológicas y racionales sobre actos naturales, paisajes, sentimientos, ideas e imaginaciones.

No busque el lector en todos ellos la perfecta réplica temática del haikus clásico japonés, porque el autor trabaja la métrica clásica de tres versos de 5,7 y 5 sílabas combinando haikus y senryu desde su espacio vital poético. Así el soplo vital de la naturaleza y las flaquezas humanas tienen presencia en estos poemas cortos de 17 sílabas.   De esa manera la obra salpica al lector con lo clásico tradicional y con los temas filosóficos, cotidianos, críticos y míticos occidentales del presente.

Por eso, una buena parte de ellos expresan las características clásicas del haiku; el asombro surgido ante la contemplación de la naturaleza:

19

En la laguna

se escucha el parloteo

de las ondinas.

 

42

Grita aterrado

el trueno cuando el rayo

veloz desciende.

 Otros, remiten a juicios del autor sobre temas diversos acorde con los senryu, normalmente expresiones poéticas desaprobadas por los defensores del haiku arcaico, como se sabe, enraizado en las filosofías zen. Pero Josué Santiago en ningún momento proyectó que todos los espacios poéticos que recoge en este libro se ajustaran estrictamente al haiku clásico, y aunque ese no fuera el caso, es preciso recordar la vieja polémica en torno a si las formas tradicionales de poesía como el haiku puede practicarse sin alteraciones en otras tradiciones poéticas.

En esos otros espacios poéticos, Santiago de la Cruz elabora temas amorosos con toques de erotismo:

74

me tiraniza

tu boca humedecida

sobre mi piel.

 También nos remite a temas históricos, religiosos y cotidianos:

115

apenas vio

las naves españolas

se echó a llorar.

 

46

camino al cielo

pasó por el infierno

unos minutos.

 

157

en el fogón

la vieja hacia milagros

día tras día.

 La muerte, esa guerrera victoriosa, se elude aunque inútilmente:

115

la muerte anduvo

errante por mi alcoba

muerta de frio.

 Son también fascinantes sus poemas filosóficos y literarios;

44

cuando salió

volando la palabra

no encontró oídos

 

272

en el enigma

se viste de misterio

la poesía.

 

 264

en la mirada

llevaba don quijote

tantas verdades.

El autor de Kansei ha cultivado el micro relato en más de cinco libros y numerosas páginas web, entre ellas Encuentro Al Sur.  Como cultivador de ese género se proclama discípulo del escritor guatemalteco Augusto Monterroso. En el libro incluye un espacio poético basado en el famoso micro relato El Dinosauro. En ese senryu monterrosino juega entre géneros literarios, pues muy bien podría ser considerado también un micro cuento. Acá el vínculo con el texto de Monterroso es explícito. Lo extraordinario es que mantiene la misma cantidad de palabras; siete palabras donde se invierte el sujeto pero que arrastran toda la fuerza simbólica que caracteriza al micro relato de Monterroso.

17

allí espero,

paciente, el dinosaurio,

por Monterroso

Josué Santiago de la Cruz es un sexagenario escritor puertorriqueño radicado desde la década de 1980 en Filadelfia.   Nació en un hogar obrero en la época en que su natal Salinas era un gigantesco almacén de trabajadores cañeros.  Además de las limitaciones propias de las carencias económicas y sociales de aquellos años, confrontó problemas de aprendizaje que en su caso retrasaron la terminación de la escuela secundaria.    No obstante, llegó a su cuarto año de escuela superior cargando el conocimiento de un veterano estudiante universitario.  Criado en medio de un hogar de férrea disciplina religiosa, despunto como un ser libre, autodidacta y creativo que a lo largo de los años fue perfeccionando sus habilidades artísticas en el dibujo, la poesía y la narrativa.

Producto de su propio esfuerzo editorial son sus libros, en cuyas páginas ha cultivado la narrativa y la poesía. Desde 1999 ha publicado los siguientes libros: Cuentos del solar, Cuentos y des-cuentos, Primera antología de escritores salinenses, Cuentos para pasar el macho, Microficciones, Décimas de amor y rebeldía, Alfa y omega, El último reducto y ahora Kansei.

Ciertamente Kansei  es un libro para avivar sensaciones, pero la sensibilidad no se separa del intelecto, o,  ¿acaso el silencio no grita a viva voz?

232

libre el silencio,

se extiende por el mundo

a viva voz

 

©Sergio A. Rodriguez Sosa

El libro está dedicado a un mutuo amigo, el escritor y poeta Prof. Alberto Martínez Márquez.

Los Sindicatos y el Gobierno / José Santiago Rivera

OpiniónManifestacion

Durante siglos  los patronos abusaron contra los obreros explotándolos bajo condiciones de trabajo infrahumanas. Ante esto, gente con visión y valor se alzaron como líderes y organizaron a los trabajadores en la ardua lucha por condiciones de trabajo aceptables y unos beneficios que ayudaran a mejorar su calidad de vida. La lucha no solo fue difícil, costo muchas vidas. Al final los logros a favor del trabajador fueron significativos. Con el tiempo el liderato sindical fue evolucionando, ya las luchas no eran a favor de todos por igual. Empezaron a surgir los intereses particulares de muchos líderes sindicales y sus alianzas con el patrono. Los beneficios para el trabajador, el obrero que produce las riquezas del patrono no eran prioridad.

Los sindicatos se transformaron en entes con las mismas características de los patronos abusadores que forzaron su creación. Se extralimitaron en sus exigencias de derechos y beneficios disminuyendo considerablemente sus responsabilidades y con ello disminuyo su productividad y su eficiencia. Esto en parte los convierte en responsables del desmadre económico y social del país.

Los políticos en su afán desmedido de perpetuarse en el poder, acordaron alianzas con los líderes sindicales y utilizando los dineros del país concedieron beneficios, muchos de estos extravagantes a los sindicatos. Con esto solo consiguieron sangrar las finanzas del país (ya no queda dinero), pues mientras exigían beneficios, disminuían en calidad de trabajo. Hoy estos líderes sindicales sienten que están en control del poder político y amenazan con un paro general, que sería desastroso para el pueblo y que en nada afectaría al liderato político, pues los lideres político, rojos y azules seguirían turnándose en el poder.

Lo que no entienden los miembros de esos sindicatos, los que verdaderamente producen para el crecimiento económico del país,  es que ellos y sus familiares llevaran la peor parte ante la crisis actual y el desmadre que se avecina. Que se afectan menos sin unos beneficios marginales imposibles de mantener ante la crisis actual, que el quedarse sin empleo. Ante un paro general, habría que considerar si las consecuencias mayores serán en contra del pueblo trabajador y sus familiares.

 

© José Santiago Rivera

IN MEMORIAM: EDUARDO GALEANO

Hay un Sol Detrás de cada Eclípse

Galeano-ok3.jpg
Para Eduardo Galeano:
In Memoriam

No cabe duda
La asfixia tiene la leche agria
y el pecho deshecho
Cómo decirle que NO
que todavía tengo mucho corazón
si el aire se te quemó dentro del pecho
persiguiendo pajaritos
de historias marchitas y olvidadas
de esos cuentos tuyos que irrumpían
como asalto en el camino
porque no eran para dormir ingenuos
sino para sacudir trapiches
y un abrazo de azúcar para ingenios

Sobre tu cabeza
despejada de nubes
aterrizaban pichones
de cinco y dieciséis siglos
Y aviones trasantlánticos
con gritos de aldeas negras
Y con esos tiros en la nuca
en los que ensartabas
un índice acusador y justiciero

Nunca nadie fue nadie para ti
Quién se desveló más que tú
por los desguarnecidos y oprimidos
que veías hasta en sueños
con esos ojos verdes
de olivos del monte
que llevaban semillas en su centro
y alas zumbadoras en las cejas

Te escribo con la mano izquierda
como debe hacerse
para decirte
que van 500 años del gobierno
del campesino Sancho
y solo segundos
de tus hechos de apóstol
Pero las venas de América y del mundo
están abiertas por ti
esta mañana de abril
en que solloza la memoria
de un eclipse que no pudo ser
Un sol brinda luces y euforias
detrás de este eclipse
Y América despierta.

© Marcos Reyes Dávila

Fallece Eduardo Galeano / TeleSur

Eduardo Galeano

Galeano el amante y apasionado del fútbol, el escritor y periodista, el poeta y amante de América Latina se despidió del mundo a los 74 años. Personalidades del mundo político de América Latina se pronunciaron este lunes por la partida física del reconocido escritor y periodista uruguayo Eduardo Galeano. La muerte del autor de Las Venas Abiertas de América Latina llenó las redes sociales de recuerdos, citas y homenajes. El presidente de Ecuador, Rafael Correa; la defensora de los Derechos Humanos, Piedad Córdoba; el vicepresidente Ejecutivo de Venezuela, Jorge Arreaza; el filósofo Fernando Buen Abad, entre otras personalidades expresaron sus condolencias.

@Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección:
http://www.telesurtv.net/news/El-mundo-lamenta-la-partida-fisica-de-Eduardo-Galeano-20150413-0021.html.

 

lunadequeso_copy

Encuentro Intergaláctico / Josué Santiago de la Cruz

En ruta hacia la luna, guiados por el olfato y la gula, las ratas voladoras fueron interceptadas por una flotilla de vampiros que patrullaba la estratosfera.

Se enfrentaron en un encarnizado combate donde los roedores llevaron la peor parte.

Sólo un puñado de ellos logró escapar, internándose en el lado oscuro de la luna, que desde entonces, según informes clasificados de la NASA, ha ido reduciendo su tamaño de manera alarmante.

©JSC

Domingo Segundo / Carlos Román Ramírez

Hoy es domingo, domingo segundo,
segundo del año dos mil once,
estatuas de hielo,
de hielo y de bronce
componen mi mundo.
Hoy es domingo, domingo en desvelo,
domingo segundo igual que el primero.
La misma quietud,
la misma tristeza,
día del nada hacer, doliente letargo,
horas de trecientos minutos
pausados, soñolientos, amargos……
¿Divago menos que en domingos pasados?
si nada cambió pobre de mi……
cómo resistir tantos nuevos domingos
de recuerdos incrustados,
domingos del año en que habito
y te extraño.
Si fuera de Dios borrar domingos
no importaría quitarme peldaños
acabaría mi vida temprano
antes que vivir otro domingo segundo
que duele como entierro
en el barro.

Carlos Román Ramírez

Cómo te quiero / José Manuel Solá

Cómo te quiero

Te quiero para quererte,
para acompañar tus días y las lluvias de febrero,
para mirarme en tus ojos
y ver cómo la alborada se tiende sobre los cerros;
te quiero porque eres libre
y en tus manos la amapola se levanta como el fuego;
te quiero como un poema
que los siglos han escrito bajo las lunas del tiempo,
como a las hojas del árbol a la entrada del camino,
como a la canción del viento
y la oración de las manos con que cubres mis palabras
y la oración de los labios con que acaricias mis besos…
Te quiero como tú quieras,
como un milagro de estrellas sobre la piel de tus senos,
como a la aurora que duerme sobre tus ojos al pasar las golondrinas….
Te quiero, amada del alba,
con las lluvias de febrero…

(c) José Manuel Solá / 2 de octubre de 2014

Historia de una ciudad: Guayama (1898-1930)

Historia de una ciudad

Ediciones Bayoán: Arte y Cultura publicó recientemente el libro Historia de una ciudad: Guayama (1898-1930) del doctor Alexis O. Tirado Rivera. En opinión del doctor Félix R. Huertas González una de diversas obras publicadas en los recientes años en Puerto Rico que atienden el vacío de los estudios históricos sobre las municipalidades.

Según Huertas “… el libro del doctor Tirado es una valiosa aportación a la historiografía puertorriqueña y un excelente trabajo de microhistoria. Es un trabajo riguroso, preciso y profundo que se sostiene por una variedad de fuentes documentales. Es un excelente recurso de información para entender el Guayama de principios del siglo pasado y una mirada extraordinaria para entender nuestro presente. Con la publicación del libro Historia de una ciudad: Guayama (1898-1930) del doctor Tirado se llena un espacio desatendido y se logra ampliar y profundizar en la historia de un municipio emblemático para el devenir de nuestra Historia de Puerto Rico”.

El doctor Alexis O. Tirado Rivera, catedrático auxiliar del Departamento de Humanidades de la Universidad de Puerto Rico en Cayey, obtuvo su Doctorado en Filosofía y Letras, concentración en Historia, en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras. Realizó su maestría en Artes con concentración en Historia en el Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe en San Juan de Puerto Rico. Durante el año 2006 dirigió el Departamento de Humanidades de la Universidad de Puerto Rico en Cayey. Ha dictado ponencias y publicado escritos sobre temas históricos en periódicos locales y revistas académicas. También ha laborado en los recintos de Guayama y de Cupey de la Universidad Interamericana y en la Universidad del Turabo en Gurabo.

El Libros se presentará el próximo 9 de abril a partir de las 4:00 pm en la Casa del Rector de la Universidad de Puerto Rico en Cayey.

srs