El lugar mas importante del país / Marinín Torregrosa Sánchez

Mientras meditaba en la intimidad de una mañana como tantas, dando gracias por un nuevo día, hacia mis plegarias al Todopoderoso por mi familia, amigos, trabajo, mi pueblo y por los necesitados. En medio de mis oraciones recordé a mis padres, el humor y su ingenio. Particularmente el de mi papá Moncho. Para él la comodidad en su casa era de vital importancia. Claro dentro de lo que su limitación económica le permitía.

Era el rey de los controles remotos. Tenia un televisor en su cuarto, en la sala y en el cuarto dónde se quedaba quien lo fuera a cuidar. En su habitación tenia aire acondicionado y en cada rincón de la casa un abanico. ¡Ja! Ni se imaginan dónde todavía está el más viejo de ellos: en el lugar más importante del país. Sí aquí mismo donde me encuentro escribiendo.

Allí se toman las decisiones más importantes porque es un lugar para estar a solas con nuestra conciencia, con nuestros sueños, ambiciones, miedos, corajes… dónde planificamos la agenda del día, leemos el periódico, testeamos y jugamos con el Galaxy o Iphone. Allí no podemos enviar a otro a hacer lo que nos corresponde, en otras palabras, nadie puede ir por ti.

¿Puedes entonces, comprender cómo surgen las “célebres ideas” de los políticos? ¿Entiendes ahora por qué hay que salir corriendo a votar el 19 de agosto? Para que ningún legislador se sienta ofendido por lo que digo, que igual que tu y yo se sientan en el inodoro.

Marinín Torregrosa Sánchez, 14 de agosto de 2012.

About these ads

Un pensamiento en “El lugar mas importante del país / Marinín Torregrosa Sánchez

  1. El escultor Auguste Rodin en 1902 da ha conocer su obra “El pensador,”un hombre sentado, con su barbilla reposando sobre su mano, meditando. Tu narracion me recuerda esa escultura. Lo interesante de la efige es que el hombre esta completamente desnudo porque para tomar decisiones importantes debemos desnudarnos, no literalmente, pero si de nuestras ideas preconcebidas, de nuestros prejuicios… en fin, olvidarnos de todo aquello que nos divide como pueblo.
    Muy bien pudo el artista sentar su pensador sobre un inodoro, lo que hubiese dado a la escultura un sentido de desechar aquellas ideas o pensamientos que impiden tomar decisiones sabias para el beneficio de todo un pueblo.

    Abrazos, Marinin

    Te gusta esto

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s